Fidel y el Béisbol: Un juego que nunca tendrá final

2016-11-29 00:05:59 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yirsandy Rodríguez Hernández

Fidel y el Béisbol: Un juego que nunca tendrá final

Para el Comandante eterno Fidel Castro nunca habrá un out 27 si de béisbol se trata. Desde su infancia, Fidel amaba los deportes, entre ellos el ajedrez, el baloncesto y la natación, pero sobre todo tenía una ferviente adoración por el béisbol.

Con ese amor por nuestro deporte nacional, el líder de la Revolución cubana engendró el sueño que, para los años 60, significó el inicio de las Series Nacionales.

Fidel logró sentar las bases del béisbol Revolucionario, cuando se pensaba que en Cuba la pelota no iba a seducir las pupilas beisboleras de los fanáticos que seguían octubre tras octubre la Liga Profesional Cubana.

Pero el 14 de enero de 1962, ante un mar de pueblo que se reunió en la Catedral del Béisbol, el Estadio Latinoamericano, la inauguración de la I Serie Nacional fue la respuesta como obra, a lo que muchos no pensaron que Fidel y la Revolución conseguirían.

Fidel y el Béisbol: Un juego que nunca tendrá final

Así se comenzaban a tejer las raíces de una hermosa epopeya deportiva a lo largo de nuestro archipiélago que, en poco tiempo, alcanzó a llenar los estadios y contagiar millones de espacios en los corazones de todos los cubanos.

Ese béisbol romántico de los 60, en las gloriosas páginas de las 56 ediciones de los clásicos nacionales jamás se olvidará. No solo por la calidad y el valor de aquellos pioneros que pusieron en planos estelares el deporte de las bolas y los strikes, sino por lo que ha significado para Cuba como parte fundamental de su idiosincrasia.

Fidel y el Béisbol: Un juego que nunca tendrá final

Cada hazaña dentro del diamante era especial una y otra vez, desde aquel hit de oro de Gaspar “el Curro” Pérez en Quisqueya 1969 hasta los batazos de Frederich Cepeda en la Serie del Caribe de 2015, que hicieron saltar de alegría a todo nuestro pueblo.

Esos peloteros que para nosotros son como ídolos y héroes, desde Manuel Alarcón, “Changa” Mederos, Pedro Chávez y Miguel Cuevas hasta Víctor Mesa y Omar Linares —por solo mencionar algunos—, son la prueba viviente de que este deporte ha sido mucho más que un juego, una pasión. Y que en Cuba un jonrón significa algo más que un simple batazo de cuatro esquinas.

Es cierto que en la actualidad el béisbol no está pasando por sus momentos más fértiles, pero esos triunfos que nos hicieron ser respetados y grandes competidores no se pueden obviar.

Fuimos capaces de ganar tres Olimpiadas (1992, 1996 y 2004), ante potencias beisboleras como Estados Unidos y Japón, y hemos competido con mucho coraje, incluso en el nivel más alto.

Ese legado lleva presente la guía de Fidel Castro. En Cuba, dondequiera que un pitcher lance, un bateador se ponche o pegue un jonrón, ahí estará Fidel, siempre como un jonrón en nuestros corazones.

Fidel estará en nuestro juego eterno de béisbol porque para él jamás existirá el out 27.
 



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015