El Camagüey se va a la guerra

2018-11-05 07:56:49 / web@radiorebelde.icrt.cu / Miozotis Fabelo Pinares

El Obelisco en Las Clavellinas, erigido en 1930, recuerda la memoria de los 76 patriotas alzados en ese lugar el 4 de Noviembre de 1868
El Obelisco en Las Clavellinas, erigido en 1930, recuerda la memoria de los 76 patriotas alzados en ese lugar el 4 de Noviembre de 1868

Camagüey, Cuba.- En el paso de Las Clavellinas, del río Saramaguacán, se efectuó el acto conmemorativo por el aniversario 150 de la incorporación de esta región a la Guerra de Independencia.

La historiadora Elda Cento, tuvo a su cargo un breve recuento sobre los sucesos de aquella jornada y sus antecedentes, y plantea que “los camagüeyanos teníamos algo, que no tenía ningún otro pueblo de Cuba, la experiencia del alzamiento en San Francisco de Jucaral, protagonizado por Joaquín de Agüero, en 1851; quien se levantó en armas con la bandera que hoy constituye nuestra enseña nacional”.

La noticia de los sucesos ocurridos en el ingenio Demajagua llega al Camagüey con rapidez, por lo que de inmediato las autoridades españolas tratan de impedir que la insurrección gane fuerza con la incorporación de la región.

Al amanecer del 11 de octubre de 1868, los habitantes de la ciudad presencian la ocupación militar de algunos inmuebles de relevancia, incluido el despliegue de piezas de artillería; y el Teniente Gobernador, Julián Mena publica un bando, en el que declara “el estado excepcional del Distrito de Puerto Príncipe”

Por tanto, recuerda la historiadora, “el inicio de la revolución en Oriente demanda, de manera urgente, la incorporación de todas las fuerzas del Camagüey a la guerra.

“La situación se torna muy peligrosa, confirmada con el telegrama que envía José Ramón Betancourt a Salvador Cisneros, y en el que comunica que «las autoridades españolas han enviado, por vía marítima hacia Nuevitas, mil 500 rifles para enfrentar a los patriotas de Oriente, armas que serán trasladadas hasta la ciudad de Puerto Príncipe, por el ferrocarril».

“La firme decisión de Salvador Cisneros Betancourt, de no permitir que los españoles concentraran en Puerto Príncipe, todo el poderío contra los patriotas orientales, determina el alzamiento de los camagüeyanos el 4 de Noviembre de 1868, en el paso del río Saramaguacán, conocido como Las Clavellinas”.

Rememoran el alzamiento de Las Clavellinas

Esa madrugada, según los testimonios de entonces, referidos por la historiadora Elda Cento, “la ciudad parecía una colmena alborotada; por todas las salidas se encontraban diez o doce, a menudo con rifles, otros con escopetas, los otros con trabucos, muchos con machetes y otros sin armas de ninguna clase; pero todos convocados por el grito de ¡Viva Cuba Libre!, y enarbolando la bandera de la estrella solitaria, que hoy es nuestra enseña nacional”.

En el paso de Las Clavellinas, Monumento Nacional, donde hace 150 años se produce la incorporación del Camagüey a la Guerra de Independencia, los patriotas de hoy, como continuidad de la Revolución iniciada en 1868, ratifican los compromisos de trabajar con eficiencia e impulsar las tareas, a través de la palabra del Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, (PCC), en el municipio de Camagüey, Daniel Fuentes.

Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, (PCC), en el municipio de Camagüey, Daniel Fuentes.

“Qué mejor día para convocarnos a trabajar más y mejor en la jornada que hasta el 26 de Julio de 2019, desarrollaremos los camagüeyanos, merecedores de la sede del acto provincial por la efemérides Moncadista; precedida por la celebración de los 505 años de la fundación de la otrora Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, en el próximo mes de Febrero.

“El pueblo de la capital agramontina asume un alto compromiso ante la dirección del Partido y el Gobierno en la provincia, y ante la Revolución misma, expresión de la confianza depositada en nosotros para hacer más, en beneficio de todos.


Escuche y descargue el reporte en audio desde nuestro canal en Ivoox:

“El llamado que hacemos hoy al pueblo, tiene la inspiración de Fidel, cuyas palabras del 11 de mayo de 1973, en ocasión del centenario de la caída en combate del Mayor Ignacio Agramonte, tienen que convertirse en un referente permanente para la actitud diaria ante el trabajo”.

«Si queremos saber cómo deben ser los camagüeyanos en esta lucha contra la pobreza, en esta lucha por el desarrollo, en esta lucha por la Revolución: ¡Como los soldados de Ignacio Agramonte, y cargar al machete, como cargaba su caballería gloriosa en aquella épica contienda!»

Aseguró el Primer Secretario del PCC en el municipio de Camagüey, Daniel Fuentes, que “la respuesta a los retos que asumimos, productiva, eficaz, y política, será nuestro tributo a los héroes y mártires para cumplir el sagrado principio de que «el mejor homenaje es el diario cumplimiento del deber».

Los hijos del Camagüey Legendario, en una jornada cargada de historia y compromiso, están convocados a nuevas conquistas en la producción, y en los servicios; y para el fortalecimiento político de la Revolución, en el municipio cabecera de la provincia. (Fotos de la autora)

Si su conexión es lenta escuche esta versión



Artículos relacionados



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015