No me gusta hacerlo, pero me toca

2015.03.20 - 22:16:43 / web@radiorebelde.icrt.cu / Alhija Villaln Veliz

No me gusta hacerlo, pero me tocaDesde que somos pequeños y durante toda nuestra vida, siempre nos toca realizar algunas labores que no nos agradan en lo absoluto.

En la mayoría de las ocasiones hasta encontramos “fuertes fundamentos” para argumentar lo innecesario de hacer esa asignada función, solo con el firme propósito de librarnos de su cumplimiento.

En el transcurso de la vida siempre aparece un familiar, un maestro, un jefe que nos dice: No te gusta hacerlo, pero te toca. Nos ponemos de mal humor, pero como no nos queda de otra, nos toca, y de alguna manera lo hacemos. Son de esos instantes, de los cuales nunca nos podremos escapar, con los que tenemos que aprender a vivir y a reaccionar. Es cuando debemos recurrir a una palabra algo olvidada por estos tiempos: disciplina.

Es hacer lo que realmente no se desea hacer para poder hacer lo que realmente se quiere hacer, esto también se llama disciplina. Al mismo tiempo, es el cumplimiento de las reglas establecidas para mantener el orden entre los miembros de una comunidad y de una organización. Simplemente pagar el precio en las cosa pequeñas para poder realizar lo que realmente nos produce más agrado.

Roy L. Smith dijo que la disciplina es el fuego purificador por el que el talento se convierte en capacidad. Primero debemos desenfadarnos con la orientación que nos dan, y buscarle el sentido de importancia que tiene, por muy simple que nos parezca a la vista, cada detalle tiene gran importancia.

En más de una ocasión he pasado por estas situaciones, y sé que me han de venir otras tantas más, por lo que les comento con conocimiento de causa y de dolor. He vivido las transformaciones de tener que hacer lo que no deseaba. Encontrarle el valor, y en algunos casos he logrado apasionarme por la tarea, a tal extremo que después no deseaba cambiarla. Es que por cada lugar, posición o actividad por la que transcurrimos, aunque al inicio no lo reconozcamos, llega para aportarnos experiencias que posteriormente nos harán falta.

Pero para lograr esto de manera efectiva y constante debemos adquirir autodisciplina. Y esto incluye tener una mente disciplinada, aprender a disciplinar nuestras emociones. Cuando estas aparecen, tenemos siempre dos opciones, o dejamos que ellas nos controlen o nosotros las dominamos a ellas.

Alguien dijo en cierto momento que lo que hagamos en alguna gran ocasión probablemente dependerá de lo que ya somos; y lo que somos será el resultado de los años previos de autodisciplina. Nada ocurre a nuestro alrededor por casualidad, sino por causalidad. Encontrarlas y entenderlas nos puede llevar a un determinado tiempo, que se puede prolongar cuando nos resistimos a cumplir lo que no nos gusta hacer… pero nos toca.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015