La convulsa realidad norteamericana ante la mirada martiana

2010.12.10 - 11:53:19 / web@radiorebelde.icrt.cu / Miralys Snchez Pupo

Jos Mart en Tampa
La Habana, Cuba
.- Las diferencias entre las formas de pensar y actuar de la sociedad norteamericana y la de los pueblos colocados al sur fueron perfectamente observadas por José Martí. En esa mirada tuvo presente el largo período de su vida en el inmenso país que devorada todo por doquier, primero fueron los indígenas originales del espacio geográfico colocados en zonas ineptas para la vida luego de robarles sus tierras. Otros los monopolios colocados en las puertas humildes para extraerles su vida  a todos los humildes para ampliar las arcas de sus ansiadas riquezas.

El obstáculo ante el pensamiento humano era evidente en medio de un país donde no había interés en elevarse al grado de la justicia ecuménica que debe proteger a toda la sociedad. Ya el joven Martí lo había adelantado en carta a su amigo Fermín Valdés Domínguez cuando afirmó “Pero en nuestro pueblo no es tanto el riesgo como en las sociedades iracundas, y de menor claridad natural: explicar será nuestro trabajo, y liso y hondo”

Las advertencias martianas ante el acecho de Estados Unidos hacia las amados países de Nuestra América, como la llamó, colocó en su análisis el insuficiente encauzamiento hacia las necesidades de las individualidades, que en medio de la sociedad constituían su sostén y ante quienes debían llegar de forma equilibrada, las posibilidades para  vivir según la distribución de las riquezas públicas desde un trabajo honesto. Pero tal verdad no era viabilizada en Estados Unidos por sus prácticas desvergonzadas.

Tal atisbo conceptual le permitió a Martí dibujar la realidad de los Estados Unidos desde 1883, cuando detectó la existencia dentro de su seno de fuerzas que identificó como “los imperialistas” y que en su carta Galas del año nuevo en cuidadoso símil dibujó su mirada sobre aquel país donde él  precisó:

“… los que creen que el sufragio popular, y el pueblo que sufraga, no son corcel de raza buena, que echa abajo de un bote de un bote del dorso al jinete imprudente que la oprime, sin mansa y bellacas que no está bien sino cuando cargada y gorda deja que el arriero cabalgue a más sobre la carga.”

El monstruo de la ambición que Martí dibujó colocado ante la puerta de todos los humildes esta allí para obstruir todo tipo de actitud humanitaria y justa. El Maestro delineó sus advertencias hacia el futuro al colocar ante todos la colosal idea que estableció, el mundo está mucho más allá de la aldea, hay que salir de aquel mundo que no es nuestro, al trazar la necesidad de mirarnos desde el cristal imprescindibles y necesario de “Nuestra América”.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015