Empezar antes de tiempo, una tendencia errada

2018-10-19 22:26:36 / web@radiorebelde.icrt.cu / Lainerys Carbonell González

Empezar antes de tiempo, una tendencia errada

Correr demasiado es peligroso, esta sentencia creo se aplica para todo en la vida. Una frase muy escuchada en la actualidad es “quemar etapas”, aplicada muchas veces a los niños y adolescentes cuando estos se adelantan a su tiempo, o sea, cuando tienen comportamientos ajenos a su edad y más propios de los adultos.

Por ejemplo, se ha vuelto habitual en la cotidianidad ver niños que actúan como personas mayores, visten como ellas, tienen conversaciones anticipados a su tiempo, cantan y bailan música inapropiada para su edad.

Y vemos que muchas veces la niñez es cada vez más corta porque los pequeños quieren ser grandes, y lo que pudo comenzar como un simple juego, se convierte en una gran preocupación.

Esto puede ir en contra de un adecuado desarrollo emocional y social, porque es muy cierto que todo niño necesita “ser niño” para luego ser un adulto equilibrado.

Y lo mismo sucede con muchos adolescentes y jóvenes, los cuales adelantan el inicio, por ejemplo, de las relaciones de pareja y de la vida sexual activa como si se tratara de una moda, ya sea por curiosidad o por estar a la par del resto.

Según el ciclo de la vida, el ser humano nace, crece y se desarrolla. El nacimiento es la primera etapa de ese ciclo; nadie elige cómo, cuándo, dónde ni bajo qué circunstancias nace.

Luego viene el tiempo del crecimiento. Es la etapa de los primeros gestos de autonomía pero con la ayuda y la orientación de un guía. Es momento de juegos y aprendizajes. Ahora bien, de la capacidad de esos guías para enseñarles a diferenciar lo bueno de lo malo, lo lindo de lo feo, dependerá que sea positivo. De una buena asimilación de esos preceptos y consejos dependerá que, poco a poco, vayan prescindiendo de las guías.

Antes, cuando yo era una niña, era más clara la línea divisoria entre niñez, adolescencia y adultez. Pero ya no importa el antes; interesa y preocupa el ahora. Esa línea se tornó a difusa y salvo en la primera infancia, no está muy claro dónde termina la niñez y donde comienza la adolescencia, por ejemplo.

Algo falló en el camino. El sendero quedó sin marcar. Los grandes no tuvieron la precaución de marcar las señales para que fueran visibles en todo momento. Muchos chicos han abandonado sus muñecas y carros, los juegos en el barrio, la ropa adecuada. Cuando lo ideal sería darse cuenta de que este proceso, dígase niñez y adolescencia, debe ser de forma paulatina, gradual, algo como subir una escalera, peldaño a peldaño, sin apresuramientos, ni saltos innecesarios.

De la forma en que transcurran los cambios inherentes a cada etapa de la vida dependerá, en gran medida, que en las edades sucesivas se pueda alcanzar una realización plena en la vida personal, familiar y social, pues en las áreas en que se quemen etapas, las personas se exponen a tener inmadurez y sensación de insatisfacción que pueden mantenerse a lo largo del tiempo.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015