El Monumento a Fidel (+Audio)

2016-12-26 12:31:26 / web@radiorebelde.icrt.cu / Angélica Paredes López

El Monumento a Fidel

Desde la lamentable noche del 25 de noviembre, cuando sorpresivamente la noticia de la partida física del líder de la Revolución Cubana paralizó a toda la nación, Cuba entera comenzó a levantar en su mente, en su corazón y en su alma, su propio Monumento a Fidel.

Días más tarde, ante la multitud reunida en la Plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba, el presidente Raúl Castro explicaba que Fidel insistió en que una vez fallecido, no se le erijan monumentos, bustos, ni estatuas; que no se nombren plazas, calles, instituciones o edificios públicos en su memoria.

¡Qué grande eres Fidel! Pensaste en todo y en todos; y encontraste el momento oportuno para alertar a tu pueblo con esta nueva lección de sencillez y modestia.

El Monumento a Fidel

Sabes bien que no necesitas bustos ni estatuas para recoger la cosecha que sembraste en tierra fértil. Eres nuestra canción, nuestra escuela, nuestra calle y nuestra plaza. No precisarás de monumentos públicos en Cuba porque tu obra imperecedera, para tu país y para el mundo somos nosotros mismos, tu pueblo en Revolución.

Ninguna escuela llevará tu nombre, pero los niños y jóvenes seguirán estudiando gracias al proyecto educacional que forjaste; tampoco nombraremos parques o plazas, pero allí las personas continuarán disfrutando de la libertad que conquistaste.

No habrá calle que te nombre, pero sí cubanos que la transiten con el convencimiento de que cada una es de las más seguras y tranquilas del mundo.

El Monumento a Fidel

No habrá monumento erigido en su memoria, porque Fidel no lo necesita, ya lo tiene. Fidel estará presente en cada centro escolar, cultural, de la salud, deportivo o científico que edificó la Revolución para todos los cubanos.

Mantener vivo y eterno su pensamiento será el mayor monumento que podamos cimentar. Y su humilde pedido al pueblo que le ama, simboliza la grandeza del hombre único e irrepetible que es.

No habría monumento posible que pueda representar su significación histórica, salvo construir con nuestros propios esfuerzos la Patria socialista, próspera y sostenible.

Como explicó Raúl, corresponde al Parlamento analizar las propuestas legislativas requeridas para cumplir con la última voluntad de Fidel. Él murió como vivió, con dignidad y decoro, con absoluta coherencia en sus ideas y en la acción.

El Monumento a Fidel

Ahora sus cenizas descansan en el corazón de una roca, donde solamente se leen las cinco letras de su nombre, sin fecha de llegada, pero tampoco de partida. La piedra en Santa Ifigenia irradia austeridad.

Preservando y multiplicando su legado construiremos el Monumento con el que seguirá sintiendo orgullo de su pueblo, porque fue incasable repitiendo que “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”.

El Monumento a Fidel

Con su última voluntad Fidel nos convoca a lo esencial, a que siga germinando la semilla depositada por él en las nuevas generaciones y en los cubanos que están por nacer.

Fidel jamás será mármol, ni consigna. Fidel es un hombre que se hizo pueblo, se convirtió en millones, y como inigualable jinete seguirá cabalgando delante de esta firme y sólida caravana que es Cuba.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Anonimo      ANONIMO@HISPAN.COM      España.
   12.02.2017 - 4:00 am
Soy de España y quiero agradecerles a todos ustedes que nos inspiran cada dia para cambiar nuestro pais. Por muy mal que nos vallan las cosas siempre seguimos su ejemplo por que sabemos que es posible cambiar el sistema al igual que ustedes lo hicieron. Al igual que ustedes, para mi Fidel seguira vivo entre nosotros.

   Adanys      adanys@cim.sld.cu      Cuba
   27.12.2016 - 11:24 am
Con absoluta certeza, de nuestro Comandante han sido muchos los que se han detenido para agradecer con el uso de la palabra o desde la acción involuntaria de los ojos que lloran su pérdida porque nunca imaginaron existiese la posibilidad de verle partir. Fidel se nos fue invicto porque ni siquiera el envejecimiento pudo arrebatárnoslo de las manos. Con razón vocifera todo el pueblo que Fidel continúa vivo… y es precisamente porque nació para perfeccionar la historia más alegórica de la Revolución Cubana y pudiese que hasta de todo el mundo. Tampoco quise pasar por alto la ocasión mientras declaraba en https://alaorilladelmaar.blogspot.com/2016/11/aqui-estas-comandante.html la realidad del dolor existente en el pueblo cubano.

   Lisel      lisel@cim.sld.cu      Cuba
   27.12.2016 - 7:44 am
Fidel siempre decía (y nos conducía para eso) que debíamos convertir los reveses en victoria. Su muerte nos ha llenado de un dolor inmenso y sin embargo muchos hemos sentido consuelo al ver cuán compartido es el sentimiento. A muchos ha sorprendido la reacción de la gente, la necesidad de tenerlo de vuelta o mejor dicho, de no dejarlo ir. Es impactante ver esta reacción aun en aquellos que a veces pensamos que ya no siguen a la Revolución. Y es que el pueblo, en su inmensa mayoría (y quedó ampliamente demostrado durante días y días de homenaje que aún no terminan), sigue queriendo el sueño de Fidel. Es cierto que no todos los que así lo quieren, además están dispuestos a darlo todo día a día y a enfrentarse a lo que sea por lograrlo. Pero para los que sí lo estamos, saber que eso es así, que a pesar de todo, eso es lo que quiere la mayoría, ha sido muy bueno. Entonces es una lástima que en un momento de reencuentro del pueblo con Fidel y del pueblo con sus ideales, nos veamos envueltos en esta disyuntiva. ¿Por qué debemos apresurarnos a emitir una ley? Fidel llamaba al pueblo a discutir las leyes sobre todo aquellas que generaban dudas, confusión. Fidel fue siempre contrario a los homenajes a los vivos. Y estamos muy de acuerdo con ese pensamiento. Pero en este momento se esgrimen argumentos que nada tienen que ver con la práctica de la Revolución en cuanto al homenaje a sus héroes y mártires y de educación a las nuevas generaciones en sus obras. Fidel no necesita un monumento. Absolutamente cierto. Tampoco necesitaba Martí el de la Plaza de la Revolución, ni el Che el de Santa Clara y muchos otros que se pudieran mencionar. Ellos no, es el pueblo el que los necesita. Mucho hemos hablado en los últimos tiempos del valor de los símbolos y de su poder movilizador. Esos que el enemigo intenta borrar. Y si son símbolo del ejemplo de un hombre real, (extraordinario, pero real), mucho más empeño ponen en eliminarlos. No es por gusto que tumbar estatuas estuviera entre las primeras acciones de los reaccionarios contrarios al pueblo cuando la caída del campo socialista. Y aun hoy la lucha entre los revolucionarios y comunistas de esos países continúa por preservar las pocas plazas y parques que llevan los nombres ilustres de Marx, Lenin, Rosa Luxemburgo. No es por gusto que tenemos bandera, que tenemos escudo, que tenemos Himno nacional. Ningún patriota cubano y revolucionario latinoamericano que haya estado en el monumento al Che en Santa Clara junto a sus compañeros caídos en Bolivia, habrá podido resistirse al enorme impacto emocional de haber estado allí. Es una energía que compromete. El hombre es así. Es un ser emocional y que nadie tenga dudas, es una de las razones por las que somos humanos.


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015