Lo que se venda en las farmacias de antao

2012.02.02 - 11:00:24 / web@radiorebelde.icrt.cu / Sarah Garca Contreras

Museo Farmacia Taquechel. Exposicin Lo que se venda en las farmacias de antao

Alguna vez usted se ha puesto a pensar qué tienen en común un frasco de solución antiséptica con uno de agua de colonia extra fina. Lo cierto es que nada, sin embargo, para los farmacéuticos de antaño, ambos productos tenían en sus estantes la misma prioridad, quizás de ahí provenga el dicho: “Aquí hay de todo como en botica”.

Y es que la exposición que ha acogido el Museo Farmacia Taquechel durante tres meses intenta mostrar al público todo lo que podía venderse en las farmacias de siglos pasados. La museóloga María Isabel Valdés comenta que esa muestra expositiva reúne una amplia variedad de objetos, pomos de medicamentos, artículos de perfumería y enseres que constatan la amplia diversidad de productos con disímiles fines que ofertaban las farmacias antiguas.

La Taquechel, ubicada en la calle Obispo No 155 entre San Ignacio y Mercaderes en La Habana Vieja, fue una de las más importantes de su tipo en la ciudad. La propia María Isabel Valdés explica que la exposición que presenta el Museo es un ejemplo además de las transformaciones por las que esos centros pasaron desde mediados del siglo XX, a partir del desarrollo de la química.

Los adelantos en la ciencia provocaron que las farmacias se llenaran de productos patentados, nos informa la museóloga, quien comenta que de esa forma fue que cayó en crisis el empleo de las drogas vegetales.

Para esta exposición, señala Valdés, se contó con buena parte de los objetos que conforman hoy día la colección del Museo Taquechel, donde pueden hallarse pomos, alvarelos y recipientes de usos diversos. Este singular museo atesora además una extensa colección de frascos de porcelana francesa del siglo XIX.

La farmacia Taquechel era reconocida por expedir fundamentalmente medicamentos homeopáticos y naturalistas, para fines terapéuticos. La museóloga María Isabel Valdés refiere que si acudimos a los inicios del siglo XIX y buscamos los medicamentos con el mismo nombre a como los conocemos hoy, lógicamente no hallaremos ninguno con iguales características.

En aquella época, señala Valdés, la farmacia empezaba su transformación, siendo aún conocida como botica. Los medicamentos eran preparados por los boticarios, los cuales se entrenaban para saber mezclar dosis y arribar a fórmulas, para ello se valían de una trayectoria personal intachable, calificación profesional, pericia y arte suficiente.

Estos centros no sólo eran conocidos y buscados por sus productos, sino porque también las personas se reunían alrededor de sus mostradores para hablar sobre política o cualquier tema relacionado con la vida cotidiana. En estas boticas se vendían además opio, alcanfor, jarabes y ungüentos.

Remitiéndonos a la historia, resulta ser que las primeras personas que instalan dos lugares con fines curativos, parecidos a las farmacias que hoy conocemos, fueron Sebastián Milanés y López Alfaro, en 1598.

Ambos vendían medicamentos traídos de Castilla, España, los cuales llegaban normalmente vencidos. Recordemos que la comunicación de la Isla con la Metrópoli era sólo por mar.

Ya para el siglo XIX las farmacias adquieren un auge inusual, lo cual vino dado por la propia independencia que asume el negocio, apartándose de la práctica médica.

Es por esta época que comienza a alcanzar renombre la Farmacia Taquechel. Este centro no sólo sería visitado por las personas de la capital, pues la fama del farmacéutico y de su negocio recorrió toda Cuba.

La competencia no tardó en llegar pues pronto se suman otras boticas como la Droguería Johnson y la Sarrá, perteneciente precisamente al doctor José Sarrá, quien fue el primer presidente del Colegio de Farmacéuticos de La Habana fundado en 1880. Esta farmacia fue de hecho considerada en el siglo XX como la segunda en importancia en el mundo y la primera en Cuba.

Esta última farmacia era reconocida y aplaudida por su certera fabricación de la Magnesia Sarrá y del aceite de hígado de bacalao. Ante el desorbitante auge del negocio, los dueños adquirieron distintos inmuebles, todos cerca de la primigenia farmacia. De esta forma se fueron sumando almacenes, laboratorios y oficinas, motivos suficientes para que en poco tiempo se convirtiera la Sarrá en el mayor negocio farmacéutico de su época en nuestro continente.

“Todo lo que se vendía en las farmacias de antaño”, con este título es bautizada la exposición que durante tres meses ha acogido la Farmacia Taquechel de la capital cubana, una posibilidad de adentrarnos en los hábitos medicinales del cubano de otros siglos.

Según investigaciones emprendidas por la museóloga María Isabel Valdés, se conoce que en 1871 se establece en ese local de la calle Obispo, el primer negocio farmacéutico por Valentín Catalá, conocido con el nombre de Botica de Santo Domingo. Tras el fallecimiento de su primer propietario, su esposa hereda los derechos de explotación comercial, los que después fueron adquiridos en 1900 por el doctor Francisco Taquechel, a quien se le debe el nombre actual del inmueble.

Con la llegada del año 1959 y del triunfo revolucionario en la Isla, la farmacia sigue brindando sus servicios a la comunidad, hasta que en 1996 se inaugura como museo.

Museo Farmacia Taquechel



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015