Fortaleza en zona roja (+Audio)

2020-03-25 09:57:45 / web@radiorebelde.icrt.cu / Jos Miguel Sols Daz

Colectivo de mdicos y enfermeros que atienden a pacientes positivos.

Matanzas.- El inusual silencio que impera en el Hospital Doctor Mario Muñoz Monroy de esta ciudad del occidente cubano, ahora en medio de un inusual y riguroso protocolo de bioseguridad, ofrece a simple vista, sensación de sobrecogimiento.

Sin embargo, la duda se despeja tan rápido cuando conocemos que en la llamada “zona roja” todos son jóvenes.

“No solo los pacientes, todo el personal que ahora brinda atención a los tres matanceros positivos al Sars-CoV-2 son jóvenes”, confirma el doctor Juan Carlos Martín Tirado, director del hospital y especialista en segundo grado en Ortopedia.

Para sellar el breve intercambio, subraya: “No existen brechas en la bioseguridad, se capacita constantemente al personal y cada cual conoce su tarea y cómo protegerse para evitar la propagación de la enfermedad”.

Hacia la zona roja

Con el auxilio del socorrido teléfono, conversamos con el joven médico Renier García, residente de medicina interna, quien lo reitera:

Doctor Renier Garcia, medicina interna.

Todos somos jóvenes, los tres enfermeros: Salvador Lavielle, Ángel Campos y Leonel Rivero; la empleada de servicios generales Gladis Zequeira; pero también los tres pacientes ingresados positivos al nuevo coronavirus, que evolucionan muy bien.

Y de la forma en que comunica el joven médico se percata uno de que existe una suerte de sinergia colectiva y no es para menos, puesto que por los restantes siete días constituirán una suerte de “familia” que solo el destino ha unido.

“Es cierto, el personal médico y de enfermería permanece por espacio de catorce días junto a los pacientes, luego hemos de pasar una cuarentena de otros 14 días y después descansamos por igual período; hasta que nuevamente nos incorporamos al trabajo”, relata Renier.

Tratándose de la primera experiencia de esta magnitud, a pesar de su misión internacionalista en Venezuela, Renier comenta sentirse bien profesional y humanamente.

Los pacientes son cooperativos, les va muy bien y como jóvenes interactuamos y llegado el momento, nos animamos mutuamente; porque por ejemplo, mi esposa, que también es especialista en medicina interna, labora en un área cercana a la nuestra, pero no podemos vernos.

"Soy fuerte"

Así se expresa Lisy, una cardenense de 36 años que pasó no pocos momentos de angustia para regresar desde Guyana.

“Quien lo iba a decir, regreso el día 12 y ya el 13 me sentía mal, tan pronto surgieron los primeros síntomas corrí al médico y aquí estoy. Pero te confieso, no me parece posible haber dado positivo, solo tuve malestar los dos primeros días".

Soy una mujer fuerte, no le temo a nada y por mis hijos; por mis familiares, sé que voy a pasar por este mal rato. ¡Ah! Eso sí, la moraleja es que el nuevo coronavirus no cree en jóvenes, solo lo burla quien no se expone, se protege y cuida a sus familiares (...) Me siento bien y agradecida de las atenciones, pero ansío mucho, mucho, abrazar a mis hijos. Solo me faltan siete días y luego haré otra cuarentena con todos los míos y muy a gusto.

Escuche y descargue a través de nuestro Canal Ivoox el testimonio de Lisy, una de la pacientes positivas a la COVID-19:

Ahora me consuela el teléfono, las conversaciones con mis familiares, algún paseo por la sala y pensar positivamente, eso sí.

Animar, animarse, eso te da fuerzas

¿Te imaginas que en un centro de aislamiento quien mejor se sienta sea precisamente el único que dio positivo al coronavirus?

“Ese ha sido el mayor choque que he tenido en mi vida”, confiesa el joven animador de un hotel en el balneario turístico de Varadero y ahora en espera de que transcurran, aunque lo oculte, siete angustiosos días.

El hospital Doctor Mario Muoz Monroy labora como centro de aislamiento.

Empecé como con un catarro común, algo normal, por eso les digo a las personas con problemas respiratorios que se cuiden mucho y acudan al médico; que tomen todas las medidas higiénicas y de todo tipo para evitar la propagación.

“Me siento muy extraño, quisiera ver a mi madre, a mi familia y que cuando regrese al trabajo, digan: mira, ese es el chico que gracias a los médicos cubanos se salvó del coronavirus”.

Al cierre

Tras la conversación con personas que aman la vida y se aferran a la esperanza nos comunican que otra paciente, igualmente joven, se incorpora a la zona roja.
 



Artículos relacionados



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015