En Audio: La reverencia para el personal sanitario en el Da Mundial de la Salud

2020-04-07 19:32:29 / web@radiorebelde.icrt.cu / Claudia Daz Prez

La reverencia para el personal sanitario en el Da mundial de la Salud

Nery, una vecina de 68 años, recientemente fue operada de cataratas. Vivi, mi tía, a los 42, luego de ser abuela decidió nuevamente por la maternidad y lo logró con beneplácito. Samuel, un amigo de la infancia, a pesar de ser positivo al VIH no ha dejado de soñar gracias a los retrovirales que recibe gratuitamente. Todos creyeron que el corazón del más jaranero de mis tíos, Juanito, extasiado de música se apagaba pero apareció el milagroso marcapasos. Mi pequeña Camila llegó inesperadamente antes de los 7 meses de embarazo y con solo 2 libras y 4 años después me levanta todos los días risueña y comunicativa. Ninguno de los beneficiarios anteriores hemos tenido que pagar un centavo.

Esos ejemplos no son exclusivos míos. El bicitaxero, el carpintero, la maestra, la señora negra jubilada, el presidente de la cooperativa, el anciano sin familia, no importa el rango social, la raza, el lugar de trabajo, solo ser cubano. Haber nacido en esta Isla garantiza el acceso universal y totalmente gratuito a los servicios de instituciones médicas. Cualquiera pudiera exponer las bondades de la salud pública.

En 2019, Cuba alcanzó una tasa de mortalidad infantil de 5 por cada mil nacidos vivos. Se ostenta un 0% de desnutrición infantil. La esperanza de vida al nacer es de 78 años de edad, mayor para mujeres que para hombres. Esta isla del Caribe es, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el país mejor dotado en el número de médicos por habitantes, 1 para 122, la primera nación del mundo en eliminar la transmisión del VIH y la sífilis de madre a hijo, posee el mejor control glucémico y el menor índice de mortalidad por diabetes, los niños están vacunados contra 13 enfermedades.

No se trata de teque, pero que Cuba sea en materia de salud un referente mundial y que lo logre a pesar de estar bajo un bloqueo real es algo así como que una hormiga camine y hasta corra luego de ser pisoteada.

Antes de 1959 la mortalidad infantil superaba los 60 por cada mil nacidos vivos, había solo una universidad de Ciencias Médicas y de los 6000 galenos graduados solo permanecieron en la Isla menos del 50%. Actualmente la pequeña luz de la Salud que prendió el gobierno revolucionario luego de 1959 es una llamarada que no se limita a este espacio del Caribe, sino que se esparce a 59 países de 4 continentes.

En este país donde muchos de sus hijos visten la bata blanca no se descansa para garantizar el bienestar de los cubanos en medio de una pandemia. Son nuestros médicos, enfermeras y técnicos los que viven este 7 de abril, Día Mundial de la Salud, envueltos en jornadas intensas de trabajo. Algunos cara a cara, a riesgo de contagio, atienden a los enfermos de la COVID-19, otros cubiertos de nasobucos, con fortaleza en los pies, tocando puerta a puerta, preguntan quién tiene tos, fiebre, malestar, cumpliendo esa búsqueda adelantada de personas con síntomas del nuevo coronavirus.

Para todos aquellos que permiten que Cuba no sea solo el país de los almendrones, la belleza de las mujeres, el tabaco, el ron, la música y el baile y también se reconozca como la nación hermana, de los médicos y enfermeras valientes, los que cada noche arrancan emociones en cada ventana o balcón por ser los soldados en la primera línea de enfrentamiento al SARS-CoV-2, invisible y asesino enemigo. A todo el personal sanitario, la reverencia en este Día Mundial de la Salud.

Escuche y descargue a través de nuestro Canal Ivoox la versión radial de este comentario:


 



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015