Economía cubana
  • Tuesday, 27 de October de 2020
  • ¡Nuestro aire puede ser más puro!

    2010.05.31 - 08:16:23 / web@radiorebelde.icrt.cu / Dailyn Ruano Martínez


    No fumar
    La Habana, Cuba. - La brecha entre fumadores, abstemios y los que han dejado el hábito alguna vez se ensancha cada vez más en este siglo XXI. Y por supuesto que —infelizmente— la balanza se inclina hacia el número que registra a los adictos a las cajetillas.

    Año tras año concurre el 31 de mayo, fecha señalada para, de manera incansable combatir esta práctica tan nociva para la salud humana y nunca resulta suficiente para aconsejar, convencer, prevenir a los fumadores no solo de las consecuencias de este hábito para el ser humano sino para su entorno, el de su familia, el de sus compañeros de trabajo o simplemente el de desconocidos en escenarios públicos.
     
    La mayoría de los fumadores son conscientes de los daños que ocasiona la nicotina, sin embargo no se detienen ante sus preferencias o vicios, como muchos le llaman. El tabaquismo a nivel mundial, constituye la primera causa de muerte prevenible y hasta el momento, según sostienen analistas, más de cuatro mil sustancias químicas se han identificado en el humo del cigarro, la mayoría de ellas nocivas.

    La red de ciencias sostiene que de ellas, 43 tienen efectos carcinógenos, mientras otras guardan relación con enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares. El único producto de consumo masivo, legalmente vendido es el tabaco, y mata a la mitad de sus adictos, donde el 50 % de las muertes ocurren en personas entre 30 y 69 años.

    El Caimán verde no está ajeno a esa situación. Las cifras revelan que el 30% de las defunciones en Cuba están asociadas al tabaco. En un país productor de buen tabaco y múltiples derivados como el nuestro, la prevalencia de este hábito es alta.

    Sin embargo, contrario a lo que sucede en otras partes del mundo donde la propaganda mediática se utiliza para incentivar el consumo, en Cuba hasta en las propias cajetillas y centros de venta de estos productos son visibles las advertencias sanitarias acerca de los nocivos efectos para la salud humana.

    El fenómeno parte de la decisión voluntaria y consciente de cada quién de elegir esta opción como alternativa a sus necesidades físicas o psíquicas. Está claro que no se le puede prohibir el consumo a ningún ciudadano. Más, la prevención de la salud humana constituye una constante en la política del Estado y Gobierno cubanos.

    Fumar daña nuestra salud, afecta nuestra economía familiar y ocasiona la peor de las consecuencias que es sellar nuestras vidas rotundamente. Por eso, aunque a mi alrededor —y no utilizo ya el plural de modestia para salirme del grupo de fumadores— continúe respirando el desagradable humo de cigarro o de tabaco no cejaremos en este empeño por eliminar este vicio de nuestra sociedad. ¡Nuestro aire puede ser más puro!


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

       Dayael Hachan Glez Arias      Cuba

    02.06.2010 - 4:05 pm

    Quisiera me enviaran a vuelta de correo todo lo que tengan de Tabaquismo, se lo agradecería me encuentro haciendo investigaciones para una Maestría. Saludos y gracias de antemano.


    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020