• Monday, 13 de July de 2020
  • Incertidumbres de pandemia

    2020-05-25 12:28:24 / web@radiorebelde.icrt.cu / Alberto Quirantes


    Incertidumbres de pandemia

    En los momentos actuales de pandemia podemos observar incertidumbre por todo el mundo como en una película de suspenso, pero sin final a la vista. No existe un punto de referencia en el pasado donde se hubiese presentado un trastorno social de este tipo tan especial y universal sin un punto final divisible. Y así vemos que aún no se conoce el origen exacto del virus, nadie sabe con exactitud cuándo aparecerá una vacuna o si en verdad es posible desarrollar alguna en determinado e incierto momento, tampoco si con las medidas defensivas logramos eliminar esta virosis o si los demás países también podrán lograrlo, si el turismo volverá a ser el mismo para facilitar la recuperación de muchas plazas de trabajo y si se reanudarán los mismos contactos de siempre a nivel mundial.

    La mayor incertidumbre
    Se considera que la mayor incertidumbre es no saber exactamente o por lo menos aproximadamente cuándo terminará esta situación. Nadie ha confirmado en el mundo que una nueva normalidad volverá a la antigua normalidad el Día de los Enamorados y las fiestas de fin de año; eso crea un pensamiento abierto, inseguro y angustiante capaz de frustrar una de las maneras más importantes que tenemos para enfrentar las situaciones difíciles que son las ilusiones felices de futuro, pues eso permite pensar e imaginar en este mundo moderno de tanta velocidad, en la transición y en una próxima fecha de felicidad y relajamiento. Esa imposibilidad de vislumbrar un cierto final, neutraliza nuestra idea de control y nuestro sentido de iniciativa y planificación. Conocer o calcular cuándo y cómo terminará un mal momento, aunque esa información no sea estimulante, ayuda a las personas a adaptarse mejor y ver su futuro con cierta claridad. Si alguien me dijera que dentro de seis meses podría ir a cualquiera de las “playas del este” y todo volviera a la normalidad de antes, entonces me sería posible hacer planes para dentro de seis meses, pero nadie sabe cuándo terminará esto.

    Soluciones, aunque sean de consuelo, ya no tenemosIncertidumbres de pandemia
    La mayoría de los seres humanos son muy buenos solucionando problemas. En estos casos normalmente se diseñaría un plan y, de paso, los más precavidos, tendrían un plan B. Pero en la actualidad no se puede hacer planes para el futuro, porque todo aquello con lo que normalmente contamos está en proceso de cambio constante como las escuelas, la industria aeronáutica, el empleo, el transporte urbano e interprovincial, las inversiones, las consultas médicas, etcétera. Especialistas en salud mental afirman que esta sensación de estar a la deriva, que algunos toleran mejor que otros, se ve exacerbada por la desinformación y los mensajes confusos provenientes de las redes sociales que una parte del público recibe con verdadera fruición.

    Nuestra tranquilidad
    Nuestro país nos da la tranquilidad de su homogeneidad pues tanto el mundo científico como nuestros dirigentes y el pueblo en general coinciden en las fuentes fiables de información y el cumplimiento de medidas de disciplina social que tan buenos resultados han dado pues con la pandemia, diariamente estamos jugando a la baja según muy confiables cifras estadísticas. ¿Pero en los otros países qué puede suceder? Y eso es en estos momentos una gran incógnita que provoca preocupación por la falta de una respuesta que nadie aún puede ofrecer.

    Otros lugares peores
    Peor aún con la incertidumbre en países con grandes discrepancias donde los científicos tienen sus argumentaciones de sólida base y el aparato político otro diferente desde el punto de vista económico. La naturaleza altamente contagiosa del virus ha eliminado muchas de las maneras en las que, por lo general, encontraríamos consuelo en épocas de mucho estrés como es pasar tiempo con amigos, ir a fiestas o recibir un abrazo. En cambio, las sonrisas ahora tan necesarias, pueden quedar escondidas detrás del nasobuco. Las múltiples maneras recomendadas para reducir el estrés relacionado con este coronavirus en realidad pueden incrementar la incertidumbre con la que estamos tratando de lidiar pues nos reafirman que existen en el mundo demasiados estresados. Mientras pasan los días, lo mejor es crear nuestro contenido de trabajo estimulante, moral o económicamente, para mantenernos ocupados la mayor parte del día pues eso aparta la mente de los pensamientos de dudas sin respuesta.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020