El Caribe insular: unión en la diversidad

2014.12.05 - 17:05:08 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yirian García de la Torre

Entrevista a la Doctora Iraida Camejo, cuya tesis doctoral en el Caribe insular multiplica remembranzas, criterios, unidad. Foto Yirian García
Entrevista a la Doctora Iraida Camejo, cuya tesis doctoral en el Caribe insular multiplica remembranzas, criterios, unidad. Foto Yirian García

En 1985 terminó su doctorado en Bulgaria (en la antigua Escuela Superior del Partido). “Allí nos preparamos en ideología marxista, con exámenes de mucha rigurosidad.

“El tema fue muy importante en mi vida profesional y punto de partida. En aquel momento se desarrollaba la revolución en Granada, me resultaba interesante la figura de Maurice Bishop y quise escoger su partido porque era una excepcionalidad en la zona.”

Así rememora la doctora Iraida Camejo Casanova, con sus más de 70 años, llenos de energía. Es jubilada activa, consultante y colaboradora permanente en investigaciones, clases y conferencias en su manera peculiar de contar la historia. Ella es parte necesaria en la vida científica de su último centro de trabajo, la Escuela Superior del Partido Ñico López.”

Sólo en Cuba existe el ejemplo del partido único, refiere “y Bishop quiso desarrollar una Revolución en un lugar del mundo muy pequeño, donde además las tradiciones políticas no tenían nada que ver con la existencia de un partido único, me pareció muy interesante la persona, el tema. Un país chiquitico con 344 kilómetros cuadrados, con ausencias de recursos naturales que le pudieran permitir un desarrollo rápido.

Comencé en 1983. “La nueva joya” era un partido político único, y la revolución en Granada, era un producto de ese partido, de ese líder. Fueron ideas incomprendidas, pero tuvieron gran trascendencia en toda la zona formada por pequeños estados insulares que se vinculaban entre sí. Aún me satisface esta integración.”

  
Comillas de Textos
  

En el Caribe se hereda de los padres el idioma, la idiosincrasia, las costumbres; de la época, del lugar que se vive, el enemigo común, la manera de pensar, de enfrentar los problemas y eso hace posible la unidad en la diversidad.

  

Agrega: “En esa zona se trasladan de un lugar a otro, como aquí en Cuba lo hacemos entre provincias; inclusive determinamos llamarle la guagua aérea al avión que de mañana sale de una a isla a otra. Hablan idiomas diferentes, por ejemplo Dominica, una de las islas cerca de Granada, queda entre Guadalupe y Martinica, en estas últimas se habla francés y en Dominica inglés, sin embargo se comunican entre sí.

“El estudiar el partido la Nueva Joya, de Granada, la situación política en que se dio, el resto de los partidos, que por la Nueva Joya vivieron, la dictadura que se dio allí, como fue resuelta por Bishop y su gente, las causas del fracaso de la revolución y el Caribe de habla inglesa; me dio la oportunidad de acercarme a una zona de un exotismo y desconocimiento total.”

Según refiere la Doctora Camejo, “en el 2015 van a ser 30 años de aquello. Cuando imparto conferencias en las aulas de la Universidad del Adulto Mayor, en el Instituto Superior de Diseño (ISDI), etc., hay personas que desconocen el Caribe de habla inglesa. Estamos muy vinculados a CARICOM, recibimos en Cuba muchas visitas, participamos de Petrocaribe, de la Asociación de Estados del Caribe y no se conocen del todo.

Con la integración, muchos organismos nos llevan a conocerlos, pero no ahondamos en sus costumbres, tradiciones, ideas políticas, concepciones. Nos sorprende que islitas tan pequeñas, con un nivel de dependencia tan grande de los Estados Unidos, sean tan independientes al apoyar a la Revolución Cubana, luchar contra el bloqueo, apoyar la Revolución Bolivariana sin restricción. Tienen una lectura muy seria de lo que es América Latina, del papel que deben jugar, como países, una gran responsabilidad.”, amplía.

