Mart ante los muros del Moncada para el combate definitivo

2010.07.29 - 08:32:24 / web@radiorebelde.icrt.cu / Miralys Snchez Pupo

Fidel Castro en el juicio del Moncada
La Habana, Cuba.- La noche de la Santa Ana de 1953  contribuyó a cincelar el futuro del alba para Cuba. En medio de aquel tableteo de ametralladoras, que irrumpieron en medio de las fiestas carnavalescas por la posta número tres, compartían las acciones con la prédica de José Martí para conquistar la nueva república, esa que definió con todos y por el bien de todos.

Bien sabía el Maestro, que los cubanos estaban decididos, a la conquista de la libertad de la patria a cualquier precio, como ya lo habían demostrado a lo largo de su historia. La batalla continuaría hasta coronar la verdadera victoria. Los capítulos dolorosos de la pseudorepública así lo demostraron. El grito por el combate estaba a voz de cuello.

La ruta de la victoria martiana era aquella luz de una nueva aurora que se defendería jurídicamente  varios meses después  en el Juicio de la Causa 37 por la que Fidel Castro al asumir su autodefensa criticó aquel proceso en el cual no se le había dejado llegar a su celda las obras del Maestro, pero aseguró que sus ideas estaban allí junto a sus denuncias.

El antecedente del asalto militar fue una noche llena de antorchas. Cuando los jóvenes de la rebelde Generación del Centenario del natalicio del Maestro, descendieron desde la colina de la Universidad de La Habana para llenar la noche que vivía el país con antorchas para alumbrarla. Ellos fueron en patriótica marcha para jurarle que ellos no dejarían morir al Maestro en el año de su centenario.

Por eso el joven abogado Fidel Castro durante su alegato La Historia me Absolverá, demostró que el pueblo cubano era rebelde y fiel a la memoria del Maestro. Por eso él los acompañó en gesto sublime de su trascendencia. Había  mucha hambre física y mucha hambre de justicia para eliminar tales costras que humillaban a los cubanos y colocaban una nube negra en su vida cotidiana, como si las ideas del Maestro, fueran enterradas para siempre.

Pero esa llama eterna de la dignidad nunca despareció. En medio de las tempestades cada uno de los graves problemas sociales se asumió con sus soluciones pues si de lucha se trata aseguró el martiano documento La Historia me Absolverá: “Su pueblo es rebelde, su pueblo es fiel a su memoria”. Por eso él estaba allí como una constancia trascendente, como una marcha de gigantes en búsqueda de justicia, que definitivamente nos anunció de forma simple que todos entendemos a lo largo de la batalla que emergió en 1959 y que de forma popular se resume “Martí te lo prometió y Fidel te lo cumplió”

Ahora las tempestades que traspasaban por la pseudorepública sometida a extrañas fuerzas imperialistas tuvieron que beber el polvo de la derrota porque Cuba al fin estaba libre y pura como su estrella solitaria.



Artículos relacionados



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015