• Friday, 10 de July de 2020
  • En Audio: Mella, las crónicas de una historia centenaria

    2020-03-25 10:16:13 / web@radiorebelde.icrt.cu / Miozotis Fabelo Pinares


    Mella, las crónicas de una historia centenaria

    Escuche y descargue desde nuestro Canal iVoox la propuesta radial.

    Camagüey, Cuba.- Hace cien años, el joven Julio Antonio Mella, de apenas 17 años de edad, viaja a México, con el objetivo de matricular en el Colegio Militar de San Jacinto, y dar continuidad al legado de su abuelo, el patriota dominicano Ramón Matías Mella

    El accidentado viaje en barco lo lleva de La Habana al puerto Progreso, de la península de Yucatán, de allí a Veracruz; luego, por tren, hasta Ciudad México, y posteriormente cruza la frontera con Estados Unidos.

    Durante el periplo, Mella escribe una especie de diario, en forma de crónicas, de las que se conservan 47 en los archivos del Instituto de Historia de Cuba.

    Desde la niñez, Nicanor McPartland Diez, padece pequeñas crisis de asma, ¿cuántas veces la nodriza Longina, atiende al pequeño Lamy, como le llama la madre?

    El 28 de abril de 1920, el jovencito, está enfermo, tiene gripe; y así permanece en México, aunque quiere ir a los Estados Unidos para estudiar en una Academia Militar, pues las leyes mexicanas prohíben a los extranjeros servir en el ejército de ese país en tiempo de paz.

    El 29 de abril, escribe en su diario, “Hoy por fin logré cruzar El Paso, y estoy muy enfermo. Me muero de fiebres…”

    Periplo de Mella

    Pasa la frontera de México con Estados Unidos, en medio de una difícil situación política en la nación centroamericana, convulsionada por la revolución y a punto de generalizarse la guerra civil.

    El 30 de abril de 1920, Julio Antonio tiene que ingresar en la Sala de Infecciosos de un hospital, para evitar el contagio de la enfermedad, pues las autoridades norteamericanas en la frontera con México, someten a estricto control médico a todos los viajeros.

    “Estoy separado de los demás; sin un libro para leer, ni un ser humano con quien conversar. Muy triste todo esto. La nostalgia por la Patria me invade. ¿Qué hacer? ¿Desmayar? No. ¿Creerme vencido? ¡Nunca! Es imposible”.

    Froilán González y Adys Cupull

    Hacemos este viaje a la memoria, de la mano de los escritores Adys Cupull y Froilán González, autores del libro, Hasta que llegue el tiempo, que recoge las crónicas de viaje escritas por el joven Mella, en 1920.

    Sobresalen en los apuntes del diario, las ideas antimperialistas del joven cubano.

    “He visto que mi corazón palpita al impulso de un ideal, y para la realización de ese ideal sagrado, es que deseo la gloria y el poder.

    “Los pueblos hermanos son presa de un águila estrellada. ¿Por qué razón? ¿Por qué justicia? Por ninguna”.

    Destaca Froilán González, la visión del joven de 17 años, “quien valora la ambición imperial de los Estados Unidos sobre los pueblos de América; y quiere, como buen martiano, luchar por la unidad de América Latina, y la libertad, para que las Repúblicas sean respetadas”.

    Desde la frontera de México con los Estados Unidos, donde Julio Antonio permanece enfermo, en un hospital, en mayo de 1920, comprende la doble moral imperialista…

    “Los yanquis proclaman el panamericanismo, es decir, la unidad de América; y hablan de democracia; pero mantienen las tropas de ocupación en Nicaragua, Haití y en la República Dominicana”.

    En una de las crónicas en que narra su viaje por tierra mexicana define, “Ver unidas a las Repúblicas hispanoamericanas, para verlas fuertes, para verlas respetadas, dominadoras y servidoras de la libertad. Ese es mi ideal”.

    El 10 de mayo de 1920 recibe el alta del hospital, en la frontera de México con los Estados Unidos, y escribe, “¡Viva Cuba Libre y eterna!. Ese fue mi primer pensamiento esta mañana”; y comenta Adys Cupull, que “el joven ha pasado varios días de aislamiento, enfermo, solo; y entonces, extraña más a su Patria”.

    Mella no consigue matricular en el Colegio Militar de San Jacinto y comienza las gestiones para volver a La Habana.

    Peste bubónica en México

    Llega al Puerto de Veracruz, pero la epidemia de peste bubónica azota a México, y suspenden la transportación marítima.

    “La ciudad está infestada, -cuenta Froilán González-, hay cientos de muertos, y tiene que ir hasta el Puerto de Tampico, que permanece abierto. Desde allí inicia el regreso a Cuba.

    “En La Habana también se decreta cuarentena y los pasajeros del vapor, entre ellos, Julio Antonio Mella, son trasladados al Lazareto del Mariel, donde tienen que cumplir el aislamiento establecido”.

    Las crónicas escritas por Mella, hace cien años, ofrecen una visión de la madurez del joven de 17 años, comenta Froilán González.

    Hay una, después de la breve visita a Estados Unidos, en la que dice que sabe que el mundo es selva salvaje y no, paraiso terrenal; y señala que hay que luchar y ser como los leones, para ahuyentar a los lobos; y dice: Seamos como el León; así venceremos.

    “Yo creo, -agrega Froilán González-, que eso es una recomendación, ¡Seamos fuertes!”.

    Seamos fuertes hoy también, y como hace cien años el joven Mella, enfrentemos las adversidades, sin desmayar, con voluntad para actuar.  (Fotos de la autora y Archivo)

    Si su conexión es lenta puede escuchar esta versión y, si lo desea, descargarlo aquí.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020