“El Caribe parece una región poco importante porque está formado por pequeños estados insulares a excepción de Cuba, Dominicana y Haití, tal vez Jamaica, un poquito más grande, pero el resto son más pequeños, estados insulares, digamos realmente de poca importancia económica a nivel mundial, sin embargo geoestratégicamente son tremendamente importantes, no por gusto Martí dijo que las Antillas deben salvar el honor del resto de las América, porque en las Antillas el imperialismo ensayó cómo extenderse hacia el resto del continente, entonces hay que conocerse, hay que saber quiénes somos y de dónde venimos”, continuó.

“En América Latina, a excepción de Brasil, tenemos un mismo idioma y un mismo enemigo”, explica: “sin embargo en el Caribe hay presencia de hasta cuatro potencias europeas. La presencia de Europa ha estado, no tanto en América Latina como en el Caribe, allí han dilucidado las políticas más importantes que se han trasladado al resto del continente.

El neocolonialismo nació en Cuba aunque se extendió al resto del mundo, incluso más allá de América Latina, pero nació en Cuba. El propio Lenin lo reconocía en su obra “El imperialismo fase superior del capitalismo”, cuando dijo que en Cuba se desarrolló la primera guerra imperialista del mundo.”

Las islas del Caribe son por exotismo y por belleza natural, muy preciosas, pero tienen una dependencia económica muy grande, porque carecen de recursos naturales. No se puede hablar de la unidad latinoamericana hoy, si no se unen porque todavía en esta región del mundo hay presencia colonial.”

Apasionada, como en sus conferencias, la doctora Camejo esclarece: “es por ello que cuando se reúnen en algún lugar los territorios de Martinica, de Guadalupe y de Callena, Francia tiene que representarlos; cuando son los territorios de Antillas Holandesas, Holanda tiene que representarlos y entonces sorprende que en la Asociación de Estados del Caribe, Francia sea un país asociado y Holanda. Están ahí porque son parte de esos territorios.

  
Comillas de Textos
  

No es la izquierda de los años 60, esa izquierda miraba a la Revolución Cubana como un paradigma, necesitaba las fuerzas guerrilleras para acabar con los gobiernos. Es una izquierda, desde otras posiciones, buscando los mismos objetivos en Bolívar, en Martí, esas ideas de crear de cambiar con sus propios recursos, cambiar la situación que América Latina tiene hoy

  


Es también importante los convenios que se hacen entre la Unión Europea (UE) y el Caribe, porque esta zona es un territorio a pesar de pequeño, de exótico, de diferente, es una tierra que une a este continente querámoslo o no.”

“Los hijos se parecen más a la época en que viven que a sus padres, pero tienen de las dos cosas”, continúa, “heredan de los padres la manera de pensar, idiosincrasia, tradiciones y de su época las experiencias. En el Caribe se hereda de los padres el idioma, la idiosincrasia, las costumbres; de la época, del lugar que se vive, el enemigo común, la manera de pensar, de enfrentar los problemas y eso hace posible la unidad en la diversidad.

Si alguien puede enseñar en el Caribe cómo se logra la unidad en la diversidad, ese es el Caribe insular, el que me enamoró en el doctorado y me ha nutrido el resto de mi vida. La unidad en la diversidad es posible, siempre que se tenga el respeto por el otro y por lo que el otro piensa, y por las decisiones que el otro quiere tomar, por las vías con que el otro va a llegar al mismo objetivo al que yo quiero llegar, yo puedo lograr la unidad.”

América Latina vive momentos muy complejos donde la unidad es tan necesaria como definir el enemigo. El Caribe hace tiempo sabe qué enemigo lo explota de una manera extraordinaria y a la vez depende de él. Su fuente principal de ingreso, el turismo, es de Estados Unidos, a excepción de Cuba que el bloqueo no lo permite. A pesar de eso no se deja manipular en cuestiones políticas. Hay problemas en lo que tienen que ceder, con Cuba no han cedido nunca, son firmes, aunque ha habido momentos de frialdad.

“Cuando estudié Granada”, rememora, “en el momento que declinaron las relaciones, fue difícil, pero lo que nos une hoy, es más fuerte que lo que nos separa, por ejemplo la ayuda médica, la constructiva, la agricultura, el capital humano y otros renglones ha ayudado.

