El Ébola amenaza

2014.04.28 - 08:26:03 / web@radiorebelde.icrt.cu / Heydi González Cabrera

El Ébola amenaza

Recientemente, una noticia recorrió al mundo: “Poco antes de esta primavera la expansión de un brote de Ébola detectado en Guinea, causó más de 100 muertos, y disparó las alarmas sanitarias en los países de África occidental, principalmente entre los Estados fronterizos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se registraron más de 160 casos sospechosos de la enfermedad, 66 de ellos confirmados como contagiados por el virus y 101 muertos; además, 35 casos fueron detectados en países vecinos”.

Para conocer la gravedad de ese flagelo, hay que remontarse a sus antecedentes cuando en el 2001 la OMS, informó que una epidemia del mortífero mal alcanzaba su cima, al aumentar la cifra de muertos en África. Entonces, un equipo internacional de expertos procedentes de dicha organización, colaboró con las autoridades de salud de Gabón y República Democrática del Congo (RDC), para ayudar a contener el brote.

La fiebre hemorrágica del Ébola es una de las enfermedades infecciosas más virulentas que se conoce, al punto, que su descubridor, el doctor Peter Piot, lo calificó de “espectacular”, alertando: "Comienza en gente que vive en el bosque, se transmite en los hospitales y después en los funerales".

El nombre asignado se debe al río Ébola, de la actual República Democrática del Congo (RDC), donde lo detectaron por primera vez en 1976. Extremadamente contagioso y, según la variante, mortífero en nueve de cada 10 casos, su contagio se produce por contacto directo con un infestado o sus fluidos corporales, y la fiebre hemorrágica que causa, no tiene cura.

Esta enfermedad es provocada por diferentes formas del virus (filovirus), tras un período de incubación de dos a 21 días. Se manifiesta por fiebre súbita y elevada, seguida de insuficiencia hepática y renal, y una fuerte hemorragia interna y externa que lleva a la muerte, al cabo de dos días.

Según la OMS, esta dolencia se confirma mediante pruebas de laboratorio sumamente peligrosas, que solo pueden ser ejecutadas bajo condiciones excepcionales. La fiebre del Ébola, junto a la fiebre de Lassa, y una forma grave de dengue conocida por el pueblo cubano, pertenecen al grupo de las hemorrágicas.

Los agentes de estas enfermedades aparecen en África y Asia, pero también en América del Sur y Central. Aunque surge solo en las regiones de selvas pluviales, todavía se desconoce su origen.

Al principio, se sospechó de los roedores, portadores del agente de la fiebre de Lassa, pero llegaron a la conclusión, que podría proceder de un virus de las plantas, pues no afecta a los murciélagos. Pese a que el contacto, o ingestión de carne de primates, es fuente del contagio de seres humanos, se cree que los monos tampoco son el origen, sino parte de la cadena de transmisión. Y en las personas, por contacto directo con sangre, secreciones, órganos y semen. La infecciones nosocomiales, es decir, adquiridas en los ingresos hospitalarios, son frecuentes.

En cuanto a sus síntomas, se presenta con un repentino malestar, fiebre, mialgia, cefalalgia, faringitis, vómitos, diarreas, erupción maculopapular, crisis renal, hepática, y propensión hemorrágica. Ataca múltiples órganos y sistemas, fundamentalmente, hígado, bazo y riñón, y en menor grado, páncreas, sistema nervioso central y corazón. No existe tratamiento específico o vacuna.

El diagnóstico se realiza por medio de la prueba de inmunofluorescencia indirecta, ELISA o Western Blotón. Posterior al informe inicial del 2001, la OMS volvió a reportar casi un centenar de fallecidos en el Congo, y otra cifra similar en estado crítico por la fiebre del Ébola. Localidades a una distancia de 800 kilómetros al norte de Brazaville, capital del país africano, y las zonas selváticas fronteriza con Gabón, fueron las zonas más afectadas por la pandemia.

La organización internacional sanitaria señaló, que la población, en su mayoría pigmea, renunció a consumir carne de gorila, principal fuente alimenticia, por la posibilidad de que la epidemia comenzara a propagarse a través de esos animales.

El Ébola no es un peligro para Cuba, pero, nuestra estricta vigilancia ambiental sigue la evolución de cualquier pandemia del mundo, no importa la distancia geográfica donde se reporte, porque, la contaminación no tiene fronteras, “viaja” con el turismo, las exportaciones y hasta con las aves migratorias.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015