En Audio: Gibara, entrañablemente revolucionaria

2018-10-29 09:36:06 / web@radiorebelde.icrt.cu / Aroldo García Fombellida

Gibara, entrañablemente revolucionaria

Holguín. -
Hay regalos que nunca se olvidan, y pueden pasar muchos años y pueden llegar otros regalos, pero hay regalos que permanecen intactos en nuestras mentes, con cada detalle, con sus colores, y hasta con sus olores.

Este domingo estuve en Gibara y, ¿cuántas veces habré ido a Gibara? Cientos, y tampoco exagero, si dijera miles.

Pero este domingo llegué a Gibara cuando los primeros claros del día comenzaban a aparecer allá lejos, donde a la vista, el mar se une al cielo.

Y los barquitos, como recortados en el fondo brumoso del amanecer, y el paso lento de gibareños y gibareñas, comenzando el andar de su bregar cotidiano de siempre.

Gibara, entrañablemente revolucionaria

Entonces, sin proponérmelo, mi mente se fue muchos, muchos años atrás cuando a esta misma hora, de un día lejano, de la mano de mi padre, llegué a Gibara por primera vez.

Y en solo segundos pasaron de nuevo las imágenes de aquella casa de viejas maderas carcomidas por el tiempo, aquella máquina que después supe era una imprenta, el penetrante olor a tinta de las madrugadas, el cuchicheo bajito de mis parientes, el abriguito hecho por mi abuela, descosido la noche antes de regresar a casa, para llenarlo de pequeños paqueticos de papel que mi padre, varios años después, me explicó eran bonos del 26, hechos por los revolucionarios de Gibara.

Y mis recuerdos se enlazaron entonces con esta mañana del último domingo de octubre… Porque allí estaban, los mismos gibareños de siempre, ganándole al amanecer, de un día en que no hacen falta convocatorias en Gibara, copando cada sitio del litoral, y el malecón nuevo, y las viviendas nuevas, de la villa hermosa que se levanta, sobre los golpes de la naturaleza devastadora.

Gibara, entrañablemente revolucionaria

Ya no hay muchas casas de viejas maderas y puntal alto en la villa, ya no está la imprenta escondida, y a ninguno de los niños que vi esta mañana de domingo en Gibara, hubo que descoserle el abriguito para llenarlo de bonos del 26.

Pero la villa es la misma, porque su gente es la misma, colmados de la riqueza enorme que solo da la humildad, preparándose para defender cada palmo de su tierra libre, y llevando de la mano a sus hijos, y a sus nietos, hasta donde estará siempre Camilo, y asegurarle como una vez él le dijo a Fidel: ¡vamos bien, Camilo!

Gibara, entrañablemente revolucionaria

Lo comprobé esta mañana del último domingo de octubre, cuando fui a llevarle una flor al héroe, junto a los mismos que una madrugada lejana, mi padre me llevó a conocer, como un regalo que nunca olvido.

Es que allí están, para siempre, los revolucionarios de Gibara.

Puede escuchar el audio aquí:


 



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015