Fincas forestales: El anillo verde de Holgun

2014.10.06 - 14:27:34 / web@radiorebelde.icrt.cu / Aroldo Garca Fombellida

or varios aos consecutivos, y solo a fuerza de trabajo, sus excelentes resultados en ms de veinticinco programas establecidos como medidores bsicos, transformaron el lugar de un insalubre basurero a la mejor finca forestal del pas. Foto Aroldo Garca
Por varios años consecutivos, y solo a fuerza de trabajo, sus excelentes resultados en más de veinticinco programas establecidos como medidores básicos, transformaron el lugar de un insalubre basurero a la mejor finca forestal del país. Foto Aroldo García


Holguín, Cuba. -
Holguín es asentamiento del segundo municipio más poblado del país -solamente antecedido por Santiago de Cuba-. Aquí residen cerca de medio millón de habitantes, con una impresionante base económica, industrial, y de servicios.

Por su ubicación geográfica, al nordeste de la parte más oriental de la isla, casi todo el año prevalecen las temperaturas altas. Algo casi generalizado en la región.

No es extraño, por tanto, que el inicio de cualquier conversación cotidiana, valore casi siempre, el casi agobiante calor ambiental.

De lo dicho se desprende la validez de crear fincas forestales, atendidas por las dependencias del Ministerio de la Agricultura: grandes pulmones verdes alrededor de esta ciudad que, a su vez, harán producir extensiones de tierras en desuso, colmadas de marabú.

Lo primero es seleccionar bien los aspirantes y entregarles las tierras en usufructo.

Ya en la actualidad suman más de cuarenta de estas fincas circundando la ciudad, cada una como un traje a la medida de las posibilidades, las características del terreno, y hasta de las personas que las atienden. Todas están totalmente cercadas perimetralmente, y “el finquero” reside en ella, pues una de las primeras decisiones es edificarle la vivienda familiar.

Como “botones de muestra” visitamos dos de estas fincas:

A un lado de la carretera central vía Las Tunas se encuentra la finca “El Coco”, atendida por Oliverto Peña González, un profundo conocedor, con más de treinta años vinculadUn campesino de los que cada da apuestan por el cultivo de las fincas forestales en Holguno a las labores forestales.

Hace menos de tres años asumió su actual responsabilidad.

Más que una finca, semeja un inmenso jardín extendido en cuarenta y cinco hectáreas, mayormente dedicadas al cultivo y desarrollo del bambú, y otras variedades forestales como la acacia, además de frutas, viandas, hortalizas, flores, varios animales, y hasta plantas medicinales.

“Vivo para el trabajo, me gusta lo que hago, y la tierra me recompensa en todo”, me dice este hombre, quien solo acompañado por su esposa, Rosaida Rodríguez, y un cercano familiar, con esfuerzo unido y diario, hacen de “El Coco” una necesaria referencia positiva.

Un poco más al norte de la ciudad, en las inmediaciones de lo que alguna vez se llamó popularmente “las lomas calvas de Holguín” por su falta de vegetación, un portón semirústico anuncia la entrada a la finca forestal “Los internacionalistas”.

Por varios años consecutivos, y solo a fuerza de trabajo, sus excelentes resultados en más de veinticinco programas establecidos como medidores básicos, transformaron el lugar de un insalubre basurero a la mejor finca forestal del país.

Esta historia tiene como protagonista a Roig Carmenate García, antes, gastronómico en su natal Amancio Rodríguez, y luego custodio en Holguín, hasta que un día, hace diez años, le propusieron “hacer” una finca en aquel sitio “que metía miedo a cualquiera”, tanto, que en más de una ocasión a Roig le dieron deseos de ni volver por allí.

“Lo primero que sembré fueron esos cocales que hace rato están en producción, incluso me decían que no se darían. Y mire usted aquí se da todo, y hasta las piedras, antes inservibles, son ahora sitio preferido para la manada de chivos”

“Con mi hijo de veinte años, la familia, y unos pocos colaboradores, esto “va pa´arriba”. No hay bandolero que pueda entrar aquí, trabajamos, cuidamos, salimos muy bien económicamente, y estamos felices, muy felices”

Con las fincas forestales que ya logran formar el añorado anillo verde de la ciudad de Holguín disminuyeron, casi hasta cero, los incendios forestales, es mayor la supervivencia boscosa, y las talas indiscriminadas que antes pululaban son ahora historia pasada.

A la vista están el mejoramiento de la calidad de vida de Oliverto, de Roig, de sus familias respectivas, y de todas las demás unidas en este empeño. El salario que perciben es muy bueno y se complementa con los productos que desarrollan.

Regalos merecidos para estos hombres y mujeres de humilde extracción, que cada mañana esperan al sol en el surco ya colmado de sudor.

Aunque fuerte es su influencia, el astro rey jamás les ha podido ganar la competencia. Ellos llegan primero.

Saben que de ellos depende que el agobio del calor sea menor, cada vez que crezca un poco más, y sea más lozano, el anillo verde de Holguín. (Fotos del autor)

Hasta las piedras, antes inservibles, son ahora sitio preferido para la manada de chivos. Foto Aroldo Garca
Hasta las piedras, antes inservibles, son ahora sitio preferido para la manada de chivos. Foto Aroldo García



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015