Rubn Martnez Villena, el gran poeta y luchador revolucionario

2020-01-16 08:50:07 / web@radiorebelde.icrt.cu / Vctor Prez Galds

Rubn Martnez Villena, el gran poeta y luchador revolucionario

Hay seres humanos que, aunque hayan tenido una vida breve, han quedado para siempre en la historia de su pueblo. Ese es el caso del joven poeta y revolucionario cubano Rubén Martínez Villena quién falleció el 16 de enero de 1934 cuando sólo contaba 34 años.

Acerca de la trascendencia y vigencia de la vida y obra de Rubén Martínez Villena, el máximo líder de la Revolución Cubana Fidel Castro se refirió en el discurso pronunciado el 26 de julio de 1973 pronunciado en Santiago de Cuba.

Al hacer referencia al poema Mensaje Lírico Civil creado por Villena, Fidel manifestó en el acto que se efectuó con motivo de la celebración del aniversario 30 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes:

Rubén Martínez Villena en encendidos versos patrióticos escribió un día:

Hace falta una carga para matar bribones,
para acabar la obra de las revoluciones,
para vengar los muertos que padecen ultraje,
para limpiar la costra tenaz del coloniaje,
para no hacer inútil, en humillante suerte,
el esfuerzo y el hambre, y la herida y la muerte;
para que la República se mantenga de sí,
para cumplir el sueño de mármol de Martí;
para que nuestros hijos no mendiguen de hinojos,
la patria que los padres le ganaron de pie...

Desde aquí te decimos, Rubén: el 26 de Julio fue la carga que tú pedías.

Fue a finales del siglo XIX cuando se produjo el nacimiento de Rubén Martínez Villena, el 20 de diciembre de 1899 en el poblado de Alquízar.

Rubn Martnez Villena, el gran poeta y luchador revolucionario

Desde la etapa de la infancia su familia se trasladó hacia La Habana donde realiza sus estudios primarios. Posteriormente ingresa en el Instituto número uno de La Habana. Cursa el bachillerato en Letras y Ciencias. Se gradúa en 1916. Inmediatamente comienza a trabajar como maestro auxiliar en una escuela. En septiembre de 1916 matricula en la Escuela de Derecho de la Universidad de La Habana. Al año siguiente escribe su primer artículo en prosa conocido: Luis Padró, como homenaje a su maestro recientemente fallecido. Hacia 1918 trabaja en un bufete como auxiliar. Después fue secretario particular del prestigioso investigador cubano Fernando Ortiz.

Rubn Martnez Villena, el gran poeta y luchador revolucionario

En 1920, inicia la peña literaria del Café Martí junto a Andrés Núñez Olano y Enrique Serpa y colabora con varias publicaciones. También se relaciona con jóvenes con inquietudes revolucionarias como Pablo de la Torriente Brau y Julio Antonio Mella. Ya desde 1920 las revistas habaneras comenzaron a publicar sus poemas. Ésta fue la época en que, al decir de su amigo Raúl Roa García “cristaliza en arrebatados sonetos su fogoso patriotismo”. En 1921 se recibe de abogado.

Más allá de su labor como poeta en el año 1923 en el que elabora además su Mensaje Lírico Civil, cobra connotación cuando participa el 18 de marzo en el acto que se había organizado en La Habana por el club Femenino de Cuba en homenaje a la doctora, profesora y activista femenina uruguaya Paulina Luisi. La actividad tenía lugar en la sede de la entonces Academia de Ciencias Físicas, Médicas y Naturales de La Habana, en la calle Cuba número 460 en la Habana Vieja. El orador principal sería el ministro de Justicia del gobierno cubano quién estaba involucrado en la aprobación de un turbio negocio que se había hecho relacionado con la venta del convento de Santa Clara de Asís, ubicado en la Habana Vieja.

Cuando el ministro avanzaba hacia la tribuna para pronunciar el discurso previsto de pronto varios jóvenes se paran y uno de ellos, Rubén Martínez Villena, expresa con firmeza:

Perdonen la presidencia y la distinguida concurrencia que aquí se halla que un grupo de jóvenes cubanos, amantes de esta noble fiesta de la intelectualidad, y que hemos concurrido a ella atraídos por los prestigios de la noble escritora a quien se ofrenda este acto, nos retiremos. En este acto interviene el Doctor Erasmo Regüeiferos, que, olvidando su pasado y actuación, sin advertir el grave daño que causaría su gesto, ha firmado un decreto ilícito que encubre un negocio repelente y torpe…

Los jóvenes se retiran del local y de inmediato trece de ellos firmaron un manifiesto que fue entregado a los periodistas en el que denunciaban la corrupción existente en el país. En la historia ello quedó registrado como la Protesta de los 13.

Rubn Martnez Villena, el gran poeta y luchador revolucionario
Integrantes del llamado Grupo Minorista.

