No más delitos de barrio (+Audio)

2018-05-10 11:01:36 / web@radiorebelde.icrt.cu

No más delitos de barrio


Escuche y descargue desde nuestro canal iVoox la propuesta radial.

En materia de técnica jurídica es muy probable que resulte poco apropiado afirmar que no existe delito pequeño, porque para eso todos los códigos penales incluyen una gradación necesaria en la gravedad de sus sanciones, según el daño infligido al delinquir; comenta Francisco Rodríguez Cruz, desde Haciendo Radio .

Pero a lo que quisiera referirme es a la importancia de no menospreciar ni restar trascendencia social a ningún tipo de actividad delictiva, por escasa que pudiera parecernos su significación, alcance o perjuicio para las víctimas.

En particular, la alerta viene a propósito de esos que a veces llamamos delitos de barrio, acciones que atentan contra los bienes colectivos de la comunidad o incluso contra los intereses particulares de familias o individuos, y que no siempre se atajan con el mismo rigor o sistematicidad que otras manifestaciones delictivas de mayor entidad.

Un hurto al descuido por una puerta abierta o de la ropa en el patio o el balcón, una pelea callejera entre adultos por cualquier motivo, el vandalismo contra asientos u otras estructuras de parques o paradas, los teléfonos, los contenedores de basura, en fin, son muchos los posibles hechos o conductas delictivas que podrían clasificar como más circunscritos al barrio, y que no deberían pasar inadvertidos.

No más delitos de barrio

En primer lugar, porque nadie tiene el derecho de afectar a otras personas o a la colectividad con sus acciones; y en segundo lugar, porque muchas veces quienes cometen tales delitos aparentemente de baja peligrosidad en realidad inician así un recorrido que puede conducirlos por un camino sin regreso hacia la inadaptación social con consecuencias impredecibles y muy costosas.

No por gusto en nuestra sociedad hay tanta insistencia en las políticas de prevención social del delito, cuyo campo de actuación fundamental suele ser el barrio, la comunidad.

Es allí donde las personas saben quién es quién, qué hace cada cual y cómo hay sujetos que empiezan a andar en lo que popularmente le llamamos malos pasos.

A veces somos demasiados displicentes cuando aparecen esos primeros síntomas de descarrilamiento conductual, y mucha gente empieza a esperar a que actúen otros factores, que venga el jefe del sector o cualquier otra autoridad a resolver el problema.

No más delitos de barrio

Sin dudas eso no solo es convivir con la posibilidad de esos delitos de barrio, sino de alguna manera poner en riesgo nuestra seguridad y la del resto de la comunidad.

Esto sin contar lo doloroso y frustrante que resulta cualquier pérdida material en un hogar, o lo triste que es ver cómo se pierden o destruyen por hechos delictivos aparentemente de poca monta, lo que tal vez les costó mucho tiempo construir o conservar a generaciones y generaciones en el vecindario.

De modo que no vale tampoco esa vieja excusa de que hay ladrones que no roban, o bandidos que no delinquen en su barrio, pues el efecto social y moral, así como las afectaciones, son similares y con las mismas posibles consecuencias, lo haga en la manzana donde vive, o a varias cuadras de su casa.

Lo mejor es no esperar, entonces, a que el delito de barrio traspase sus límites. Preferible es incluso que nunca nadie lo cometa, y si sucede, que halle el repudio y el enfrentamiento social que disuada por siempre al sujeto de repetir ese tipo de acción. Porque reitero lo que decía al inicio, aunque no sea en términos de buena técnica jurídica: no hay delito pequeño, y en el barrio queremos y debemos tener paz y tranquilidad.

Escuche el audio la sección "Palabra con Filo"; cortesía del programa Haciendo Radio.


(Haciendo Radio)



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015