La primera Academia Mercantil en Cuba

2011.01.01 - 09:35:08 / web@radiorebelde.icrt.cu / Alberto Loreydis Prez Zamora

La Habana, Cuba.- En los estudios del licenciado cubano Antonio Tay Araujo se recoge que a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX con el asentamiento de la nacionalidad cubana surge en la intelectualidad del país la preocupación por desarrollar distintas instituciones que de una forma u otra contribuyeran al desarrollo de la enseñanza, la técnica y la cultura de la patria.

Esa sí como se constituye la “Sociedad Económica de Amigos del País” conocida también como “Sociedad Patriótica de la Habana” en el año 1793. Esta sociedad ya en 1835 fundamentaba la necesidad de crear una institución encargada de desarrollar los estudios comerciales en Cuba y es cuando tres años más tarde es decir en 1838 se funda la primera organización docente encargada de formar personal capacitado en esas disciplinas a la que se llamó “Academia Mercantil”.

Tay Araujo, aborda en su estudio que en 1855 la enseñanza comercial en Cuba adquiere características específicas con el establecimiento de la Escuela General Preparatoria adjunta al Instituto de la Segunda Enseñanza de La Habana. En 1880 se crea la “Escuela Profesional de la Universidad de la Habana” para preparar profesores mercantiles. Estas dos últimas fueron las instituciones que iniciaron oficialmente en Cuba los estudios de Ciencias Comerciales.

Señala Antonio Tay, que el 24 de abril de 1900 fueron suprimidas la Escuela Profesional y también la Escuela General Preparatoria y se  crea entonces la “Escuela de Comercio” anexa al Instituto de Segunda Enseñanza para prepara profesores mercantiles. A este hecho, destaca, le siguió un largo periodo bajo el mismo método de enseñanza comercial hasta que a mediados de 1926 comienzan a materializarse cambios de importancia en éste.

Por esa razón, acotó Tay Araujo, fue necesario preparar personal de esta rama puramente cubanos ya que las empresas norteamericanas organizadas en Cuba eran sucursales cuya casa matriz radicaba en territorio norteamericano y el personal que se dedicaba a operaciones de alto nivel eran ciudadanos norteamericanos que importaban las propias empresas y el personal de auditoría provenían de sucursales de firmas de contadores públicos norteamericanos e ingleses, además necesitaban también del personal auxiliar de los auditores de esas firmas limitándose esta situación porque en Cuba hasta entonces no existía un nivel de Enseñanza Teórica de La Contabilidad a la altura de sus necesidades.

En su investigación, Tay, recoge que por lo expuesto anteriormente el día 2 de marzo 1927 se firma el Decreto Número 563 creando las Escuelas Elementales de Comercio de Segunda Enseñanza” cuyo objetivo era capacitar personal para desempeñarse como Contadores públicos, Tenedores de Libros y otro cargos.

Tay Araujo, señala  que el 2 de mayo de ese mismo año se constituye  oficialmente la “Escuela Superior de Comercio” anexa a la Facultad de Comercio, dándose inicio así a la formación de profesionales de la economía con el objetivo de perfeccionar los conocimientos de los egresados de las Escuelas Elementales tales como la intervención y fiscalización de la contabilidad en el ejercicio del comercio y la industria y la intervención de los recursos económicos en Cuba, donde se lleva la capacidad técnica del contador público cubano a niveles internacionales reconocidos.

De tal manera, comenta Tay, en 1937 se fundó la “Facultad de Ciencias Comerciales” que fortalece la preparación de este personal ocupando categoría máxima de la Facultad o Escuela. Así da un salto cualitativo en los conocimientos económicos de los egresados de las Escuelas Elementales profundizando en materias de Contabilidad y Auditoría principalmente.

Luego, expone el especialista cubano, en la década del 30 se constituye el Colegio de Contadores Públicos en Cuba siguiendo patrones y experiencia de sus similares norteamericanos y más tarde se formaron agrupaciones o Colegios para los Contadores no Universitarios o para los llamados Contadores Prácticos, desarrollándose mucho más las técnicas de Auditoria básicamente en las Universidades de Villa Nueva Católica y la Universidad Masónica.

En la investigación aparece que con la Constitución de 1940 fue creado el Tribunal de Cuentas por la necesidad de un organismo que se enfrentara al estado de incertidumbre e inspección. Este tenía como funciones principales la intervención, que es el examen de cuentas con suficiente autoridad para ello y la fiscalización que es averiguar, inmiscuirse en los actos u operaciones económicas- financieras.

Es, afirma Tay, la Ley número 13 del 23 de diciembre de 1948 la que crea el Banco Nacional de Cuba, como Banco Central de Emisión y Redescuento con participación en su capital y dirección tanto del Estado como de los Bancos Comerciales cubanos o extranjeros que operaban en el país.

Luego, acota Tay Araujo, a consecuencia del Golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 y hasta el 1ro de Enero de 1959 el Banco vivió urna etapa que arrojó como resultado la pérdida de cuantiosas reservas en divisas y acentuación de las deformaciones estructurales de la economía.

De esa manera, señala el licenciado Antonio Tay Araujo, el periodo anteriormente mencionado resultó  una etapa también difícil pera los estudios económicos en Cuba que se reanudaron nuevamente en la Facultad de Ciencias Comerciales de la Universidad de la Habana y en las Universidades Privadas que existían. A finales de 1961 los Contadores Públicos se incorporan a los sindicatos de sus ramas respectivas y en uno de los acuerdos de una reunión de la Central de Trabajadores de Cuba en este mismo año se decide disolver el Colegio de Contadores Públicos lo que constituyó una sensible pérdida para el Movimiento de Economistas del país.  

Luego por la Ley 930 del 23 de febrero de 1961 se le asigna al Banco Central todas las funciones bancarias del país.

En la investigación de Tay, aparece  que el 10 de enero de 1962 se funda la Escuela de Economía de la Universidad de La Habana al mando de Carlos Rafael Rodríguez, cuyo objetivo básico sería la formación de profesionales con dominio de las disciplinas básicas y de las importantes ramas de la economía. A esta nueva etapa de la práctica de  la auditoria revolucionaria nos acercaremos en un próximo artículo.

La auditoría llegó a Cuba con Cristóbal Colón

La Contaduría Pública alcanza su madurez en el siglo XX

De oír nació la denominación de auditores

La Auditoría nace en Europa después de la Revolución Industrial



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Daniel Diaz Montano      danieldm@ucpejv.rimed.cu      Cuba
   29.04.2011 - 11:19 am
Saludar a Lianet que es una nueva pero especial amiga y a esta gran pagina que es muy especial


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015