Los abuelos se revelan!

2010.02.19 - 15:56:28 / web@radiorebelde.icrt.cu / Dailyn Ruano Martnez

Adulto mayor
La Habana
, Cuba.- Con la aparición de su blanca cabellera Dania Ulloa, una abuela joven de Ciudad de la Habana, aprendió a asumir el envejecimiento como una etapa en la que es preciso ser feliz si se vive a plenitud. Por eso no se avergonzó cuando Patricia aprendió a decir “abuela”.

 

La desaparición física de su compañero en la vida la sorprendió en una etapa en la cual exiguos motivos le estimulaban a vivir. Sin embargo, un nuevo móvil distinguió sus días cuando hace una década esta mujer emprendedora desafió los golpes del destino y matriculó en la popularmente conocida como Universidad del adulto mayor.

 

“La juventud se va en un suspiro” alega entre risas la miembro de la Cátedra del Adulto Mayor de la Universidad de La Habana y coordinadora del Municipio Playa al tiempo que reconoce las riquezas de la tercera edad y entre ellas la de continuar aprendiendo porque “La educación no es patrimonio de ninguna edad”.

 

“Es muy edificante, uno se siente feliz de hacer esto porque te da muchas oportunidades de estudio, de desenvolvimiento, de intercambio y logras crear un espacio que te motiva, que te hace sentir viva, maquillarte y vestirte bonita el día de clases e incluso el resto de los días.”

 

Con su nieta Patricia conversa largo y tendido gracias a ese don de la comunicación que la universidad le ha propiciado. A ella le sirvió tanto que al terminar el módulo la atrapó la propuesta de quedarse para guiar a otros y trasmitir las experiencias acumuladas a través de sus largos pasos por la vida.

 

Como una semilla de amor germinó hace una década el programa cubano de educación para las personas de la tercera edad. Fue precisamente la fecha de regocijo para amigos y enamorados en el segundo mes del año, la escogida para crear en el 2000 la Cátedra del Adulto Mayor auspiciada no solo por el Ministerio de Educación Superior sino también por la Asociación de Pedagogos del país y la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

 

Al comienzo fue solo un grupo de 42 alumnos. Una década después la cátedra ha logrado desarrollar un proceso de promoción a otras provincias del país, convirtiéndose en un programa nacional que agrupa 694 aulas o universidades de mayores y por el que ya han pasado 70 806 personas.

 

Con una frecuencia de una vez por semana el curso básico abarca un tiempo aproximado de 10 meses a 1 año, según afirma Dania. Lo mismo se dan clases en un museo, una fábrica, un hogar de ancianos y son impartidos por profesores universitarios.

 

¿Cómo está estructurado el programa de clases?

 

“El programa nuestro abarca en estos momentos 5 módulos. Trabajamos así, con un sistema modular. Una de las cosas interesantes de nuestra enseñanza es el trabajo en mesas por grupos de 4, 5 o 6 personas cuando más, siempre que las posibilidades lo permiten claro, y a estos grupos le llamamos familias. Este sistema ha sido algo tan especial desde el año 2001 que las familias se han quedado conectadas y se visitan, o sea, estrecharon lazos amistosos para toda la vida.”

 

“En el caso mío que fui el tercer curso que se dio aquí en la sede de la Cátedra en la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, el grupo mío nos hemos quedado conectados, surgió una empatía y actualmente mantenemos comunicación por todas las vías, nos ayudamos, nos hemos convertido algunos en confidentes y nos ayudamos en todo.

 

Actualmente la Cátedra del Adulto Mayor de la Universidad de La Habana cuenta con 94 filiales municipales en la provincia Ciudad de La Habana, y a nivel nacional registra más de 800 Cátedras y filiales universitarias en poblaciones incluso urbanas y rurales que funcionan en campus universitarios, casas de cultura, escuelas primarias, áreas de salud, fábricas y cooperativas agrícolas, entre otros.

 

Algunos abuelos dotados de suficientes conocimientos durante su vida profesional no cerraron la puerta de esta nueva oportunidad que la vida les abrió, un espacio para el acercamiento y el intercambio. Se convirtieron entonces en ejemplos de otros que se niegan a sumarse a esta empresa de extrema sensibilidad y aprendizaje.

 

Quizá por ignorancia, tal vez por desconocimiento del verdadero objetivo de este programa la presencia masculina en las aulas universitarias del adulto mayor es escasa. Alude Dania Ulloa que la matrícula histórica se inclina hacia el renglón femenino cuando existe igualdad de posibilidades para ambos sexos.

 

¿A qué obedece este fenómeno?

 

“Nosotros estamos haciendo un estudio del por qué este rechazo de los hombres al curso. Pensamos que por las propias vivencias que tenemos de los cursos es que ellos consideran que al estar jubilados ya no necesitan ningún tipo de formación y están errados. Porque este programa eleva la calidad de vida del adulto mayor, se aprenden cosas nuevas relacionadas con nuestra edad, de nuestra alimentación, del medio ambiente más cercano, de la psicología familiar, etc.”

 

En el capitalino municipio de San Miguel, Juan Humberto Molina no solo coordina el programa sino estimula el ingreso de los de su mismo sexo a las aulas universitarias.

 

“Es necesario que todos comprendamos que estamos a tiempo para seguir aprendiendo, para utilizar nuestro tiempo en algo útil para elevar nuestra autoestima y adaptarnos a los tiempos actuales. Los conflictos intergeneracionales están ahí, lacerando cada hogar y es nuestro deber educarnos, no pensar siempre que porque hemos vivido más tenemos la razón de todo. Muchos quizá se retraen debido a que lo que verdaderamente consideran necesario hacer es mantener sus hogares. Está bien, eso lo pueden hacer, ambas actividades se pueden realizar.”

 

Aunque aun se muestran cohibidos los hombres, los abuelos y abuelas que han aprendido a dominar los secretos de la Computación en esta universidad, por solo citar un ejemplo, demuestran que nunca es tarde para aprender. Voluntad, perseverancia y, sobre todo, elevada autoestima emana esta hermosa experiencia, dirigida a elevar la calidad de vida de este segmento poblacional.

 

Los abuelos se revelan sí, pero se revelan ante la ignorancia y la pérdida de tiempo. Apuestan por la sabiduría a lo largo de la vida y las bondades de la Universidad del adulto mayor.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Ivan      cityboy315@hotmail.com      USA
   30.09.2010 - 9:43 am
Exelente trabajo, siempre me ha justado el sistema de educasion que utiliza la isla de (Cuba)...Gracias!!!


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015