Mirada acuciosa al panorama deportivo escolar

2015-07-07 19:21:09 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ivn Morales Morales

 Mirada acuciosa al panorama deportivo escolar.

Una conversación con un colega en días recientes propició evocar una de las series televisivas –de las tantas que han encontrado múltiples reposiciones en el ya extinto espacio de aventuras de la Televisión Cubana- que marcó una etapa fundamental en nuestra infancia.

Durante poco más de 28 minutos, los más chicos de casa dejaban todo para sentarse frente a la pantalla de sus televisores en aras de disfrutar de Los pequeños campeones, título de aquel gustado audiovisual que incitaba a los niños a emular a los ídolos beisboleros de antaño y, por qué no, a soñar con la posibilidad de algún día vestir el uniforme de las cuatro letras.

Yosvani, Villalla y los suyos movían pasiones; arrastraban a miles a la práctica del deporte nacional. Los improvisados terrenos se colmaban con chicos de todas las edades con sus desgastados guantes, pelotas descosidas y bates no pocas veces reciclados. No hacía falta nada más. Sobraban los deseos de correr y gritar el jonrón más largo.

Traigo a colación aquella imprescindible aventura en momentos en que por estas fechas acontece en varios escenarios del país la edición 51 de los Juegos Escolares Nacionales, la competición más importante para las categorías inferiores; la base de la pirámide deportiva en la Mayor de las Antillas; la fuente de donde saldrán nuestros futuros titulares olímpicos o mundiales.

Llama poderosamente mi atención el casi nulo seguimiento dado por los medios de prensa cubanos –salvo contadas, muy contadas, excepciones- a tan necesario espacio de confraternización, una verdadera fiesta para quienes esperan con ansias esta etapa para mostrar lo alcanzado durante todo un año de preparación y entrega.

En los momentos cruciales que vive el movimiento deportivo de la Mayor de las Antillas –marcado por bajos resultados en las principales citas olímpicas, ver tabla de medallas de las citas estivales de Beijing 2008 y Londres 2012 y compararlas con los certámenes anteriores- nos urge volver la mirada a la base, pues es allí donde se encuentra el talento, los verdaderos héroes del mañana.

Los problemas económicos de los últimos tiempos –de los cuales el ejercicio físico no ha estado exento- han limitado el quehacer de entrenadores y profesores en las diversas categorías infantiles. La falta de implementos y uniformes e instalaciones en deplorable estado constructivo son algunas de las causas que han propiciado tan complejas situaciones en el más elevado peldaño del desarrollo deportivo.

Muchos de quienes pusieron bien en alto la insignia nacional en los principales eventos del mundo salieron desde el barrio, fueron captados por quienes iban a las escuelas en busca de los más destacados. Era solo pulir la aptitud que en ellos oculta yacía. En cada sitio de la Isla aguardaba algún chico o chica con unas condiciones inmejorables en determinada disciplina, pero sin el conocimiento para su puesta a punto.

Se hace inminente retomar y fortalecer el quehacer de las distintas categorías inferiores, como expresión sólida del movimiento deportivo cubano y su base de la pirámide de Alto Rendimiento, en pos de retomar los planos estelares de antaño.

De suma utilidad sería –de igual forma- otorgarle un mayor seguimiento mediático a las citas de los Juegos Escolares Nacionales. Si bien es cierto que en algunos órganos de prensa se dedica determinado espacio a los principales acontecimientos acontecidos en las provincias, todavía la presencia resulta insuficiente.

¿Por qué a los eventos que tienen lugar en la capital no se les da mayor cobertura, teniendo en cuenta las facilidades tecnológicas y de transporte dadas por la localización geográfica? ¿Acaso es menos importante un certamen con más de medio siglo de historia por ser para niños y jóvenes?

¿Cuáles son las líneas que pautan darle tan bajo perfil –como sucede desde hace no poco tiempo- a los juegos? Cabe también cuestionarse el impacto que tendría para esos noveles atletas y sus padres ver reflejada sus hazañas e historias en papel periódico, en planos sonoros o en imágenes y, sobre todo, en quienes sueñan con ser deportistas.

Numerosas podrían ser las respuestas a estas y otras interrogantes que se generen de tan sensible tema. De la geografía criolla ha desaparecido ese deseo de batear como Omar Linares y fildear como Germán Mesa, escalar a las alturas como Javier Sotomayor, “caminar en el aire” como hiciera Iván “el saltamontes” Pedroso, o nadar junto a los mejores del planeta y colgarse en el cuello una presea de plata, hazaña inigualada jamás del tritón Rodolfo Falcón.

Hay que aunar voluntades para retomar esos añorados momentos en que muchos deseábamos emular a nuestros campeones. Que no se pierda el espíritu. O al menos, no lo dejemos allí en el letargo eterno. Por el deporte cubano y por los chicos vale la pena el empeño.
 



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015