Quien dice lo que no debe, oye lo que no quiere

2018-11-16 23:25:18 / web@radiorebelde.icrt.cu

Quien dice lo que no debe, oye lo que no quiere

Tengo cierta amistad que conozco de la vida real y también comparte conmigo en las redes sociales que posee una rara virtud de casi siempre parecer inoportuna en sus intervenciones.

Por supuesto que ironizo, a partir de este ejemplo personal, pues no es para nada meritorio decir en la mayoría de las ocasiones exactamente lo que no deberíamos, pues el riesgo es que un día oigamos lo que no nos gustaría.

Tener tacto, prudencia en nuestras relaciones interpersonales para con las demás personas es una de esas normas no escritas de buena voluntad que cimentan los vínculos afectivos e incluso profesionales o de camaradería.

No hablamos aquí de esa confianza y sinceridad que son necesarias como fundamento de cualquier verdadera amistad o estrecho trato con alguien. Por supuesto que nadie, como regla, quisiera que a su alrededor reinara la hipocresía, o la adulación, o la falsedad. Pero eso no tiene nada que ver con la oportunidad, la indulgencia en el trato a quienes nos rodean y el respeto a la privacidad de nuestros semejantes.

Pensemos en cuántas veces pudimos sentir alguna agresión velada o abierta a partir de alguna pregunta indiscreta, o por una opinión que transgrede los límites de la confianza y lanza juicios o consideraciones que nadie pidió.

Quien dice lo que no debe, oye lo que no quiere

Hay que fomentar y vigilar más ese sentido adicional de no extralimitarnos al dirigirnos a otras personas, de mantener determinadas distancias, muchas veces saludables, con interlocutores que merecen respeto, ya sean personas adultas mayores, e incluso contemporáneas, pero que no son tan cercanas como para arriesgarnos al error de un malentendido.

Porque como todos los excesos, esta carencia de tino de hablar por hablar, de meternos donde no nos corresponde, sin ser capaz de comprender a la otra persona o intentar estar en su lugar, puede conllevar a serios desencuentros, a veces definitivos, que luego resultan muy difíciles de enmendar.

Hasta en el ámbito de la familia, de la pareja, de las amistades más cercanas, lo más duro y terrible que debamos decir, hay que hacerlo con el pensamiento puesto más en la otra parte, en la posibilidad real de que comprenda una crítica o un señalamiento, y para ello es esencial analizar en qué circunstancia, cómo y por cuál vía puede llegar mejor nuestro mensaje.

Estas imprudencias pueden arruinar una relación personal, pero con frecuencia también un vínculo laboral, y abrir brechas o levantar muros a la comunicación que luego hacen muy difícil, casi imposible, una fluidez en las tareas cotidianas que a cada quien corresponde.

De modo que pensemos bien cada palabra, seamos responsables no solo de nuestros actos, sino además de nuestros juicios, más si podemos evitar con ello herir, y que nos hieran. No crucemos el umbral del comedimiento, la decencia y la sensatez al interpelar a alguien. Recuerde que quien dice lo que no debe, escuchará lo que no quiere.


(Haciendo Radio)



Artículos relacionados



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015