Historias en un Palacio sin reyes

2019-02-11 20:10:30 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yaicelín Palma Tejas

Historias en un Palacio sin reyes

El Palacio de Pioneros Ernestito, ubicado en el municipio de Diez de Octubre, en La Habana, resguarda a ocho familias cuyas casas fueron derrumbadas totalmente por el tornado del pasado 27 de enero. En su interior todavía se escuchan las anécdotas sobre aquella noche tenebrosa.

****

Kelly Charles Matos: Yo estaba secando la ropa para tenderla y de momento sentí una bulla, como una turbina o un avión, era un ruido ensordecedor. Tomé al niño por la mano y fuimos a refugiarnos al baño; intenté salir al cuarto y fue cuando vi que el viento me había llevado las ventanas y las paredes de la habitación; entonces nos quedamos a esperar en el marco de la puerta del baño porque no sabía para dónde moverme. Recuerdo que llamaba a mis vecinos pero el ruido impedía que me escucharan; era tanto que nos dejaba sordos. Me aferré al marco de la puerta, abracé a mi hijo, cerré los ojos y eso fue todo. Tengo un vecinito que me dice que todo duró un minuto y 15 segundos, hay quienes creen que fue menos, pero para los que lo vivieron como yo, fue una eternidad. Muy pocas cosas se salvaron, algunas quedaron bajo los escombros, otras volaron, yo no encontré ni la libreta de abastecimiento. Apenas pudimos salir a la calle nos preguntábamos unos a otros si estábamos bien, y cuando nos dimos cuenta que faltaba una vecina con sus dos niñas, nos preocupamos, pero después supimos que estaban bien, que se encontraban en otro lugar en el momento del tornado; menos mal, porque su casa se derrumbó totalmente, y de haber estado ellas dentro eso sí me hubiese dado mucho miedo. Un vecino se refugió en el escaparate. A la mañana siguiente comenzamos a recoger escombros; las calles estaban incomunicadas; el árbol debajo del cual se sentaba mi hijo con el resto de los muchachos del barrio ya no estaba. Ahora lo que nos queda es la fe y la esperanza de que nos vamos a recuperar.

****

Norelbis Katia Silano Ávila: Soy la mamá del niño que fue operado a corazón abierto hace tres meses. Esa noche estaba preparando el baño para el niño y para mí; subí las escaleras a buscar la ropa y sentí como si estuviera lloviendo con granizos y una ventolera. El cielo se puso negro y recuerdo relámpagos azules, verdes, de todos los colores, y había círculos de aire adentro de la casa con pedazos de piedra, tejas… Me puse al niño en mi abdomen y me hice un arco para protegerlo de algún golpe. Luego se fue la corriente y todo quedó oscuro. Cuando yo siento que algo rebotó contra la escalera donde yo estaba, me tiré rápidamente con el niño. Mi hijo lloraba y me gritaba “mamá, mamá”, se orinó y se ensució encima y yo pensaba que se me había infartado, pero por suerte nada nos pasó. Yo tenía muchas heriditas en la cabeza y mi hijo tenía un rasguño al costado de un ojito. Minutos después fue que pudimos ver que la casa estaba en total derrumbe, las paredes estaban abiertas, se había reventado la placa, ya no había ventanas. Nos quedamos sin ropa, sin los equipos electrodomésticos. Estábamos incomunicados porque no podíamos salir por el pasillo. Teníamos las vigas de Pepe, las paredes de la escuela, la tierra, los relojes, postes y cables en el pasillo. Ante esas condiciones el delegado de mi circunscripción me dijo que no podía estar allí y que tenía que evacuarme, sobre todo porque mi hijo no puede oler polvo, ni químicos. Y aquí, a pesar de no tener todas las condiciones y comodidades de mi casa, no me puedo quejar, porque hemos recibido las mejores atenciones tanto del equipo de Salud que está al tanto del niño todo el tiempo, como de los trabajadores del Palacio de Pioneros, de quienes se encargan de nuestra alimentación, y de todo el pueblo que nos ha donado desde aseo, alimentos, ropas, hasta juguetes para el niño.

****

Historias en un Palacio sin reyes

Raúl Daymuris Puentes Martínez: El día del suceso yo estaba en la calle con mi hijo de siete años y cuando vi lo que estaba ocurriendo fui corriendo para la casa. Mientras subía las escaleras sentí que comenzó a temblar el edificio y comenzaron a caer cosas. Entonces regresé, dejé al niño en la casa de un vecino y me paré en la esquina y vi cómo se derrumbaba mi casa. Yo no creía lo que estaba viendo, pero lo mejor fue que no me dio tiempo entrar a la casa con el niño. Estuvimos cuatro días en diferentes casas de vecinos que se brindaron a auxiliarnos, hasta que nos trajeron para acá, donde he recibido hasta uniformes para que mi hijo siga hiendo a la escuela. Aquí nos tratamos como una familia, y nos ayudamos unos a otros, los cubanos estamos acostumbrados a eso, llevamos la solidaridad en la sangre.

Solidaridad sin precedentes

Historias en un Palacio sin reyes

Dice Miriam Velazco Infante, subdirectora del Palacio de Pioneros de Diez de Octubre, que en los 22 años que lleva viviendo en La Habana no recuerda un evento como éste, y más allá de los desmanes del tornado, ella se refiere a la ayuda y la solidaridad de todo el pueblo cubano, y a la fe absoluta de los damnificados en la Revolución.

“Hasta aquí llegaron donaciones de todas partes de La Habana, y se repartían directamente a los damnificados. El Gobierno les otorgó colchones, y sin vacilaciones se habilitaron los servicios de agua y gas”.

En este Palacio no hay lujos, y mucho menos reyes, ni siquiera sus habitaciones se parecen a las antiguas casas que el tornado convirtió en escombros; pero allí, donde se agradece cada amanecer, se respira felicidad.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015