Las dos primeras victorias de los combatientes rebeldes en la lucha de liberacin nacional

2020-01-17 10:09:28 / web@radiorebelde.icrt.cu / Vctor Prez Galds

Las dos primeras victorias de los combatientes rebeldes durante la lucha de liberacin nacional

En el mes de enero de 1957 tan sólo a algo más de 45 días de haberse producido el desembarco de los expedicionarios del yate Granma, por la zona sur oriental del territorio cubano, los integrantes de la todavía pequeña tropa rebelde encabezada por Fidel Castro lograron obtener las dos primeras victorias en enfrentamientos con soldados de la dictadura batistiana.

Primero fue el 17 de enero en la desembocadura del río La Plata y después el 22 en la zona de Arroyo de Infierno, ambos en la Sierra Maestra.

En el discurso pronunciado el dos de diciembre de 2001 en la plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba, en ocasión de celebrarse el acto en conmemoración del 45 aniversario del desembarco de los expedicionarios del yate Granma y el nacimiento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Fidel señaló de manera resumida:

Una pequeña fuerza de no más de 18 expedicionarios y varios jóvenes campesinos de la Sierra, alcanza las primeras victorias los días 17 y 22 de enero de 1957. Se ocupan armas.

Estas victorias tuvieron un gran significado puesto que primero puso de relieve la existencia de los combatientes revolucionarios en la zona montañosa de la provincia de Oriente y además que con los éxitos obtenidos en esos enfrentamientos lograron ocupar armas y balas que le eran necesarios para mantener y propiciar el desarrollo de la lucha.

Los expedicionarios del yate Granma llegaron a Cuba en la madrugada del dos de diciembre de 1956 y tres días después resultaron en forma sorpresiva atacados por los soldados de la tiranía, lo que provocó una gran dispersión.

Una parte de los expedicionarios fueron capturados y asesinados en los días siguientes y sólo un número reducido pudo, con la ayuda de los campesinos, reencontrarse con Fidel en la etapa inicial de la segunda quincena de diciembre.

En el transcurso de varias semanas, mientras los voceros del régimen intentaban hacer creer que se había aniquilado la lucha en la provincia de Oriente, ellos siguieron su transitar por la Sierra Maestra y algunos campesinos se les unieron.

Ya a mediados de enero Fidel al conocer que un número reducido de soldados de la dictadura se encontraba en un improvisado cuartel en la desembocadura del río La Plata decidió atacarlos.

Las dos primeras victorias de los combatientes rebeldes durante la lucha de liberacin nacional

Ernesto Che Guevara formó parte del grupo de combatientes rebeldes que participó en esa acción y algún tiempo después de la victoria de la Revolución al escribir acerca de sus vivencias en la guerra en Cuba, publicó un trabajo titulado Combate de La Plata que salió reflejado en el periódico Revolución, en la edición del 9 de marzo de 1961 y en la revista Verde Olivo tres días después.

El día 14 de enero de 1957 poco más de un mes después de la sorpresa de Alegría de Pío, paramos en el río Magdalena que está separado de La Plata por un firme que sale de la Maestra y muere en el mar dividiendo las dos pequeñas cuencas. Allí hicimos algunos ejercicios de tiro, ordenados por Fidel para entrenar algo a le gente; algunos tiraban por primera vez en su vida. Allí nos bañamos también, después de muchos días de ignorar la higiene y, los que pudieron, cambiaron sus ropas.

Agregó que en ese instante la tropa rebelde contaba con 23 armas efectivas y que por la tarde de ese día subieron la última loma antes de llegar a las inmediaciones de La Plata y que seguidamente siguieron por un angosto trillo del bosque transitado por muy pocas personas y marcado especialmente para ellos a punta de machete por un campesino de la región. Precisó el Che que ya el 15 de enero avistaron el cuartel de La Plata, que se hallaba a medio construir, y que pudieron apreciar igualmente a los soldados.

Explicó que desde el amanecer del 16 de enero se mantuvo la observación sobre el cuartel y que ya a las tres de la tarde los combatientes rebeldes comenzaron a desplazarse y que por la noche cruzaron el río de La Plata, que no tenía profundidad y se apostaron en el camino. Manifestó que poco tiempo después capturaron a dos campesinos y éstos ofrecieron informaciones acerca de la cantidad de soldados que había en la instalación y detallaron, además, que dentro de unos instantes pasaría por el lugar uno de los más famosos mayorales de la región, de pésima reputación.

El Che señaló que se pudo capturar a ese mayoral que estaba borracho y se le logró engañar puesto que Fidel se hizo pasar por un coronel del ejército que estaba investigando por qué ya no se había podido exterminar a los rebeldes. Con toda la información obtenida se pudo planificar el ataque con más precisión. Y con respecto al desarrollo del combate en específico el Che puntualizó:

El ataque se había iniciado a las dos y cuarenta de la madrugada y los guardias hicieron más resistencia de la esperada…

Describió como algunos de los integrantes de la tropa rebelde, entre ellos Camilo Cienfuegos, se distinguieron en el desarrollo del combate hasta que se logró la victoria. El Che señaló que ese combate “constituyó nuestra primera victoria y tuvo cierta resonancia, más lejana que la abrupta región donde se realizó”. Y de inmediato resaltó:

Fue un llamado de atención a todos, la demostración de que el Ejército Rebelde existía y estaba dispuesto a luchar y, para nosotros, la reafirmación de nuestras posibilidades de triunfo final.

Y en la parte final de su trabajo resumió de la siguiente manera la trascendencia que le atribuyese a esa primera victoria de los integrantes del Ejército Rebelde, y al significado que tuvo que se lograra la ocupación de un número de armas, al exponer: “Este fue el primer combate victoria de los ejércitos rebeldes; en éste y el combate siguiente, fue el único momento de la vida de nuestra tropa donde nosotros hayamos tenido más armas que hombres”.

Cinco días después del combate realizado en la desembocadura del río La Plata, los combatientes rebeldes obtienen en la zona de Arroyo del Infierno otra victoria en una embocada que le hicieron a las fuerzas de la dictadura. El Arroyo del Infierno era un pequeño riachuelo de escaso recorrido que desembocaba en el río Palma Mocha, a sus márgenes. Alejándose de este río y subiendo por las laderas de las lomas que lo bordean, se llega a una pequeña abra circular en el monte donde se encontraban dos pequeños bohíos.

Las dos primeras victorias de los combatientes rebeldes durante la lucha de liberacin nacional

El destacamento guerrillero decidió acampar en este lugar cuando en la madrugada del 22 de enero de 1957, tras sentir algunos disparos, se dispuso a emboscar allí a los soldados con el propósito de capturar a algunos de ellos. También el Che se refirió a este combate en un trabajo que publicó en la revista Verde Olivo, en la edición correspondiente al 26 de marzo de 1961. Y al exponer consideraciones con respecto a la nueva victoria obtenida por los integrantes de la tropa rebelde, aseguró:

Las dos primeras victorias de los combatientes rebeldes durante la lucha de liberacin nacional



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   maikel      karinelondres@hotmail.com      Qubec canada
   17.01.2020 - 10:38 am
La historia de Cuba, seramos capaces de hacer algo igual hoy ? Esos muchachos son un ejemplo mundial a seguir ,de mi parte estoy listo si tengo que regresar a mi Cuba para eso . gracias


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015