En busca de enemigos (+Video)

2011.03.25 - 17:15:03 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi

La Habana, Cuba. -La guerra relámpago tiene múltiples ventajas si hubiera dado el resultado apetecido, aquel que soñaron los que desataron esta llamada guerra humanitaria para proteger la vida de los civiles en Libia, que en el desarrollo del conflicto puede cambiar su nombre y convertirse en masacre con sus víctimas colaterales.


El Consejo de Seguridad a instancias de Nicolás Sarkozy, a quien según analistas los Gadafi le saben demasiadas cosas como para aspirar a seguir vivos, determinó la suerte que debía seguir la alianza de 28 países dividida, desde que el sábado la aviación de Sarkozy abrió fuego de manera unilateral.

Se discutía sobre quién debía planificar y dirigir las operaciones militares, con los recelos descontados de antemano de parte del mundo árabe en el caso de que sea la OTAN la encargada de esta nueva “odisea”, a sabiendas de su papel criminal en la guerra de Afganistán.

Pues bien el mando ha pasado a la OTAN.

Pero desde el inicio de este conflicto, Amanecer de la Odisea, hay varias interrogantes que golpean las mentes de las masas medianamente informadas de la comunidad internacional, y es que el planeamiento desde que se convocó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, no estaba todo cocinado.

Todo el mundo sabe a quién responde esta institución de la ONU y allí hubo voces disonantes como Alemania, miembro de la OTAN, que aunque no pertenece a los elegidos, los miembros permanentes del Consejo, los que votan en contra y vetan, dejó claro que no iba a participar plenamente en la agresión.

Ahora ya retiró sus fuerzas y equipos.

Otros miembros no permanentes se oponían a esa guerra, pero como se ha dicho eran invitados de piedra a esa reunión.

Muchos no se explican la estrategia de las abstenciones de Rusia y de la República Popular China, que con derecho al veto, hicieron mutis, como si no estuvieran allí.

La administración Obama estaba urgida de pasarle el relevo a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, la mano de fuego y acero institucional del capitalismo de Occidente. Esta es una postura compartida por Bélgica, Canadá, Dinamarca, Noruega e Italia.

Al respecto, el gobierno de Silvio Berlusconi, que hasta hace poco, según el periódico francés Le Monde, pasaba por ser el “viejo compinche” del coronel Gadafi sigue insistiendo en que el objetivo de la resolución 1973 consiste “únicamente” en lograr un cese al fuego para que las partes se “reconcilien”.

Otros especialistas manifiestan sobre la situación interna de Libia, que tiene un funcionamiento muy distinto a Occidente, a años luz, y por eso a veces nos es tan difícil comprender lo que hacen y por qué lo hacen.

Los que mueven al gobierno libio, empujan y obligan a cambiar las cosas, son las tribus, si no quisieran a Gadafi las tribus lo sacarían en un día, y si está donde está, es porque las tribus de Libia le quieren ahí, mal que le pese a Occidente.

Y agregan, ahora con todos estos bombardeos se está consiguiendo que se unan más a su gobierno y en contra de los extranjeros. Incluso algunas tribus, que eran simpatizantes de la rebelión, al ver la invasión de Occidente han dado su apoyo a Gadafi.

La OTAN está metida en un lío atroz, dicen algunos.

Francia quiere mantener la ilusión de que es la que comanda, aunque ya cedió su protagonismo a la OTAN. Los cuatro principales miembros del BRIC, pidieron un alto al fuego y el diálogo.

China expresó “profunda preocupación” y advirtió contra un “desastre humanitario”. India dijo “que ninguna potencia extranjera debería interferir” en Libia. Y Rusia, a través del primer ministro Vladimir Putin, descartó la resolución 1973 “que permite todo".

Lo mismo vale para la Unión Africana de 53 naciones, que después de sobrellevar la acción bélica, quiere ahora una solución diplomática. En fin un tremendo lío.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015