Jornada de la Cultura Cubana
  • Tuesday, 20 de October de 2020
  • Pediatras cubanos hacen crecer la sonrisa y devuelven la esperanza

    2020-09-30 18:31:44 / web@radiorebelde.icrt.cu / Demetrio Villaurrutia Zulueta


    Pediatras cubanos hacen crecer la sonrisa y devuelven la esperanza

    Mientras la COVID-19 ganaba terreno durante los últimos meses y Cuba no fue la excepción, simultáneamente el impacto sicológico que iba cimentando la pandemia se hacía sentir mucho más en las edades pediátricas hasta los dieciocho años, a partir del aislamiento y distanciamiento social necesarios para evitar el contagio con la enfermedad.

    Súbitamente el espacio físico para juegos, la presencia en las aulas, el intercambio entre amigos, el reconocimiento de nuevas realidades, quedó atrás y el ámbito familiar resultó único escenario viable para concentrar todas las actividades de los niños, jóvenes y adolescentes.

    Fueron largos meses de confinamiento que aún persisten para algunas provincias como La Habana y Ciego de Ávila, aunque otras van transitando hacia etapas más cercanas a una nueva normalidad.

    Y en ese andar complejo, imprescindible y a la vez desconocido, los profesionales cubanos de la pediatría han tenido que crecerse. Conocimientos sobraban, pero una experiencia nueva para el mundo, los puso como a todos en alerta máxima ante las posibles secuelas que una enfermedad como el SARS-CoV-2 podía dejar en los menores.

    Se ha hablando y con toda razón, de nuestros especialistas en la llamada Zona Roja, de su entrega total y altruista, pero también como parte de esa vanguardia han estado nuestros galenos pediatras, en todas las especialidades, entregando amor del bueno, ese que todo lo puede, que marca la diferencia con respecto a otras naciones y se agradece tanto cuando, una vez curados, se devuelve esa natural sonrisa a un niño, la alegría al adolescente o la esperanza al joven.

    Pediatras cubanos hacen crecer la sonrisa y devuelven la esperanza

    Los protocolos cubanos de atención a estos grupos de edades pediátricas han sido innovadores, y se han modificado al tener en cuenta la evolución clínica de cada uno de los enfermos.

    El crecimiento fue aún más significativo por los resultados que se alcanzan en el tratamiento a niños y adolescentes que han enfermado con la COVID-19 durante estos meses, que sobrepasan los 600.

    Y habría que ponerlo con letras mayúsculas: ningún niño o adolescente ha fallecido y el 85 por ciento de los contagiados ya están recuperados, o sea, de alta médica.

    Pero, ¿cuáles han sido además los factores o fortalezas que han permitido los buenos resultados en la atención a nuestros niños en estos duros meses de pandemia?

    Durante este tiempo se ha evidenciado la importancia del trabajo de la atención primaria de salud, cuyos sistemas de vigilancia resulta una fortaleza en la detección de niños y adolescentes contagiados, siendo la prevención la mejor manera de enfrentar esta epidemia.

    Ya en el ámbito del aislamiento o distanciamiento social, todos han tenido que crecerse, e incluyo a los familiares y especialmente los padres que, en no pocas ocasiones, han retornado otra vez a ser niños, adolescentes y jóvenes para compartir propuestas e intercambios comunes para que el aislamiento toque menos, y la sonrisa y el optimismo no pierdan el rumbo mirando siempre hacia la luz al final del camino.

    A propósito entonces del Día del Pediatra Cubano, este 30 de septiembre, en ocasión del aniversario del natalicio del profesor Ángel Arturo Aballí Arellano, considerado el Padre de esta especialidad en nuestro país, aplaudamos a estos galenos que desde su profesión devuelven sonrisas y hacen crecer la esperanza.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020