• Thursday, 09 de July de 2020
  • Rosa y Valeria, una historia para contar más tarde

    2020-05-28 06:22:02 / web@radiorebelde.icrt.cu / José Miguel Solís Díaz


    Rosa y Valeria, una historia para contar más tarde

    Matanzas, Cuba.- Rosa es la primera bebita que viene al mundo en el hospital militar Mario Muñoz Monroy de esta ciudad del occidente cubano. Los dos anteriores nacimientos fueron de varones y madres sospechosas de la Covid-19.

    La menuda Rosa Agnely, lleva el nombre de la enfermera que le vio nacer, aquella que sostuvo la mano de la futura mamá para tensar ese hilo inexplicable de que une a dos personas, apenas conocidas minutos antes.

    Rosa y Valeria, una historia para contar más tarde

    Y sí, la intervención quirúrgica podría generar consecuencias fatales; en primer lugar, la joven jagüeyense de solo 19 años, Osleydis González Bóveda era positiva al SARS Cov2 y, para motivo adicional de estrés, el monitoraje revelaba que la bebé sufría de daño fetal a sólo 33 semanas de embarazo.

    Pero como toda la vibra del salón auguraba; hoy ambas están bien de salud y sólo se aguarda por el nuevo PCR para que mamá Osleydis pueda abrazar a su ángel en el transcurso de la semana.

    Lo interesante de la historia es que la caprichosa vida, impone en esta oportunidad un capítulo de llamativos vínculos, de sugerente y sanadora recompensa.

    A la derecha el Ginecólogo Ramsés Isaac Marrero

    Resulta que quien lideró el team que practicó la cesárea, el Ginecólogo Ramsés Isaac Marrero, se estrenó como papá el pasado día 19 y en lugar de abrazar a su bebita Valeria, por estar en zona roja; tembló de emoción cuando extrajo del vientre a la pequeña Rosa y escuchó su llanto de vida.

    Hoy Isacc saldrá del hospital junto al equipo médico integrado por la anestesióloga Idania, las licenciadas en enfermería Naylet y Olga Lidya; pero no marchará al encuentro de su esposa y bebé, como debería ser.

    Equipo médico

    Ramsés y sus compañeros deben permanecer en cuarentena como parte del inexcusable y riguroso protocolo de Bioseguridad que impera en los centros de aislamiento.

    Con respiración más profunda que la acostumbrada, el joven médico comenta:

    Habíamos programado el parto de mi esposa para que fuese yo, quien la atendiese, pero otro compañero tomó mi lugar y, en un chasquido de dedos se vino abajo el momento más que esperado. Mi esposa lo comprende y recuerdo sus palabras: es una historia para contarla cuando nuestra hija Valeria sea mayor, ella sabrá qué padre tiene.

    Ramsés, deja de mirarnos por unos segundos y toma aire: “Es un acto de amor y un reto para mí".

    Rosa y Valeria, una historia para contar más tarde

    Sospecho que el joven ginecólogo había dispuesto en sus sueños hasta el más mínimo detalle y, de ser preciso; practicar la cesárea para tomar del vientre de su amada, el fruto anhelado.

    La vida impone sus atrevimientos en evidente guiño al altruismo y no es de extrañar, porque a fin de cuentas; amor con amor, se paga.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020