Por este hecho Villena fue procesado. El día 21 de marzo fue encarcelado, lo cual acrecentó su determinación de continuar luchando. En 1925 él es el abogado defensor en el juicio que se le sigue a Julio Antonio Mella que había sido acusado de hacer injurias contra el presidente del país. En junio de ese año publica un artículo titulado: “Cuba para la Humanidad”, en una de cuyas partes manifiesta:

Laboremos sin tregua por la unión de los pueblos de nuestra raza para el bien y la felicidad del mundo

En el propio 1925 termina la publicación de “Venezuela Libre” y acompaña a Mella y otros notables luchadores revolucionarios en la fundación de la Liga Antimperialista. Dirige la Revista América Libre, la cual sale públicamente el primero de abril de 1926. En ella expone su posición latinoamericana y antimperialista. En enero de 1927, a través del Heraldo de Cuba y de la revista Carteles, aparece escrito el manifiesto que dirigía conjuntamente con una serie de intelectuales, protestando enérgicamente por la invasión de Nicaragua por los marines yanquis. En ese año redacta un manifiesto del Grupo Minorista al cual se había integrado con antelación y entre sus puntos fundamentales señalaba que sus miembros lucharían por la independencia económica de Cuba y contra el imperialismo yanqui y agrega que igualmente lo harían “contra los desafueros de la pseudodemocracia, contra la farsa del sufragio y por la participación efectiva del pueblo en el gobierno”.

En septiembre de 1927 se hace cargo de la asesoría legal de la Confederación Nacional Obrera de Cuba, e ingresa en el Partido Comunista. Posteriormente llega a ser uno de los miembros del Comité Central de esa organización partidista. Rubén se convierte en un líder admirado por los obreros cubanos. En enero de 1928 redacta el manifiesto del Comité Central del Partido contra la Conferencia Panamericana realizada en la Habana. Dirigió también la huelga del Gremio de los Zapateros, en julio de ese año.
Rubn Martnez Villena, el gran poeta y luchador revolucionario
Ya en esa etapa se enfrentaba resueltamente a la dictadura de Gerardo Machado. En 1929, tras el asesinato de Julio Antonio Mella en la capital mexicana el 10 de enero, dirige las protestas más firmes a nombre del Partido y de los que fueron profesores de la Universidad Popular “José Martí” que había fundado Mella en Cuba unos años antes.

Ya Rubén tiene problemas de salud. Pero no descansa. Continúa su labor revolucionaria en forma resuelta, redacta artículos, manifiestos y pronuncia discursos. Se relaciona directamente con los trabajadores en fábricas y talleres. Organiza sindicatos. Predica la ideología marxista-leninista y con su toga de abogado defiende a los desposeídos y a los dirigentes obreros encarcelados o perseguidos. Rubén organiza significativas huelgas en julio de 1929 y también el 20 de marzo de 1930, ésta última paralizó al país por más de 24 horas.

En los años iniciales de la década del treinta la dictadura machadista intensifica la represión. Incluso Machado había ordenado el asesinato de Villena. Entonces él salió hacia Nueva York y en septiembre de 1930 se dirigió a Moscú para participar como delegado de la Confederación Nacional Obrera de Cuba, en el Congreso de la Internacional Roja. En esos instantes ya Rubén presentaba una salud muy resquebrajada. Sus pulmones destrozados por la tuberculosis necesitaban cuidados especiales. Es atendido en sanatorios de la entonces Unión Soviética durante un tiempo. Tal vez hubiera podido mejorar y prolongar su existencia, pero Rubén anhelaba retornar a Cuba, seguramente porque tenía la certeza que su enfermedad no tenía cura y deseaba dedicarle las últimas energías de su existencia a la lucha contra la dictadura machadista.

Sale de Moscú en 1933. Pasa nuevamente por Nueva York, pero sólo reside allí unos dos meses. Seguidamente llega a Santiago de Cuba y después se dirige a La Habana. Rubén desempeña un papel esencial en la dirección de la huelga general que se realiza el 12 agosto de 1933 y que provoca el derrocamiento de la dictadura de Gerardo Machado. Poco tiempo después tiene que ser internado en el Sanatorio Antituberculoso La Esperanza de Topes de Collantes, pero ya nada pudo hacerse para lograr preservarle su existencia. Su vida extremadamente breve se ha prolongado y enriquecido en la historia lo que hace honor a lo que él expresara en acciones y en versos, particularmente en su poema "La pupila insomne" en el que aseguró:

Tengo el impulso torvo y el anhelo sagrado
de atisbar en la vida mis ensueños de muerto.
¡Oh, la pupila insomne y el párpado cerrado!
(¡Ya dormiré mañana con el párpado abierto!)

Rubn Martnez Villena, el gran poeta y luchador revolucionario



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015