La vigencia del ejemplo y las enseñanzas de Fidel (II PARTE)

2018-11-25 11:54:21 / web@radiorebelde.icrt.cu / Víctor Pérez Galdós

La vigencia del ejemplo y las enseñanzas de Fidel (II PARTE)


Le proponemos el podcast de Radio Rebelde sobre la significación histórica de Fidel Castro Ruz, puede escucharlo y descargarlo desde nuestro Canal de iVoox

Al valorar el papel de los seres humanos en la historia de sus pueblos y del mundo en general José Martí resaltó en la sección En Casa, en el periódico Patria, el 7 de mayo de 1892, que el hombre vale, no por sus títulos de familia ni por lo que hereda, sino por lo que por sí propio hace y conquista.

La vida y la obra de Fidel Castro Ruz, inspirada en la prédica martiana, se corresponde con lo señalado por el Apóstol de la independencia cubana, nuestro Héroe Nacional.

Desde 1952, tras haberse producido en Cuba el golpe de estado y haberse instaurado un régimen dictatorial Fidel Castro se consagra a la causa revolucionaria de su pueblo.

La vigencia del ejemplo y las enseñanzas de Fidel (II PARTE)

En el propio mes de marzo ante el Tribunal de Urgencia interpone una denuncia y exige que los autores de la acción golpista sean castigados.

Posteriormente publica trabajos en los que exhorta al pueblo a luchar. Por ejemplo el seis de abril detalla en el artículo titulado ¿Qué diferencia manifiesta: “Adelante los buenos cubanos, los que quieran ponerse en esta hora difícil bajo las banderas de la honra.”

En medio de la compleja situación reinante en Cuba en el primer semestre del año 1952 Fidel empieza a sostener entrevistas y contactos con disímiles personas, sobre todo con los integrantes de la juventud ortodoxa, que comparten sus puntos de vista sobre la necesidad de realizar algo eficaz contra el régimen dictatorial.

El primero de mayo de 1952 Fidel Castro y Abel Santamaría se conocen al participar en un acto que se realiza en el Cementerio Colón, en La Habana, para rendir homenaje a Carlos Rodríguez, joven ortodoxo asesinado en 1951.

La vigencia del ejemplo y las enseñanzas de Fidel (II PARTE)

A partir de ese instante ambos se identifican plenamente en el empeño de organizar un Movimiento que fuera nucleando a jóvenes interesados en luchar contra la dictadura militar reaccionaria existente en el país.

Con el decursar de los días y meses el Movimiento va cobrando fuerza.

Fidel y Abel se esfuerzan por garantizar la preparación necesaria de muchos de los integrantes del Movimiento para finalmente concebir un plan que desencadenara en una acción que a su vez propiciara una insurrección popular armada.

El 26 de julio de 1953 los combatientes revolucionarios dirigidos por Fidel realizaron el asalto al cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, y también otro grupo intentó ocupar la instalación militar de la ciudad de Bayamo.

No se pudo alcanzar el objetivo previsto porque en ambos casos falló el factor sorpresa.

La vigencia del ejemplo y las enseñanzas de Fidel (II PARTE)

En Santiago de Cuba Fidel retornó hacia la granjita Siboney, desde donde había salido hacia el cuartel Moncada, y allí decidió tratar, en unión de otros compañeros que lo secundaron, de llegar hacia la zona montañosa de la provincia de Oriente para proseguir la lucha.

Pero varios después cuando se hallaba en un bohío deshabitado en unión de dos combatientes, fue capturado y no resultó asesinado, como ya habían sido muchos de sus compañeros, por la digna actitud del oficial que lo detuvo y que lo condujo hasta el vivac de Santiago de Cuba.

Posteriormente fue juzgado. En el proceso una vez más combatió con la fuerza de la palabra y se convirtió de acusado en acusador, desafiando todos los peligros.
En su alegato defensa Fidel denunció al régimen por los crímenes cometidos, comentó la terrible situación existente en el país, expuso un programa revolucionario, señaló que José Martí era el autor intelectual de las acciones realizadas el 26 de julio y detalló en la parte final de su intervención:

En cuanto a mí, sé que la cárcel será dura como no lo ha sido nunca para nadie, preñada de amenazas, de ruin y cobarde ensañamiento, pero no la temo, como no temo la furia del tirano miserable que arrancó la vida a setenta hermanos míos. Condenadme, no importa, la historia me absolverá.