En estos momentos estamos en una hora que es para América Latina crucial. Hace 10 años la Revolución Bolivariana abrió un momento que pensábamos que tal vez, podría demorar un poco más y lo abrió por una vía diferente a la que tomó la Revolución Cubana, fue una vía totalmente nueva, por las elecciones. No podría pensarse que como manejaba el imperialismo los asuntos en América Latina, esa vía podía realizarse, pero abrió el camino y sorprendió. Aún hoy no se recuperan de la sorpresa.

Brasil lo demostró con el Partido de los Trabajadores, que no es la vía venezolana, tiene otros compromisos, pero hay un obrero. Lula como obrero en el poder hizo cambios, no son todos los que se han querido, es un país gigante, la quinta economía en el mundo busca la solución de los grandes problemas de la desigualdad. Dilma Roussef busca soluciones junto con la solución de la desigualdad, que alcancen voz y voto los desposeídos, que se resuelva el problema del hambre.”

La Doctora Iraida Camejo continúa, “en Argentina, Kishner impulsó un cambio que dignificó ese país. Ahora hay una sede oficial en UNASUR, que recuerda cuando Cristina se presentó aquella vez como abogada para defender la dignidad boliviana y demandó desde el punto de vista de las leyes internacionales el atropello que se había cometido con un presidente y después como latinoamericana, denunció cómo América Latina no podía permitir eso.

Ni qué decir de Ecuador, la Revolución ciudadana que no se parece a nada de lo que se había hecho, pero que está cumpliendo los objetivos de resolver las desigualdades. Ahora se habla del estado de bien social, y, ¿qué es el bien social?, que todos participemos, que se nos escuche, que haya salud y educación para todos, ¿a qué más se puede aspirar, en una América Latina bajo el total dominio de Estados Unidos?

Y ¿Qué decir de Evo? Nada se parece a lo que se hace en el resto de los países. Se está cumpliendo aquello que Martí pronunció, en el artículo “Nuestra América”, que de una manera u otra decía que el indio tenía que salir a flote con su delantal que no podía copiar. Mariátegui, años después, desde su posición de comunista, dijo que la Revolución en América Latina no podía ser calco y copia que tenía que atender a las diferencias.

Después Fidel ha repetido la necesidad de que cada cual en América Latina haga sus cambios, desde sus puntos de vista.

Está Paraguay, Perú, con izquierdas, quizás lentas, tímidas. Los pronunciamientos de Mujica, Honduras que a pesar del golpe de Estado, latía ya en voces hacia la izquierda”, dice la Doctora Camejo, “que es la izquierda de América Latina la que está llamada ahora a lograr esa unidad. Pero no es la izquierda de los años 60, esa izquierda miraba a la Revolución Cubana como un paradigma, necesitaba las fuerzas guerrilleras para acabar con los gobiernos. Es una izquierda, desde otras posiciones, buscando los mismos objetivos en Bolívar, en Martí, esas ideas de crear de cambiar con sus propios recursos, cambiar la situación que América Latina tiene hoy.”

Reconoce la Camejo “Es delicado y complejo el proceso de lograr la unidad porque hay una diversidad en todas las direcciones, en el desarrollo económico, unos tienen y otros no tenemos: Cuba potencia su capital humano, médicos y otras direcciones, en la biotecnología, es inimaginable en un país pequeño una industria como esa, tener científicos de un altísimo nivel a la vanguardia de los que existen en el mundo, eso sin recursos.

Otros tienen petróleo. Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina tiene otros recursos, Brasil con una energía incalculable en el Amazonas. Con esa diversidad económica hay que potenciar a los que menos tienen, en lo que pueden ayudar a los que no tienen. Eso es PetroCaribe, el ALBA y la CELAC.

La política contra todos estos países es la misma, divide y vencerás; el más débil contra el más fuerte para que los dos se aniquilen. Muchas ideas mellan la unidad del pueblo. El imperialismo norteamericano sigue aplicando la política hambre, extorsión, debilitamiento de la economía; bloquea, busca que no resulte. La izquierda aprende. Cuba aprende, Latinoamérica y personas más inteligentes al frente de los gobiernos apelan a un elemento que todo el mundo olvida, la historia, cómo se han desenvuelto, lo que han hecho en cada momento, lo que se puede hacer como base para avanzar: de eso se nutre la Cumbre Caricom-Cuba.”



Artículos relacionados



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015