En Audio: ¿Qué hacer para que todos los seres humanos tengan derechos?

2018-12-10 06:33:32 / web@radiorebelde.icrt.cu / Angélica Paredes López

¿Qué hacer para que todos los seres humanos en el mundo tengan derechos?
Escuche y descargue directamente desde nuestro canal en iVoox la propuesta radial.

Setenta años atrás la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Su aprobación fue posible solo tras la victoria de las fuerzas progresistas sobre el fascismo y constituye, sin duda, un éxito de los pueblos en la lucha por el reconocimiento de sus derechos.

Pese a las limitaciones resultantes del momento en que se proclamó, la Declaración marcó un hito y sirvió de inspiración y estímulo al ulterior desarrollo y codificación de los derechos humanos, tanto de las personas como de los pueblos.

Declaración Universal de los Derechos Humanos

En 1948, al aprobarse la Declaración, ya había comenzado la llamada Guerra Fría. Prácticamente la mitad de los actuales Estados miembros de las Naciones Unidas estaban sometidos al dominio colonial o eran simplemente neocolonias. Fue la época del surgimiento del oprobioso régimen del apartheid en Sudáfrica, a cuya derrota contribuyeron los combatientes cubanos décadas después.

Aunque el propio preámbulo de la Carta de las Naciones Unidas, proclamada en 1945, identificó entre sus propósitos el respeto al principio de la libre determinación de los pueblos, no fue hasta la década de 1960 que la Asamblea General de la ONU proclamó ese principio -el de la libre determinación de los pueblos- como un derecho.

A lo largo de los años, la batalla de muchos países en desarrollo y de las fuerzas progresistas en el mundo permitió la posterior reivindicación y reconocimiento de otros derechos inalienables de los pueblos, en particular, de sus derechos a la paz y al desarrollo.

Sin embargo, los gobiernos de Estados Unidos y sus aliados siguieron manipulando el tema de los derechos humanos a su antojo y utilizándolo como herramienta de chantaje y presión contra aquellos países que, como Cuba, persisten en su derecho a la libre determinación y la independencia.

Derechos humanos en el mundo: ¿una quimera?

¿Qué hacer para que todos los seres humanos en el mundo tengan derechos?

Los postulados de la Declaración Universal de los Derechos Humanos siguen siendo una quimera. Las naciones pobres sufren el egoísmo, la injusticia, las pretensiones de dominación, la inequidad, el derroche y el consumismo desmesurado de una minoría insensible; frente al desamparo, el hambre y la desnutrición, el analfabetismo y las enfermedades para los más de 2 600 millones de personas que se preguntan hoy, setenta años después de haberse proclamado la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ¿por qué se les condena a vivir para siempre en la desesperanza y la pobreza?

La profunda crisis a la que el egoísmo y la irresponsabilidad han arrastrado al mundo, especialmente visible en los ámbitos financiero, alimentario, energético y climático, impacta con mayor fuerza sobre los países del Sur y sobre los más necesitados, mientras que los responsables se resisten a buscar soluciones apropiadas con tal de preservar sus privilegios.

Cuba y el respeto a los derechos humanos

Un día como el 10 de diciembre, en que se cumplen setenta años de la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, vale recordar que la Revolución Cubana, atacada, bloqueada, hostigada, invadida, bombardeada, víctima del terrorismo, los sabotajes y las campañas de descrédito, puede mostrar hoy avances sustantivos e irrefutables, resultados de programas y planes nacionales encaminados a mejorar las condiciones de vida de su pueblo y el disfrute de todos los derechos humanos.

Cuando arribamos a este 10 de diciembre, se abren las escuelas, los hospitales, las fábricas, los centros de investigación... Los cubanos disfrutan de sus derechos, en un país que construye su futuro desde el presente siempre perfectible, pero profundamente humano.

A pesar de los intentos de Washington de utilizar este tema como un arma de ataque contra Cuba, la comunidad internacional reconoce el historial de la Revolución en defensa de los derechos de su población y de otros pueblos del mundo.

El lamentable panorama internacional muestra que los 842 millones de personas que padecen hambre en el mundo, los 774 millones de analfabetos adultos y los 6 millones de niños que mueren cada año por enfermedades prevenibles, no forman parte de la particular visión de Estados Unidos y los países ricos sobre los derechos humanos y las libertades fundamentales.

En medio de ese hostil escenario, Cuba sigue comprometida con una genuina cooperación internacional sustentada en la indivisibilidad de los derechos humanos, la no selectividad y la no politización.

Cuba ha ratificado más de cuarenta instrumentos internacionales en esta materia. Su elección como miembro del Consejo de Derechos Humanos para el período 2017-2019, órgano del cual es país fundador, demuestra el prestigio alcanzado en este ámbito.

A pesar de sus carencias y dificultades, el país ha contribuido a la realización de los derechos humanos de otros pueblos del orbe. La Mayor Isla del Caribe impulsó el proyecto de cooperación conocido como “Operación Milagro”, que ha realizado cirugías oftalmológicas gratuitas a más de tres millones de personas de una treintena de países.

Yo sí puedo

Se han graduado 9 millones de personas con el programa de alfabetización “Yo sí puedo”; y miles de cooperantes de la salud prestan servicios en decenas de países del mundo. No podemos olvidar que más de 250 colaboradores de la salud voluntarios y especializados de la Brigada Médica “Henry Reeve”, partieron a combatir el virus del ébola en África, en las regiones más afectadas.

Y hacia lo interno, Cuba no se detiene. Hoy se trabaja en la actualización del modelo económico, sobre la base de la justicia social. Todos los cubanos acceden sin discriminación a la prestación de servicios básicos de calidad como la educación, la salud, la asistencia y la seguridad social.

Cuba cuenta con indicadores de salud similares a los de los países desarrollados. La educación tiene carácter universal y es gratuita en todos los niveles de enseñanza. Cuba conquistó hace más de medio siglo uno de los mayores derechos humanos: el pleno ejercicio por el pueblo de su derecho a la libre determinación.

Educación cubana

Todo esto la nación cubana lo conquistó pese a las hostilidades de Washington y los graves obstáculos derivados del bloqueo impuesto durante décadas por Estados Unidos, una política obsoleta que viola incluso, los derechos de los ciudadanos norteamericanos a quienes su propio gobierno les prohíbe viajar como turistas a la Isla vecina.

Si su conexión es enta escuche esta versión:



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015