En 3 y 2: Permiso para pronosticar (+Estadísticas)

2017-01-18 19:13:11 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yirsandy Rodríguez Hernández

Yoelkys Cruz y Vladimir García se enfrentan en el primer partido de la final inédita entre Granma y Ciego de Ávila
Yoelkys Cruz y Vladimir García se enfrentan en el primer partido de la final inédita entre Granma y Ciego de Ávila

No pretendo tirar fuegos artificiales a favor de los Tigres de Ciego de Ávila, quienes buscarán su tricampeonato consecutivo.

No deseo lacerar esa “lucecita verde de la esperanza”, ni mortificar los sueños de ningún fanático que se haya sentido ilusionado con un trofeo de los Alazanes de Granma, por vez primera en cuarenta años de bregar.

¡No!... Simplemente, pido permiso como analista y gracias a las facultades que me lo conceden, para decirles que, Ciego de Ávila, lo tiene todo para alzar su tercer título consecutivo –el cuarto en su historia-, siempre bajo el mando de Roger Machado y, sensacionalmente, decididos ante las pupilas de su enamorada afición beisbolera en la pradera del estadio José Ramón Cepero.

Y para que mis predicciones no queden como polvo de deslizamiento, aquí les ofrezco el siempre interesante panorama comparativo de quienes medirán fuerza en el diamante posición por posición.

Comparativas generales:

Serie de por vida: Lidera Granma (126-109)

Serie de por vida en play off: Lidera Ciego de Ávila (12-5), con tres victorias en series semifinales (50, 51 y 54 Serie Nacional).

Diferencial de carreras en postemporada: Lidera Ciego de Ávila (139 por 75).

Serie desde antes de 1992: Lidera Granma (47-22).

Serie desde 1992: Lidera Ciego de Ávila (87-79, con 876 carreras por 815, diferencial más-61).

Serie desde 2002: Lidera Ciego de Ávila (71-50, con 714 carreras por 571, diferencial más-143).

Serie desde 2012: Lidera Ciego de Ávila (36-17, con 300 carreras por 211, diferencial más-89).

Serie desde 2015: Lidera Ciego de Ávila (24-11, con 205 carreras por 150, diferencial más-55).

Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.Foto: Ri

Receptor: Osvaldo Vázquez contra Frank Camilo Morejón

Ventaja: Alazanes.

¿Por qué?: Lejos de que Frank Camilo Morejón bateó .360, con tres extra bases y dos empujadas en la semifinal ante Matanzas, sabemos que el bateo no es su punto fuerte. A la defensiva, el capitalino hace un trabajo solvente detrás del plato, siempre enfocado y con proyectil en el brazo que, al menos, propone parar algunos intentos de robo. Del otro lado, Vázquez, parece estar encasillado en un slum ofensivo, y todos sabemos que el trabajo defensivo no es su punto más ‘sólido’.

Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.Foto: Ri  

Primera base:
Yorelvis Charles contra Guillermo Avilés

Ventaja: Alazanes.

¿Por qué?: Si no fallan las estadísticas y tendencias, Avilés podría tener una increíble final por delante. No solo porque haya despertado con esa jornada de dos cuadrangulares en el Juego 6 contra Matanzas, sino por un dato interesante: él pegó para .206 al enfrentarse a lanzadores zurdos, y Ciego de Ávila no cuenta con un pitcheo siniestro de peso.

Segunda base: Dainier Gálvez contra Carlos Benítez

Ventaja: Tigres.

¿Por qué?: El camarero isleño hace su trabajo “viento en popa y a toda vela”. Él puede aportar velocidad promedio en los senderos, bate inteligente, poder ocasional y una defensiva pulida para esta liga. Benítez, que todos sabemos es un intermedista ofensivo, volverá a tener sus destellos en el rectángulo, pero es limitado tanto en el circuito como con el guante, valor que contará muchísimo.

Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.Foto: Juan Moreno

Tercera base: Raúl González contra Yunior Paumier

Ventaja: Tigres.

¿Por qué?: El comodín de cuadro de los avileños parece que heredó el bajo perfil y alto calibre en play off, que opacó en ocasiones a Yoelvis Fis, uno de los peloteros más subvalorados de la pelota de estos tiempos. González, tiene ya 53 empujadas en postemporadas, este año promedia .409 y tiene más experiencia para manejar presión que Paumier. Ahora bien, si Carlos Martí le quita un tanto de responsabilidad al holguinero, quizás su rendimiento podría multiplicarse.

Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.Foto: Osvaldo Gutiérrez 

Campo corto:
Yorbis Borroto contra Yordan Manduley

Ventaja: Tigres.

¿Por qué?: Seamos sinceros: Todos sabemos que Manduley supera a Borroto en alcance defensivo, potencia del disparo y quizás en otros detalles a la hora de una comparativa como fildeadores. Pero este juego se valora por las acciones, no por el “sello bonito” de una joya defensiva. El avileño es más combativo, alcanza calibrar bajo el rojo del fuego, y es capaz de tener “destellos” que se asemejen a un slugger o MVP.

Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.Foto: Juan Moreno 

Jardinero izquierdo: Edilse Silva contra Denis Laza

Ventaja: Tigres.

