El amigo que nunca se va (+Video y Fotos)

2017-08-15 10:36:43 / web@radiorebelde.icrt.cu / Demetrio Villaurrutia Zulueta

El amigo que nunca se va

Nunca imaginé que tuviera que escribir de mi “profe” en pasado…Mas, me niego hacerlo en tiempo pretérito sobre la persona que, aunque ya no está físicamente entre nosotros, nunca morirá, si asumimos una de las esencias que nos inculcó: La prensa debe ser espacio de meditación, pero también para encantar.

Fue una de las definiciones de Antonio Moltó sobre el periodismo, reflejo también de la coherencia con que este hombre asumió la vida para aportar a los demás y darlo todo, y dejar una huella infinita en el gremio que dirigió y en quienes lo admiramos y quisimos.

Amigo fiel, hombre cuyo torrente de pensamiento fue inacabable, que asumió cualquier idea por muy complicada que fuera; paciente, pero a la vez hiperquinético desde el pensamiento; dedicado a escuchar pero también a sugerir, por esa gran capacidad de evaluar un fenómeno, desarticularlo y devolverlo integrado todo, hasta el más mínimo detalle.

Prefiero Moltó hablarte en presente- vivo, desde las enseñanzas que dejas, para el periodismo y la vida; prefiero verte en cada pasillo de Radio Rebelde, en tu antigua oficina o muy temprano en Haciendo Radio, rasgando un papel con tantas anotaciones que muchas veces, éramos incapaces de comprender por tú alta capacidad de ver el futuro y analizar el presente.

El amigo que nunca se va

Prefiero recordarte en la locura de esas tormentas de ideas que iniciabas a cualquier hora del día o cuando en medio del programa que más quisiste – Haciendo Radio- , decías: “… hay que cambiarlo todo, la noticia es otra, necesitamos reconstruir la emisión...”. Nunca olvidaré con el orgullo que hablabas de ese espacio, del que no fuiste el creador, pero lo re-fundaste “… fue también una oportunidad para entonces verme y reconocerme entre un grupo que estaba en condiciones todavía para dirigir un programa como ese donde logramos cosas que pueden ser para un programa o para una entrevista (…) fueron mis años más felices”, así afirmabas en cierta ocasión cuando te preguntaron sobre la huella que había dejado en ti este programa radial.

Fuiste la locomotora, un tren de pensamientos, ideas que diseminaste a todos y en todos y sin proponértelo “sembrabas” el silencio en los demás, que asumían toda tú atención para escucharte dondequiera que llegabas. Tú opinión fue siempre imprescindible.

Hablando Claro fue otra de tus obras porque entendiste la esencia de este espacio de opinión y como Martí, la utilidad de la virtud “para mí eso tiene un valor indispensable de siempre y de estos tiempos, por la decencia del país, por la ética nacional, por el sentido de la individualidad personal y colectiva”. Eso significó para ti.

El amigo que nunca se va
En el estudio 1 de Radio Rebelde en las grabaciones semanales de "Hablando Claro". Fotos: Pablo Rafael Fuentes

Revolucionario hasta la médula, innovador, cuestionador de lo mal hecho, exigente pero a la vez educador, cubano reyoyo sin palabras rebuscadas, de al pan pan y al vino vino, comprometido con su época y su país, fiel a la gente que lo quiso y confío en él “traigo el barrio a cuestas, traigo el cubano con sus historias y nuestra misión suprema es seguir haciendo Revolución”, afirmabas.

Moltó era así. Nunca se dio por vencido, tampoco se cansó. Su optimismo y fuerza mental eran tan grandes que en ocasiones las metas que generaba resultaban poco menos que imposibles; tenía la capacidad de contagiarnos a todos “lo dice Moltó”, eso bastaba para certificar o darle crédito a una idea.

Otra cosa extraordinaria recuerdo de ti: tú infinita confianza en los jóvenes periodistas a quienes les diste la posibilidad de reafirmarse como profesionales en misiones para las que pensamos alguna vez, no estaríamos preparados, “tengo una impresión fabulosa del relevo, de su preparación, de su consagración a este tema y de su valor; porque yo me siento en ellos como una representación de cómo yo empecé”, dijo a una colega.

El amigo que nunca se va
Antonio Moltó junto a estudiantes de Periodismo de la Universidad de Oriente Foto: Alejandro Castañeda

El mayor tributo a ti será luchar por las ideas que nos dejaste, los valores humanos y éticos que enseñaste, la humildad y modestia con que asumiste cada reto.

Una vez al definir como tantas ocasiones al periodismo dijiste: “Es enorme la dicha que supone salir al encuentro de los demás, escuchar su aliento y su desaliento, su esperanza y frustración y acompañarlo con tu discurso, para esperanzarlo, no para que se hunda en su propia tragedia”.

Amigo, nos acompañarás siempre.

Sugerimos en video declaraciones de Antonio Moltó en un espacio de reflexión junto a jóvenes periodistas cubanos:



El amigo que nunca se va

El amigo que nunca se va

El amigo que nunca se va



Artículos relacionados



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015