Economía cubana
  • Saturday, 31 de October de 2020
  • 🎧🎬 Rosita, el simbolismo de regresar a la Patria

    2020-06-16 22:13:12 / web@radiorebelde.icrt.cu / Miozotis Fabelo Pinares


    Rosita, el simbolismo de regresar a la Patria

    Fotos de la autora y cortesía de Adys Cupull y Froilán González, Agustín Borrego y Archivo

    La Habana.- Los escritores Adys Cupull y Froilán González, guardan grata memoria de Rosita Fornés.

    Cuando en 1976, se desempeñaban como diplomáticos en la Embajada de Cuba en México, la artista regresa al país azteca, donde revalida su condición de Primera Vedette de América, luego de veinte años de ausencia, y ellos reciben el encargo del Ministerio de Cultura de Cuba, de atenderla.

    Adys Cupull desgrana recuerdos en un día significativo, cuando cumple 83 años de edad.

    “Es mi regalo de cumpleaños, recordar a Rosita. Tenemos memoria de aquel viaje; era tan llana, tan sencilla, que parecía un familiar nuestro, como que la habíamos tratado toda la vida.

    “Era de detalles, quería comprar algo para sus vecinas; un recuerdo de México; y en efecto les compró a cada una, que eran de su cuadra, de su Comité de Defensa de la Revolución, de su CDR, un regalito, que quería dejar como presencia; y a mí me regaló una muñeca roja, que todavía conservo; y una foto que nos dedicó, «A mis buenos amigos, los compañeros Adys y Froilán, con mi mejor recuerdo lleno de cariño»”.

    ESCUCHE AQUÍ la versión radial de este reporte.

    “Para nosotros fue conocerla en el detalle, y en su sentimiento revolucionario, hablando de su CDR, de sus vecinos; por eso yo digo, dejó algo marcado para toda la vida”.

    “Durante su estancia en México, le cantó a los niños en la Embajada, «yo soy un gato andaluz....», que todavía mis hijos recuerdan; y es cierto, como dijo en una entrevista, ella tenía todo tipo de público, los niños, los adultos, los abuelos.

    “Otro recuerdo que conservamos son dos fotos, que le dedicó a mi mamá, quien todavía vive con 104 años de edad; y otra a la mamá de Froilán, que falleció el pasado año, y ahora tiene guardada una hija, en Puerto Padre”.

    Froilán González, recuerda también el carisma de la artista y la postura radical de Rosita Fornés frente a los enemigos de la Revolución Cubana.

    “Ella actuaba en el Teatro Blanquita, de Ciudad México; y allí se produjo un encuentro inolvidable, cuando se reunieron ella y Tongolele, que se llama realmente Yolanda Yvonne Montes Farrington y ha sido una de las bailarinas exóticas más celebres de México y de Hispanoamérica, y al terminar su presentación, le regala a Rosita unas flores que le habían entregado.

    Rosita en México, 1976.

    “Estuvieron hablando de Cuba, y del proceso revolucionario, que había que defender; y después, un buen amigo de Rosita, de importante posición económica en México, le regala una alfombra roja; y cada día le hacía llegar un ramo de flores”.

    “La prensa mexicana de derecha atacó a Rosita, la insultó; y al día siguiente fue ese señor a visitarla, y le pide que era mejor que no se metiera en política; y ella le responde, «no se puede ser apolítico, hay que tener una posición, nadie es apolítico»”.

    Froilán González comparte además, una historia que le trasmitió el General de Brigada (retirado) del Ministerio del Interior, Luis Martínez Menocal, el primer interventor y luego presidente-director de la Aviación Civil Cubana y autor del libro, Historias de la Aviación Cubana, quien narra una anécdota sobre el regreso de Rosita Fornés a Cuba, luego del triunfo de la Revolución.

    “En diciembre de 1960, Martínez Menocal se dispone a regresar a Cuba, desde Estados Unidos, donde estaba en función de trabajo; y decide tomar el último vuelo de la noche”.

    “Al llegar al aeropuerto de Miami, observó que en el exterior estaban unas 40 personas con pancartas que decían, «Rosita, quédate; Rosita, aquí eres una Reina; No te vayas, aquello se acaba»”.

    “La propaganda contra Cuba era intensa, y cuenta Luis Martínez Menocal, «de pronto, como en una película, veo un taxi; desciende la Gran Vedette de Cuba, Rosita Fornés, y muy decidida y resuelta se dirige a los mostradores de Cubana de Aviación, presentó su boleto, y los manifestantes le gritaban que se quedara”.

    Rosita, el simbolismo de regresar a la Patria

    “Cuando nos dirigíamos a abordar el avión, -sigue el relato de Luis Martínez Menocal-, desde la terraza del aeropuerto le seguían gritando insultos y frases ofensivas; pero ella siguió firme y decidida, rumbo al avión”.

    «Desde esa ocasión, la veo como una firme Miliciana; es una imagen que no puedo borrar; y cada vez que la veo en escena, veo el simbolismo de regresar a la Patria, en medio de las calumnias, mentiras, ataques y agresiones de nuestros enemigos. Así lo sentí cuando informaron de su muerte en Miami, y su última voluntad de volver para Cuba».

    Y cierra el testimonio trasmitido por Luis Martínez Menocal, «Para mí, es la miliciana Rosita Fornés, de aquellos años, la que regresaba».

    Cuba le rinde tributo a la Gran Vedette, Rosita Fornés, despedida con el aplauso que reconoce también el simbolismo de regresar a la Patria.

     

    En la primavera de 1976, Rosita Fornés viajó a la capital mexicana después de largos años de ausencia. Allí el canal 13 de televisión le dedica este especial que revalidó su condición de Primera Vedette de América:


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

       Lya      Cuba

    18.06.2020 - 8:41 am

    " Rosita, el simbolismo de regresar a la Patria", el más grande de los símbolos, que podrían atribuírseles a Rosita. Siempre la admiramos por eso. Mi abuela también regresó de los EEUU, después de trabajar un tiempo allá, regresó con los suyos a la nueva y revolucionaria Cuba. Mi abuela tanto la admiraba y la seguía! Vivan las dos en mi corazón.


    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020