Economía cubana
  • Saturday, 31 de October de 2020
  • Remembranzas sobre el mejor amigo de Cuba (+Audio)

    2015.03.06 - 00:14:58 / web@radiorebelde.icrt.cu / Iván Morales Morales


    Remembranzas sobre el mejor amigo de Cuba. Foto Calixto Llanes
    El embajador de Venezuela en Cuba, Alí Rodríguez Araque

    No parece que hayan transcurrido dos años desde su siembra en lo más alto de la montaña, para abonar la tierra que tanto amó. Ni siquiera creo posible que haya desaparecido físicamente, o ya no esté alentando a su pueblo en cada sitio de la amplia geografía venezolana o que no lo escuche más entonando ese vibrante himno.

    El comandante supremo, Hugo Rafael Chávez Frías, partió aquel triste 5 de marzo de 2013 hacia la eternidad; a seguir su lucha desde los corazones de la América toda, esa misma patria soñada por Bolívar y Martí, y de la cual él fue uno de los principales artífices de volverla realidad. Todavía cala en mi alma el inesperado anuncio de Nicolás Maduro sobre el adiós definitivo del amigo de Cuba.

    Latinoamérica en plena, y en muchos rincones del mundo me atrevería a asegurar también, se recuerda hoy a ese gigante que reescribió la historia de su pueblo. Chávez trajo luz a donde siempre hubo oscuridad, devolvió la esperanza a los desposeídos e hizo ver que los hijos del Libertador podían erigir sus propios destinos.

    Nos dejó cuando tanto podía continuar aportando a los suyos, en el preciso instante en que sus ideas generaban copiosos frutos y Venezuela salía del silencio en el cual la sumieron los continuos desgobiernos, en los años más activos de esa vida no exenta de dificultades.

    El amigo del amigo encontró en esta Isla su segunda patria. En él vio el líder histórico de la Revolución un continuador del legado de Bolívar. Y no se equivocó. Fue de los mejores baluartes de una región que pedía a gritos un cambio en su realidad. A él debemos muchos de los programas que modificaron sustancialmente el quehacer del área.

    ¿Quién podría olvidar sus incansables esfuerzos por crear un mecanismo integracionista que dejara obsoleto alianzas oprobiosas? O, ¿cómo no mencionar las valiosas misiones que trajeron esperanza a tantos? Todas y cada una de sus acciones llevan la huella de quien vivió por y para su patria, por y para su gente.

     

     

    Remembranzas sobre el mejor amigo de Cuba. Foto Calixto Llanes
    Los versos sencillos del apóstol convertidos en notas musicales por Eduardo Sosa motivaron fortísimos aplausos

    Ni siquiera los enemigos de la justicia, ni sus propios detractores, pueden obviar el “impacto chavista” en un entorno hasta entonces tambaleante, donde los pobres no aparecían en el mapa social de la nación, y los ricos extraían sin coto el sumo de sus tantas riquezas. Sacrílego aquel que niegue su papel. Él también llegó y mandó a parar.

    Desde acá, la patria de Martí, el Che –porque el argentino se ganó por derecho propio esa condición-, Fidel y tantos otros, le rendimos merecido homenaje al legado del comandante supremo.

    Aún conservo intacta en mi memoria su amplia sonrisa, sus ocurrentes bromas y las narraciones de su Sabaneta natal, sitio del que jamás se fue. Evoco aquel lejano año de finales del siglo XX cuando todos los niños reunidos a la vera del camino saludábamos a los Jefes de Estado y de Gobierno participantes en la IX Cumbre Iberoamericana acontecida en Cuba en su tránsito por las calles capitalinas. Ahí estaba también él, con unos años menos, desandando La Habana triunfante.

    Cierro los ojos y hago mío ese abrazo entre hermanos –Chávez y Fidel-, entre naciones enlazadas por tanta historia. Aprieto mis manos cuando una lágrima intenta correr por mi mejilla al escucharlo entonar el Gloria al bravo pueblo, composición musical patriótica venezolana, y decir con tanta fuerza más “Unida con lazos / que el cielo formó, / la América toda / existe en Nación; / y si el despotismo / levanta la voz, / seguid el ejemplo / que Caracas dio”.

    Usted no ha muerto comandante supremo. Estás más vivo que nunca. Tu legado e ideas están presentes para continuar haciendo Patria. Desde donde solo quienes reescriben la historia y modifican el rumbo para el bien de los suyos se encuentran, nos miras con esa sonrisa enorme y repites “… mándeme el pueblo, que yo sabré obedecerle. Soldado soy del pueblo, ustedes son mi jefe”.

    Tu pueblo está aquí, reviviéndote en cada jornada, erigiendo la América que soñaste.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020