Jueces de paz en tiempos de cambio

2014.04.23 - 17:36:20 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ivn Morales Morales

Jueces de paz en tiempos de cambio
La actitud solícita de mi interlocutor ante la petición para conversar sobre uno de los temas con mayor repercusión en la actualidad, dado el notable incremento de afluencia de público a sus oficinas para recibir un significativo número de servicios, me sorprendió, y mucho. Bueno, como diría el poeta, Fayad Jamís, “con tantos palos que te ha dado la vida”.

Llegué temprano; es importante no perder la costumbre. Mi entrevistado me esperaba allí, sentado en su sencilla oficina. Su postura denotaba nerviosismo, cuyo incremento fue más visible cuando en la grabadora digital se percibía una intensa luz roja indicando que ya comenzaba la charla.

El jefe del Departamento de Notarías de la Dirección Provincial de Justicia de La Habana, Daniel Castellanos Blanco, es un joven abogado y notario que ama su profesión. Gusta de ejercerla –claro siempre y cuando las responsabilidades se lo permiten- para no perder la costumbre y mantenerse “en forma”.

Llegó a esta modalidad una vez graduado de Derecho y tras cursar un riguroso proceso de selección y un examen de oposición con una fuerte carga teórica y práctica. Erigirse como funcionario público, no fue –ni es- tarea fácil.

Una vez allí estuvo facultado, según explicó, para dar fe de los actos jurídicos que la ley exige y garantizar las acciones de los particulares a fin de que el Estado pueda proteger los derechos que emanan de las relaciones entre los mismos, brindándole un valor probatorio preestablecido a todos los documentos públicos notariales, suficiente para resolver e impedir posibles litigios.

O sea, “estos jueces de paz asesoran e instruyen a los comparecientes sobre los medios idóneos para lograr sus fines y controlan la legalidad de los trámites que ante su persona se realizan”, añadió.

Sustento de la actualización económica y social


Un importante grupo de medidas puestas en vigor tras el Sexto Congreso de Partido dinamizaron las jornadas de trabajo en cada una de las notarías del país. La población, beneficiaria de las normas, comenzó a acercarse aún más a estas instituciones para poner en orden su documentación.

Los actos traslativos de dominio de viviendas y autos, las adjudicaciones de herencias y subsanaciones de errores u omisiones en instrumentos legales fueron los servicios más requeridos. La afluencia de personas ha sido alta y, por tanto, el cúmulo de trabajo ha aumentado considerablemente.

Esta fue una normativa que tuvo un sustancial impacto en la labor notarial en Cuba, pues “exigió –en el caso de los inmuebles- la actualización de los títulos de propiedad y su inscripción previa para su posterior transmisión”, reconoció Castellanos Blanco.

Asimismo, estos funcionarios desempeñan un papel primordial en la concreción de las cooperativas no agropecuarias y su correcta inserción en el nuevo escenario laboral. La puesta en vigor de estas formas no estatales de gestión en el ámbito legal ha conllevado a un profundo estudio y constante preparación, aseveró el jefe del Departamento de Notarías de la Dirección Provincial de Justica de La Habana.

La atención en la mira


Las difíciles experiencias adquiridas a lo largo de extensas jornadas de desandar instituciones públicas en busca de papeles, sellos o firmas han fomentado cierto recelo entre las personas llegado el momento de personarse en las oficinas notariales.

Para agilizar los procesos y evitar las demoras entre las distintas gestiones el Ministerio de Justicia (MINJUS) tiene implementado un mecanismo legal que regula los marcos temporales para dar respuesta a las peticiones.

Castellanos Blanco refirió que la Resolución 19/2002 del titular del MINJUS fija los términos para cursar cada trámite solicitado por el cliente. Aunque es de obligado cumplimiento, en ocasiones la realidad práctica imposibilita al notario brindar soluciones en el período pactado.

En aras de evitar los incumplimientos, las aglomeraciones en las afueras de las entidades y los coleros –encargados de marcar varias veces para luego revender los turnos y lucrar con el esfuerzo ajeno-, “hemos extendido –a modo de prueba- los horarios en algunos de los centros de mayor afluencia aquí en la capital cubana y completado algunas nóminas con nuevos ingresos”, señaló Castellanos Blanco.

El diálogo entre los notarios y quienes solicitan sus servicios es crucial para prescindir de las visitas innecesarias y las posibles molestias que estas podrían acarrear. Por esa razón, el jefe del Departamento de Notarías de la Dirección Provincial de Justicia de La Habana, Daniel Castellanos Blanco, recomendó a todos que vayan y se sienten con el notario, conversen con ellos. Así el cliente saldrá satisfecho y habrá aumentado su cultura jurídica, algo tan importante en el nuevo entorno que hoy vivimos.

Este provechoso intercambio se acercaba a su fin. Mi interlocutor debía continuar con su jornada laboral. Incluso, minutos antes de apagar definitivamente la grabadora, ya requerían de su atención para viabilizar un proceso. Todo esfuerzo es poco si de atender a la población se trata. Son ellos el objetivo final de quienes tienen a su haber el encargo social de atender a los públicos.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015