El xito nace en el interior

2015.03.22 - 14:05:36 / web@radiorebelde.icrt.cu / Alhija Villaln Veliz

El xito nace en el interior
En la medida en la que seamos capaces de aprender a identificar que nuestra forma de actuar se basa, en gran manera, en la percepción que tenemos de nosotros mismos, entonces podremos enfocarnos con mayor efectividad a alcanzar el éxito.

Todos queremos ser ganadores en la vida, sin embargo no todos siempre nos vemos como ganadores, ni en todas las circunstancias que nos toca experimentar. Sin embargo este anhelo es constante en el corazón de las personas.

Un antiguo refrán versa de la siguiente manera:
“Muchos tienen éxito inmediato por lo que saben;
Algunos tienen éxito temporal por lo que hacen; pero
Pocos logran éxito permanente por lo que son.”

El éxito es resultado de un trabajo arduo, más en nuestro interior, que de las oportunidades externas que se nos pueda presentar. Es imposible desempeñarse de una manera que no esté de acuerdo con la forma en que nos vemos a nosotros mismos. En otras palabras, actuamos como una respuesta directa a nuestra autoimagen.

En la medida en la que seamos capaces de aprender a identificar que nuestra forma de actuar se basa, en gran manera, en la percepción que tenemos de nosotros mismos, entonces podremos enfocarnos con mayor efectividad a alcanzar el éxito. Nada es más difícil de lograr que cambiar la manera del ser exterior, sin cambiar los sentimientos internos. Lo esencial continua siendo invisible ante nuestros ojos.
Las siguientes palabras se encuentran escritas en la tumba de un gran hombre de la Abadía de Westminster:

"Cuando era joven y libre, y mi imaginación no tenía límites, soñaba con cambiar el mundo. Cuando me volví más viejo y sabio descubrí que el mundo no cambiaría, así que acorté mis anhelos un poco y decidí cambiar sólo mi país.

Pero este también parecía inmutable. Cuando entré en el ocaso de mi vida, en un último y desesperado intento decidí sólo cambiar mi familia, a los que estaban más cerca de mí, pero igualmente ellos no cambiarían.

Y ahora, mientras me encuentro en mi lecho de muerte, repentinamente me doy cuenta: Si hubiera podido cambiarme a mí mismo, entonces por el ejemplo habría cambiado mi familia. Por su inspiración y valor hubiera entonces podido cambiar mi país, y a lo mejor hubiera podido cambiar al mundo"

El inicio del proceso de los cambios comienza en nosotros mismos, sobre todo en lo más profundo de cada uno. Antes de pensar a ser moldeados, tengamos en cuenta algo trascendente: el significado de éxito es relativo para muchas personas. Independientemente que la sociedad marque pautas de cómo se debe ver una persona que tiene éxito esto no significa que lo haya alcanzado. Puede ser en algunos de los casos, muy por el contrario.

El éxito depende de sus prioridades de sus metas de sus deseos y de su propósito. El éxito personal debe basarse en nuestros propios ideales y no en la dogma que nos impongan los que nos rodean. Si usted es ponderado por sus logros pero no se siente en paz consigo mismo, entonces no ha alcanzo éxito, sino solo resultados.

No podemos trazar con paradigmas quien es o deja de ser una persona exitosa, solo por la simple razón que haya que hecho más “cosas” en su trayectoria. Nótese que no lo incito a que deje de crecer de soñar ni de conquistar, sino a que no haga las cosas por cantidad sino por calidad, que lo haga por la esencia, por lo que realmente nos hace sentir verdaderos seres humanos y satisfechos con nosotros mismos.

Depende en gran manera de lo que hay en nuestro corazón para entonces enfrentar la vida y preparamos para alcanzar el éxito. Siempre tenemos un número de oportunidades en nuestra mano. Debemos decidir si corremos el riesgo y actuar de acuerdo a ellas. Nada causa más tensión y, sin embargo, al mismo tiempo, provee más oportunidades de crecimiento, que las experiencias nuevas.

Voltaire comparaba a la vida con un juego de cartas. Cada jugador debe aceptar las cartas que le entregan. Pero una vez que esas cartas están en sus manos, él es el único que decide cómo usarlas para ganar el juego.

No se trata solo de las cartas que nos toque, a esto se le agrega la pincelada de cómo somos capaces de utilizarlas. Dos personas bajo las mismas condiciones no reaccionan nunca igual ante las oportunidades u obstáculos que se les presente.

Es cierto que a las personas no les importa mucho lo que usted sabe, hasta que sabe lo mucho que a usted le importa. Y esto solo se puede mostrar al exterior si está bien fundamentado en su interior.
 



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015