Economía cubana
  • Saturday, 24 de October de 2020
  • Protegernos siempre, aun cuando la enfermedad pueda estar controlada

    2020-08-20 10:30:45 / web@radiorebelde.icrt.cu / Demetrio Villaurrutia Zulueta


    Protegernos siempre, aun cuando la enfermedad pueda estar controlada

    Si bien durante las últimas horas los cubanos hemos conocido de noticias que nos llenan de sano orgullo y nos fortalecen el sentimiento patrio hasta los mismos huesos, si algo no podremos bajar nunca es la guardia y los niveles de protección frente a esta pandemia que ha demostrado que no da ni pide tregua cuando propiciamos que pequeñas fisuras permitan que se fortalezca.

    Y de eso tenemos varios ejemplos durante los últimos tiempos donde el pico de casos activos se disparó fundamentalmente en la parte occidental, con La Habana y Artemisa marcando el paso lo que hizo que ambas provincias retrocedieran, la capital a fase de transmisión autóctona limitada, y Artemisa de la tercera a la segunda fase como parte de la etapa de recuperación post COVID, y uno de sus municipios, Bauta, comenzará a transitar por la primera.

    Son hechos que nos dejan lecciones. Por eso para el decano de la Facultad de Matemática y Computación, el Doctor Raúl Guinovart, de acuerdo con los modelos matemáticos de predicción del desarrollo de la enfermedad hay dos lecciones que no pueden olvidarse a partir de lo ocurrido durante las últimas semanas. La primera asociada a lo imprescindible de protegernos siempre y a no bajar la percepción de riesgo jamás, la segunda que aún cuando la enfermedad pueda estar controlada, la protección será un acompañamiento permanente que actuará como antídoto para evitar nuevos rebrotes.

    Protegernos siempre, aun cuando la enfermedad pueda estar controlada

    Así lo distinguía recientemente el académico cubano, cuando llamaba la atención sobre la dispersión en los nuevos focos o eventos que se producen ahora en La Habana, también en la provincia de Artemisa, lo que ha demandado un actuar enérgico de las autoridades sanitarias de forma expedita y con gran efectividad.

    Cuando realmente hace varias semanas los modelos matemáticos indicaban que el número de casos activos al acercarnos a los días finales de agosto se comportaría a niveles favorables, el pico se disparó por encima de los 600 casos, cifra que ha ido descendiendo a partir de un mejor balance de altas hospitalarias en relación con los ingresos.

    Protegernos siempre, aun cuando la enfermedad pueda estar controlada

    Por supuesto, pasar a cualquiera de las fases de la recuperación post COVID19, no podría interpretarse como una total normalidad, porque no es así, y la vida va demostrando que en la medida que se produce el llamado ¨desescalamiento¨, se incrementa la movilidad de las personas, la concentración de grupos en lugares cerrados y, por consiguiente, el riesgo de que la enfermedad pueda resurgir cuando de un territorio a otro que no tiene transmisión del virus llega alguien enfermo, peor aún asintomático, es capaz de contagiar a otros de forma muy peligrosa.

    Cualquier medida de protección y control estricto de viajeros y de las propias personas en su actuar cotidiano, es poca. Mientras mayor movilidad de las personas asumiremos más riesgos, que además forman parte del necesario proceso de la recuperación en una llamada ¨nueva normalidad¨, donde siempre tendremos un número de casos activos limitados con el virus y el actuar ya conocido, desde la pesquisa, la auto pesquisa, el acudir al médico ante cualquier síntoma respiratorio, el uso del nasobuco, las medidas de desinfección, han pasado a formar parte de nuestra cotidianidad.

    Las últimas horas han dejado una puerta de esperanza como fruto de un esfuerzo enaltecedor e integrador de nuestros científicos desde la convocatoria de nuestro gobierno a partir del candidato vacunal Soberana que ha sido aprobado, como ya se informó, para iniciar ensayos clínicos el próximo 24 de agosto.

    Protegernos siempre, aun cuando la enfermedad pueda estar controlada

    Y, si bien es una noticia gratificante, esperanzadora y confirmatoria de lo que es capaz de hacer nuestra ciencia comprometida desde su responsabilidad social, igualmente tendremos todos que estar a la altura de esos esfuerzos y entrega, y la mejor manera es cuidándonos, protegiéndonos y siendo consecuentes con la respuesta dada con lo que se inicia un largo camino para validar este candidato vacunal, sin violar ningún paso, con apego estricto a los protocolos establecidos, y con toda la responsabilidad necesaria.

    Protegernos siempre, aún cuando la enfermedad pueda estar controlada, es ahora mismo, nuestra mejor vacuna.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020