José Martí y la dignidad de las pasiones (+Fotos y Video)

2018-01-19 21:21:59 / web@radiorebelde.icrt.cu / Laura Barrera Jerez

José Martí y la dignidad de las pasiones
Pintura de Alexis Gelabert

Martí siempre tuvo a la Patria como su amor primero. Pero, ¿dónde desbordar sus inspiraciones permanentes y los sentimientos de cubano digno que lo acompañaron en sus empeños independentistas?

Su pasión de hombre enamorado iba con él permanentemente, era una de sus esencias. Muchas cartas y poemas son prueba de ello. La mayor parte de esas letras han sido descifradas por investigadores que hoy nos cuentan las historias entrelíneas, los contextos que inspiraron al Apóstol, los deslumbramientos por una u otra dama, las reacciones de ellas, los destinos de aquellos romances...

En Zaragoza (España), Martí cursó estudios de Derecho y conoció a Blanca Montalvo. Aquello fue solo un amorío y ella terminaría casándose con el doctor Manuel Simeón Pastor. Pero hubo una huella eterna: ella nombró a su hijo José.

Luego, entre 1871 y 1874, años de destierro, el héroe cubano conoció a una dama que firmaba sus cartas con la letra “M”. Y eso quedó: la inspiración para seguir luchando en aquellos años difíciles y las misivas convertidas hoy en documentos históricos.

En México encontró a la actriz Concha Padilla, protagonista del drama “Amor con amor se paga”. Luego, en la misma tierra azteca, le nacieron versos de amor: «En ti pensaba, en tus cabellos,/ que el mundo de la sombra envidiaría. Y puse un punto de mi vida en ellos,/ y quise yo pensar que tú eras mía». Rosario de la Peña fue la causante de aquella inspiración, una mujer alta y morena que muchos llamaban Rosario la de Acuña porque un poeta con ese apellido ya se había suicidado por su amor. Sin embargo, la vida de Martí tenía empeños mayores. La muerte solo por la Patria. Y esa certeza tuvo muchísimos poemas más.

                  José Martí y la dignidad de las pasiones

El investigador cubano Luis García Pascual, en su libro “Destinatario José Martí”, publica varias cartas de amor entre el Apóstol y la actriz camagüeyana Eloísa Agüero, a quien conoció en el teatro Principal de México, en 1875. Según el propio García Pascual, aquel romance coincidió en determinado momento con los inicios de la relación entre Martí y Carmen Zayas-Bazán.

Ya comprometido con su futura esposa, el héroe viaja a Suramérica y allí conoce a María García-Granados, una tierna muchacha de 20 años que el mundo conocería gracias al poema: “La Niña de Guatemala”. Para José Martí fue una amistad memorable, para ella, el descubrimiento de un amor que solo le dejó la tristeza de las pasiones no correspondidas.

Escuche el poema musicalizado y vea imágenes de la Niña de Guatemala:



El 20 de diciembre de 1877 Martí se casó con Carmen Zayas-Bazán en la Capilla del Sagrario de la Parroquia del Sagrario Metropolitano de México. La fiesta nupcial se celebró en la casa de Manuel Mercado; en el libro de matrimonios, aquel quedaría marcado con el número 27; y a partir de entonces, muchas guerras vendrían.

Varios historiadores se han encargado de reivindicar a Carmen, porque otros la han señalado como una mujer que no estuvo a la altura del esposo. Es cierto que él mismo se quejaba de sus incomprensiones, pero motivos contundentes habrá tenido para elegirla entre tantas y consumar junto a ella, una de sus más altos orgullos: su hijo José Francisco Martí Zayas-Bazán. Fue así como lo dejó escrito para la historia el propio José Martí, en carta dirigida a su amigo Manuel Mercado, en mayo de 1880:

“...Carmen no comparte, con estos juicios del presente que no siempre alcanzan a lo futuro, mi devoción a mis tareas de hoy. Pero compensa estas pequeñas injusticias con su cariño siempre tierno, y con una exquisita consagración a esta delicada criatura que nuestra buena fortuna nos dio por hijo...”


José Martí y la dignidad de las pasiones

El historiador Ercilio Vento, autor de “Carmen, la agonía del verso”, escribe: “El matrimonio de José Martí ha sido tocado superficialmente y tocado desde la arista de la compañera. Los más osados hablan de la incomprensión, pero no en un análisis más profundo. Carmen es una mujer rebelde, aventajada a su tiempo. Si bien reclama sus derechos como esposa, vivamente; es también una mujer que está con los pies sobre la tierra. Hay que entenderla, Martí es deportado por segunda ocasión y ella queda con un hijo, sin un centavo en el bolsillo y rechazada por ambas familias. El padre de Carmen, recordemos, la condena al ostracismo y la pone a vivir con unas tías, incluso, una de ellas atenta contra la vida de José Francisco porque es el hijo de José Martí. Imaginemos la agonía que esa mujer sufre”.

Finalmente, el rompimiento definitivo de la pareja sucedió el 27 de agosto de 1891. A la señora Zayas Bazán solo le quedó el hijo y el álbum de bodas que llevaba consigo a todas partes como quien no quiere desprenderse de los buenos recuerdos.

Cuando se separaron, ya revoloteaba en la vida de Martí la inspiradora Carmen Mirayes, casada con el cubano Manuel Mantilla. Sobre ella quedan muchos misterios y otros tantos, sobre su hija, quien en vida fue María Mantilla, pero está enterrada con el nombre de María Martí.

José Martí y la dignidad de las pasiones

Estudios científicos han abordado las semejanzas de los rasgos físicos entre ella y el Apóstol. Las cartas, desde un plano más subjetivo, por supuesto, refuerzan tales presupuestos y develan la carne y el alma de las pasiones martianas:

(A María, desde Cabo Haitiano, 9 de abril, 1895)

“Pasa, callada, por entre la gente vanidosa. Tu alma es tu seda. Envuelve a tu madre, y mímala, porque es grande honor haber venido de esa mujer al mundo. Que cuando mires dentro de ti, y de lo que haces, te encuentres como la tierra por la mañana, bañada de luz. Deja a otras el mundo frívolo: tú vales más. Sonríe, y pasa. Y si no me vuelves a ver, haz como el chiquitín cuando el entierro de Frank Sorzano: pon un libro, -el libro que te pido-, sobre la sepultura. O sobre tu pecho, porque ahí estaré enterrado yo si muero, donde no lo sepan los hombres. Trabaja. Un beso. Y espérame.

Tu, J. Martí”



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015