Los gallos y las gallinas son dueos de las maanas

2019-03-14 07:26:29 / web@radiorebelde.icrt.cu / Teresa Valenzuela Garca

Los gallos y las gallinas son dueos de las maanas

El canto de los gallos huele a campo; lo saben quiénes alguna vez vivieron o viven en las zonas rurales. Si las personas se mudan a las ciudades, cuando los escuchan cantar no pueden evitar sentir la nostalgia por su recuerdo.

Entre los encantos que tienen los gallos es su hermoso plumaje y la cresta de colores; cantan a determinadas horas de la madrugada con una exactitud similar a un reloj suizo; de forma repetitiva incitan a otros similares de su especie a que comiencen el alegre saludo a la mañana.

No hay por qué temer a quedarse dormidos, ya que estos son veladores de los horarios, e insisten en su melodía que despiertan al más dormilón.

Los gallos y las gallinas son dueos de las maanas

Por otro lado, están las gallinas que transitan en los barrios libremente por el día, mientras que por la noche descansan de un intenso trajín de ir de un lado para otro en busca del alimento necesario; estas también exhiben un atrayente plumaje que va desde el negro, gris, rojizo y carmelita entre los colores más frecuentes.

Las gallinas duermen en los árboles o en lugares improvisados en las alturas que van desde cercas, altas enredaderas o techos, que en todos los casos las protegen de depredadores como perros y gatos, o algún cazador nocturno que saco en mano va en su busca a altas horas de la noche.

Cuando es de día se les ve como una a una se desplazan en pleno vuelo y el graznido que las caracteriza desde lo alto de los árboles semejando un aterrizaje que por lo general siempre es exitoso.

Gallina sacada

No hay espectáculo más hermoso que ver a una gallina sacada; muchas veces con ocho o diez pollitos que ella protege con su cuerpo dentro de la hierba, ya que por su tamaño no pueden subir. La siguen a todos lados bajo la protección de la madre para la que no hay otra tarea más importante que su amparo.

Situación inimaginable la de ver a dos gallos jóvenes pelearse engrifados, y de pronto ver que aparece una gallina que los desaparta a uno y otro en repetidas ocasiones hasta que cada uno coge su camino.

No se trata de un simple incidente, es la enseñanza que dan los animales a las personas de que a los hijos hay que guiarlos en la vida, aunque sean adultos. Así lo demuestran los gallos y las gallinas, dueños de las mañanas.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015