El que persevera triunfa

2019-07-31 21:50:19 / web@radiorebelde.icrt.cu / Teresa Valenzuela Garca

El que persevera triunfa

Desde que las personas tienen uso de razón escuchan a los mayores con quienes conviven repetir la frase devenida famosa con el tiempo: “el que persevera triunfa”, que se traduce en mantener una constancia hacia el cumplimiento de una meta u objetivo.

La perseverancia es lo más importante a la hora de alcanzar metas porque garantiza que ante cualquier eventualidad no se dejará sin cumplir lo propuesto conservando la voluntad, el tesón y el compromiso.

Si bien es cierto que se pueden presentar en el camino fracasos y obstáculos que se interpongan, la persona constante realiza acciones para lograr lo que quiere y desea.

Expertos opinan que siempre será indispensable una buena dosis de esfuerzo personal y de estimulación constante que permitirá, momento a momento, autosuperarse.

Todas las personas serán perseverantes, en tanto, trabajen y afiancen su modo de interpretar los fracasos y, sobre todo, de interpretar qué es el éxito y tengan la convicción de imaginar la satisfacción del deber cumplido y de que lo mejor está por venir.

El que persevera triunfa

En general, aquellos que ante un fracaso, se sienten totalmente destruidos e incapaces, pierden la confianza en ellos mismos, generando así un ambiente negativo en torno a ellos que les imposibilita analizar y reflexionar acerca de qué hicieron mal, y entender que existen nuevas posibilidades de lograr lo que desean.

Es muy común en la actualidad que los consultorios de los psicólogos y terapeutas de todo tipo se vean con una considerable cantidad de gente que llegan para que el profesional los asista, en su intento por cambiar el rumbo de sus propios caminos.

Por ejemplo, muchos estudiantes universitarios se sienten en un estado de fracaso absoluto cuando un profesor no los aprueba en un examen y más aún si ya son varias veces las que intentan alcanzar la aprobación de la asignatura.

Muchas veces, cambiar la manera en la cual hacemos las cosas, también trae un cambio que quizás pueda ser positivo, porque en la carrera de la vida, la mayoría de las recetas del éxito que sirvieron a otros, difícilmente se puedan replicar con fidelidad en otra persona.

El que persevera triunfa

No importa lo que se haga en la vida, ya que por norma general habrá momentos en que las cosas no salgan según lo planeado, momentos en que todo parece estar funcionando en tu contra y momentos en los que fallas. En ocasiones como esas algunos deciden darse por vencidos y abandonar la lucha.

La persistencia es un rasgo muy importante para desarrollar en la vida, porque está íntimamente relacionada con el propio desarrollo personal y la superación. Solo se mejorará al fallar, cuando se es capaz de aprender de esas experiencias y no darse por vencido.

Sin persistencia, la capacidad de crecer y desarrollarte como persona estará severamente restringida, y también será la cantidad de éxito, riqueza y felicidad que se logrará.

Existen quienes creen que tener talento o una gran formación es garantía para alcanzar el éxito. Pero los dos sirven de poco, si no se es persistente. No hay dudas de que el trabajo duro supera al talento.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015