¿Por qué?: Ambos han estado complementando bien su trabajo en el plato, trayendo carreras a la registradora y destilando de su bate algún que otro poder aislado. Pero Silva, ha tomado protagonismo en la alineación de los campeones nacionales, mientras Laza, se muestra ‘titilante’ vez por vez con los Alazanes.

 Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.Foto: Osvaldo Gutiérrez

Jardinero central: Julio Pablo Martínez contra Roel Santos

Ventaja: Tigres.

¿Por qué?: A cualquiera de ellos, cualquier manager en Cuba quisiera tenerlo. Pero hay una diferencia escrita con plumón grueso: el guantanamero tiene poder ocasional, puede adoptar cualquier turno en la alineación entre el primer y el tercero, y su defensiva y brazo son superiores. Julio Pablo es, ahora, el mejor prospecto que se aprecia después de la partida de Luis Robert.

Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.Foto: Osvaldo Gutiérrez

Jardinero derecho: Abdel Civil contra Yoelkys Céspedes

Ventaja: Alazanes.

¿Por qué?: Después de que Céspedes nos encandiló con sus batazos, los disparos potentes y certeros desde el right field (con apenas 18 años), solo la mejor postemporada de la historia de Civil podría echar por tierra este pronóstico. Y aun así, no cambiaría el talento intrínseco del jardinero granmense.

Nota: No incluí a Yoelvis Fiss porque está lesionado y no se sabe si pueda jugar todos los partidos. De estar en la alineación regularmente sería el favorito en esta posición por su historial en postemporada.

Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.Foto: Jit

Bateador designado: Donal Duarte contra Alfredo Despaigne

Ventaja: Alazanes.

¿Por qué?: Ojo: Si en la alineación Carlos Martí logra defender la variante de que le lancen más a Despaigne, colocando a quienes mejor estén al bate enrocados en tercer y quinto turno, el toletero de ‘talla extra’ haría mucho más daño.

Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.Foto: Osvaldo Gutiérrez

Cuerpo de abridores

Ventaja: Tigres.

¿Por qué?: Dando una radiografía a los ases de cada staff: Lázaro Blanco sabe lo que es ganarle a Ciego de Ávila: 6-4; y ganar campeonatos –él lanzó como refuerzo de los Tigres-. Pero Vladimir García, conoce al dedillo lo que es masacrar a una tanda de bateadores deformadores de pelota: y tiene récord de (14-3) en su carrera versus Granma. De ahí en fuera, el dúo de Vladimir Baños y Dachel Duquesne suma (14-11); esto, sin agregar que Erlis Casanova y Raidel Martínez estarán cerca de abrir desafíos. La posible dupla de Yoelkys Cruz y Noelvis Entenza recuerda un tedioso (12-20) versus los Tigres.

Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.Foto: Osvaldo Gutiérrez

Cuerpo de bullpen

Ventaja: Tigres.

¿Por qué?: Deberíamos tener en cuenta esto: el bullpen de los Tigres lanzó para 3.26 de efectividad en la semifinal ante los villaclareños –cierto, ellos tienen menos bateadores de poder y tacto que Granma-. Y los Alazanes lanzaron para un alto 4.50 de promedio de limpias, con 12 carreras permitidas de 14 en el inning donde el pitcher entró a relevar. Miguel Lahera, quien se supone sea el ‘titán’ de la línea de relevos, lanzó para inefectividad de 5.06, y admitió un vilipendiado average de .304 (23-7).

Por los campeones, cinco de sus siete relevistas no toleraron más de dos carreras, y el talentoso Raidel Martínez, que fue sonado con 13 hits y cuatro limpias, lanzó 10 episodios y estrucó a 11 adversarios. Perdonen por llenar sus pupilas de datos y hacerlos bostezar, ¿habremos coincidido en el mismo atajo sabermétrico?

Ciego de Ávila y Granma protagonizan la gran final de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.

Manager

Ventaja: Tigres.

¿Por qué?: La ventaja (vuelvo y repito) de un manager en la final no es más que tener una “plantilla” superior que su contrincante. Los directores trazan sus estrategias a partir de las piezas que tienen.

Por ejemplo, Carlos Martí puede tener velocidad en las piernas de Roel Santos y Yoelkys Céspedes, es decir, en la tanda 9-1-2. Los demás corredores todos son de la media. Así pues, su potencial de anotar carreras rondará cuando estén en los senderos estos peloteros y empuñe la columna vertebral del line up: Yordan Manduley –excelente bateador del right-center-, Denis Laza o Yunior Paumier como tercer madero y Alfredo Despaigne de cuarto bate.

En el caso del equipo que tiene Roger Machado, la alineación –aunque sufrió bajas importantísimas- aún tiene de todo un poco. Ellos podrían colocar a Alexander Jiménez en la proa, contar con Yorbis Borroto, Julio Pablo, Dainier Gálvez y Raúl González en cualquier tanda, quienes son peloteros de una velocidad en la media y por encima. Al final, ¿a qué conclusión llegamos?: Ambos equipos tienen alguna que otra fisura para jugar al robo de bases.

Dicho esto, estoy seguro que contaremos con más jugadas de “hit and run”, toques de bolas y turnos de calidad, donde veremos a Ciego de Ávila con una liga de peloteros veteranos en postemporada.

Pronóstico: Ciego de Ávila en seis partidos.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   David      riobayamo@yahoo.ews      Cuba
   19.01.2017 - 2:28 pm
Y ahora qué?


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015