• Tuesday, 29 de September de 2020
  • Las grasas trans deben ser eliminadas por tóxicas

    2020-08-05 09:40:00 / web@radiorebelde.icrt.cu / Alberto Quirantes


    Las grasas trans deben ser eliminadas por tóxicas

    La grasa trans, aunque se utiliza actualmente en la alimentación humana en muchos productos industriales, es un químico tóxico innecesario capaz de enfermar y de matar. No existe razón alguna para que las personas de casi todo el mundo sigan estando expuestas a estas malignas grasas tan frecuente en los alimentos de hoy.

    ¿Dónde se encuentran las grasas trans?

    Aunque existen dos fuentes principales de las grasas trans y una de ellas son las grasas trans naturales contenidas en algunos alimentos en cantidades pequeñas e inofensivas, como la carne de vaca, de cerdo y de cordero y algunos productos lácteos. Las otras, las frecuentes y peligrosas son las producidas industrialmente y que Organización Mundial de la Salud (OMS) pretende eliminar. Estas últimas se hallan en los alimentos procesados y fritos como las papas fritas, meriendas y un sinfín de alimentos procesados industrialmente y se consumen en buena parte del planeta y son responsables de 500,000 muertes al año. Las dietas ricas en grasas trans aumentan el riesgo de enfermedades del corazón en un 21% y las muertes en un 28% y también hay indicios de que pueden aumentar la inflamación y la disfunción endotelial. Ahora la OMS les ha declarado formalmente la guerra y aspira para el año 2023 tener un mundo sin grasas trans producidas por las industrias.

    Las grasas trans deben ser eliminadas por tóxicas

    ¿De dónde surgen las grasas trans?

    Surgen a principios del siglo 20 en forma de margarina y se hicieron tan populares que hoy se consumen en grandes cantidades. Ellas se forman y fabrican cuando el aceite líquido se transforma en sólido a través de un proceso de hidrogenación y sirven para aumentar el tiempo de vida útil de los alimentos envasados manteniendo su textura, aroma y sabor. Pero los efectos de estas grasas trans en la salud son preocupantes pues causan muchas de las enfermedades cardiovasculares que son la primera causa de muerte a nivel mundial.

    Un programa para ayudar a las personas

    Por esta razón la OMS busca eliminarlas de la cadena alimentaria a través de un programa llamado "Replace", con el que aspira que todos los Estados del mundo se comprometan. Este programa propone seis acciones estratégicas capaces de permitir pasar de una cadena alimentaria con gran cantidad de grasas trans a una en la que no existan para el año 2023. Los pasos consisten en revisar la situación nacional, promover la sustitución por otras fuentes de grasas más sanas, hacer leyes donde se prohíban las grasas trans, evaluar el contenido en la cadena alimentaria y los cambios de hábitos en la población, crear conciencia entre la población y los industriales sobre sus efectos perniciosos y, finalmente, implementar la nueva legislación de manera definitiva. Se conoce el caso de Nueva York, donde se eliminó su consumo hace una década, siguiendo el ejemplo de Dinamarca, el primer país que impuso restricciones a esta grasa y por eso disminuyó la tasa de muertes por enfermedades cardiovasculares. Otros países ricos han logrado eliminarlas total o parcialmente poniendo límites a la cantidad permitida. El objetivo de la OMS es que estos cambios se apliquen también en los países de bajos y medianos ingresos, donde los controles son normalmente más débiles.

    ¿Cómo actúan las grasas trans y las naturales?

    Las grasas trans aumentan los niveles de colesterol “malo”, llamado así porque causa enfermedades cardiovasculares, y al mismo tiempo disminuye los niveles de colesterol “bueno”, que es el que elimina la grasa de las arterias y la transporta al hígado que, a su vez, las segrega a la bilis para su eliminación del organismo. Las grasas naturales son necesarias para la salud. En estos momentos la OMS recomienda que la ingesta total de grasas trans se limite a menos del 1% del consumo total de calorías y reemplazarlas por ácidos grasos insaturados, las llamadas grasas buenas, presentes en aceite de oliva o el pescado, pues estos disminuyen el riesgo de enfermedad cardíaca, en parte, al mejorar los efectos negativos de las grasas trans sobre las grasas en la sangre.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020