Aniversario 62 de la Revolución Cubana
  • Sunday, 29 de November de 2020
  • Retomar la vida del país gradualmente, para no solo resistir, sino también vencer

    2020-10-01 11:55:57 / web@radiorebelde.icrt.cu / Demetrio Villaurrutia Zulueta


    Retomar la vida del país gradualmente, para no solo resistir, sino también vencerLuego de casi siete meses de lucha frontal frente a la COVID-19, Cuba sigue apuntando con seguridad y confianza a retomar su ritmo diario, para avanzar en el camino de la implementación de su Estrategia Económica y Social y hacerle frente a los retos que tiene por delante en una etapa de crisis prolongada, también en un escenario de la llamada ¨nueva normalidad¨.

    Ahora mismo con un diseño sanitario que toma lo general aprobado en sus protocolos – uso del nasobuco, lavado constante de las manos, distanciamiento físico, aislamiento oportuno, pesquisa efectiva en la comunidad-, también se asumen particularidades en el accionar de enfrentamiento al virus para, en dependencia de las particularidades de cada territorio, poder actuar.

    Retomar la vida del país gradualmente, para no solo resistir, sino también vencer

    En La Habana los nuevos brotes tienden a su control, evidenciados en la disminución de los eventos de transmisión, el control de focos y cierre de focos y la confirmación de casos positivos que, en su mayoría, ya han estado en centros de aislamiento; mientras la situación que parece ser más compleja,  sigue estando en el territorio avileño, hacia donde se ha reforzado con personal médico, medicamentos innovadores para prevenir la enfermedad y con la implementación de estrategias que tienen a la comunidad como principal campo de ¨batalla¨ y la certificación de focos, todos bajo la asesoría directa de un equipo del Ministerio de Salud Pública encabezado por su titular José Ángel Portal Miranda.

    Lo que intentamos afirmar es que pese a los nuevos brotes en varios territorios que incluyen a Matanzas, con sus dos eventos de transmisión local y Sancti Spíritus con la vista puesta en Trinidad, el municipio cabecera, Yaguajay y Jatibonico, hay medidas que se implementan que ofrecen sus frutos, porque van hacia la búsqueda profunda de identificar los casos asociados a enfermos con el virus, y por ende, a contener el contagio en el menor plazo posible.

    Así las cosas, La Habana acaba de anunciar la eliminación de algunas de las medidas de restricción que mantuvo durante un mes, mientras mantiene otras que lógicamente deberán acompañar el actuar de los capitalinos durante un período de tiempo prolongado y que formará parte del actuar no solo en esta urbe cubana, sino que estamos seguros que serán parte igualmente del modo de vida de todos los cubanos.

    Sin entrar en las especificidades de lo dispuesto, y las decisiones correctamente tomadas a partir de los resultados que durante las últimas semanas se evidencian en la Habana y sustentan la nueva decisión, resulta más importante ir a las esencias.

    Primero en la capital del país, mayormente detenida su producción y otras actividades de carácter económico y social, es necesario retomar el aporte que necesita al país en tiempos como este, teniendo como premisa que, a la par que se alcanzan estos propósitos hay que proteger la salud y la vida. Un reto que, como suele decirse en estos tiempos, también es una oportunidad.

    ¨Vamos a entrar en una etapa donde la responsabilidad individual, familiar y comunitaria tiene que elevarse¨, en estas palabras del Presidente del Consejo de Defensa Provincial en La Habana, Luis Torres Iribar, se resume casi todo.

    De nosotros dependerá el éxito en el afán de producir, recuperarnos y avanzar pero también de evitar en todo lo posible incrementar el número de contagios.

    Retomar la vida del país gradualmente, para no solo resistir, sino también vencer
    Si esta etapa difícil y compleja en todos los sentidos ha fortalecido la unidad y por eso hemos llegado hasta aquí, es porque la mayoría de las personas entendió que cumplir con las medidas de protección sanitarias nos hará transitar con mayor seguridad y, a la vez, mantener una percepción de riesgo elevada que incluye mantener hábitos en nuestro modo de actuar que sustenten ese pensamiento, y nos devuelvan a esa ¨nueva normalidad¨ que no puede ser interpretada como éramos antes de la pandemia.

    Se tratará entonces de ser sistemáticos, asumir como parte de una cotidianidad excepcional, un conjunto de acciones, extremar nuestra higiene personal que no solo nos protege sino protege también a los demás, y a no confiarnos en ningún momento lo que hará mantenernos alertas y en guardia para evitar fisuras que el virus pueda aprovechar y echar por tierra cualquier estrategia.

    Pero alcanzar esas metas no dependen solamente de que se aprueben medidas dirigidas a este propósito, sino de cómo cada uno de nosotros en el orden individual, familiar e institucional las hagamos nuestra, y será ahí justamente donde evidenciarán su verdadero valor y efectividad.

    Y hablamos de la capital, pero hay medidas que son para todos, incluso para aquellos territorios donde aparentemente hoy el virus no circula. Un paso en falso y el esfuerzo, disciplina y sacrificio de miles de personas durante meses pueden echarse por tierra en apenas horas.

    Retomar la vida del país gradualmente, para no solo resistir, sino también vencer

    Sería la mejor manera de apoyar los enormes esfuerzos que ha realizado nuestro gobierno, el sistema de salud cubanos, los médicos que en varias rotaciones por la llamada Zona Roja han salvado cientos de vidas, nuestros científicos que con sus medicamentos innovadores han ido ubicando luces en un camino que, el pasado mes de Marzo cuando comenzó el combate a esta pandemia parecía tener más sombras, y que se disipan poco a poco con el reflejo de esa luz fruto de muchas inteligencias.

    Retomar la vida del país gradualmente, para no solo resistir, sino también vencer

    Para que se tenga una idea del esfuerzo y la prioridad dada por el Gobierno para preservar la salud de nuestra gente, solo en La Habana, con casi dos millones de habitantes, más de 52 mil personas han pasado por los centros de aislamiento y, al igual que en el resto del país, se han destinado cuantiosos recursos para atender a enfermos, sospechosos, contactos, comunidades en cuarentena, eventos y controles de foco, ello sin olvidar que ha sido por una voluntad política extraordinaria en medio de un bloqueo económico y financiero brutal que arrecia con cada medida que Trump y su camarilla aprueban contra nuestro país en contra de toda lógica, y en medio de su frustración y desesperación.

    Debemos ir entonces a las esencias. Porque se trata de un problema de seguridad y soberanía nacionales: cuidar nuestra salud entre todos y retomar la vida del país gradualmente, constituye una muestra no solo de que resistimos, sino de que también podemos triunfar y avanzar.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020