El 17 de octubre de 1953 Fidel fue trasladado hacia el Presidio Modelo de Isla de Pinos. Pero él convirtió los días de encierro en jornadas de lucha, de preparación y reafirmación revolucionaria. Allí creó una academia de estudios políticos para la superación de sus compañeros. También reconstruyó el alegato defensa pronunciado en el juicio y se logró ir sacando en forma ingeniosa y clandestina el citado documento para que fuese impreso y distribuido.

Pese incluso al aislamiento que fuera sometido durante meses y el peligro latente de ser asesinado se mantuvo muy firme.

La vigencia del ejemplo y las enseñanzas de Fidel (II PARTE)

En mayo de 1955 sin poder hacer claudicar en sus principios a Fidel ni a los demás combatientes encarcelados en el Presidio Modelo de Isla de Pinos, el régimen dictatorial se vio obligado, debido a la gran presión popular, a decretar una amnistía general.

Fidel sale del presidio pero asegura que su libertad no era de fiesta y de inmediato reorganiza en La Habana el Movimiento que a partir de entonces se identifica con la fecha gloriosa del 26 de julio. Se constituye la dirección del Movimiento.

Al comprender que en Cuba le sería más difícil llevar a cabo la reorganización y preparación de sus compañeros para reanudar la lucha contra la dictadura batistiana decide en el mes de julio salir hacia México.

Durante más de un año en este país trabajó intensamente en la materialización de ese objetivo.

Y tras vencer múltiples dificultades, escasez de recursos, persecución, y hasta una detención, pudo organizar la expedición del yate Granma.

La vigencia del ejemplo y las enseñanzas de Fidel (II PARTE)
En la madrugada del 25 de noviembre de 1956 desde el puerto mexicano de Tuxpán salió al frente del grupo conformado por 82 expedicionarios que llegaron a Cuba casi al amanecer del dos de diciembre por una zona cercana a la Playa de las Coloradas en la parte sur de la provincia de Oriente.

Tres días después los expedicionarios fueron atacados en forma sorpresiva por soldados de la dictadura en la zona de Alegría de Pío. Esto provocó una gran dispersión de los combatientes revolucionarios. Varios de ellos en los días siguientes resultaron apresados y asesinados. Fidel logró eludir la persecución y con la ayuda de campesinos de la zona pudo reagruparse algunos días más tarde con un pequeño número de combatientes con los que entonces se trasladó hacia la Sierra Maestra donde permaneció a través de algo más de dos años participando y dirigiendo la lucha revolucionaria.

En enero de 1959 ante el empuje de las tropas rebeldes y las acciones de los luchadores clandestinos en las ciudades y poblados y el respaldo que brinda el pueblo a una huelga general finalmente se alcanza la victoria de la Revolución.

En horas de la noche del primero de enero Fidel entra a Santiago de Cuba. Allí en emotivas palabras al pueblo de esa heroica ciudad, enfatiza:

La Revolución empieza ahora, la Revolución no será una tarea fácil, la Revolución será una empresa dura y llena de peligros

En los días siguientes emprende el viaje de la Caravana de la Libertad hacia La Habana. Se producen actos y emotivos encuentros con el pueblo que acudía a testimoniar su alegría por el triunfo de la Revolución a los combatientes rebeldes.

El ocho de enero de 1959 la Caravana de la Libertad llega a La Habana y tras transitar por varias de las principales calles y avenidas de la capital cubana concluye su recorrido en el entonces campamento militar de Columbia.

Allí Fidel habla y le señala al pueblo: “Creo que es éste un momento decisivo de nuestra historia, la tiranía ha sido derrocada, la alegría es inmensa y sin embargo queda mucho por hacer todavía. No nos engañemos creyendo que en lo adelante todo será fácil, quizás en lo adelante todo sea más difícil. Decir la verdad es el primer deber de todo revolucionario, engañar al pueblo despertándole engañosas ilusiones, siempre traería las peores consecuencias y estimo que hay que alertarlo contra el exceso de optimismo.

Y también Fidel detalló la importancia que le concedía al pueblo. Resaltó:

Cuando yo oigo hablar de columnas, cuando oigo hablar de frentes de combate, de tropas más ó menos numerosas, siempre pienso: he aquí nuestra más firme columna, nuestra mejor tropa, la única tropa que es capaz de ganar sola la guerra, esa tropa es el pueblo



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015