En el pueblo hay muchos Camilos

2013.10.28 - 07:12:03 / web@radiorebelde.icrt.cu / Teresa Valenzuela Garca

Camilo Cienfuegos
De espontánea sonrisa, barba negrísima y sombrero alón, el comandante Camilo Cienfuegos gozaba de la simpatía del pueblo y en especial de los niños que ansiaban verlo de cerca, darles la mano, y soñar un abrazo del admirado guerrillero.

Se le conoce como el Señor de la Vanguardia, o El Héroe de Yaguajay; sin embargo, prefiero mencionar que fue el Comandante de la Revolución, que en pocos meses que vivió después del triunfo revolucionario de enero de 1959, se sembró para siempre en el corazón de su pueblo.

De gran arraigo popular, se caracterizó también por su sencillez, probada valentía y fidelidad sin límites a Fidel Castro. Sobre esto existe una anécdota que la ejemplifica: después del triunfo de la Revolución, Fidel y Camilo, los inseparables guerrilleros, acudían con regularidad a los encuentros de pelota, algunas veces como espectadores y otras como activos participantes.

En una ocasión en que ambos acudieron al estadio del Cerro, La Habana, para participar en un desafío que se desarrollaría esa noche, surgió la idea de que en las dos novenas jugaran los guerrilleros en una división que daría al juego mucha viveza.

Camilo, acariciando su amplia barba oía la proposición y mascaba fuertemente su tabaco, mientras exhalaba el humo con vigor. Cuando concluyeron de explicarle la idea, respondió como un rayo: “¿Qué integre una novena contra Fidel? ¡Qué va! ¡Contra Fidel yo no estoy ni en juego!”.

De carácter alegre era amigo de hacer bromas. Así lo recordaba Vilma Espín: “Camilo acostumbraba a hacerle bromas a todo el mundo, así que todos estábamos siempre un poco en guardia con él… eran bromas realmente infantiles, que hacían reír. En el año 1959, cuando vivíamos en Ciudad Libertad, se celebraban en la habitación de Raúl y mía muchas reuniones. Cuando Camilo salía, y como ya lo conocíamos, teníamos que registrarlo porque acostumbraba a llevarse, por broma, un montón de cosas en los bolsillos, y me dejaba las almohadas pintadas de corazones y con letreritos de las cosas que se habían estado conversando”.

Camilo nació en el reparto de Lawton, La Habana, el 6 de febrero de 1932. En 1953 emigra a los EE:UU buscando mejores oportunidades de trabajo, sin embargo, la visión del maltrato y la explotación que sufren los trabajadores migrantes lo hacen regresar a su país.

Fuentes consultadas afirman que a su retorno a Cuba en 1954, se suma a la lucha de los estudiantes contra el gobierno ilegítimo de Fulgencio Batista que llegó al poder tras un golpe de estado. En diciembre de 1955 es herido de bala durante una manifestación popular y es fichado por los esbirros batistianos. Sin trabajo, perseguido por el gobierno de Fulgencio Batista, decide regresar a los EE:UU, país del que es expulsado al vencerse su permiso.

Se dirige a México, donde establece contacto con Fidel que en ese momento organizaba la fuerza revolucionaria en el exilio, adiestrando combatientes para la guerra de guerrillas con la que se iniciaría la Revolución cubana. Camilo Cienfuegos se sumó a los combatientes que abordaron el yate Granma rumbo a Cuba.

Durante el desembarco tienen enfrentamientos con fuerzas de Batista, y su demostrado valor le hace merecedor del grado de capitán del ejército rebelde. En 1957 se integra como jefe de vanguardia a la columna guerrillera José Martí comandada por Ernesto Che Guevara, con quien lo unirá una profunda amistad.

En los numerosos combates que desde la Sierra Maestra se libraron, Cienfuegos se destacó como un arrojado y valiente combatiente, cualidades que contribuirán a forjar su mito; en abril de 1958 el líder histórico de la Revolución Fidel Castro lo asciende a comandante.

Las columnas comandadas por Cienfuegos y el Che Guevara, extenderían las acciones militares desde Sierra Maestra hacia el occidente y el oriente del país. La propia columna de Cienfuegos sitiaría y lograría el control de la ciudad de Yaguajay, punto neural y decisivo para debilitar el poder militar de Batista.

Cuando triunfa la Revolución cubana, formó parte del alto mando revolucionario, combatiendo los levantamientos contrarrevolucionarios que surgieron en Cuba tras la caída de Batista, muchos de ellos orquestados por el dictador en el exilio y algunos subvencionados por el gobierno norteamericano.

Para tristeza de su pueblo, Camilo Cienfuegos desapareció físicamente el 28 de octubre de 1959 cuando se trasladaba en una avioneta de Camagüey a La Habana.

Hasta la actualidad, las nuevas generaciones de cubanos junto aquellos que lo conocieron, acuden en esa fecha a depositar flores en las aguas donde yacen sus restos. La iniciativa surgió del pueblo en correspondencia con las palabras del líder histórico de la Revolución Fidel Castro, quien afirmó en una ocasión: “en el pueblo hay muchos Camilos”.

Camilo desde la niña que soy



Artículos relacionados



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015