Rubén Paz, un ejemplo de perseverancia y amor al béisbol

2016-01-19 19:34:11 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yirsandy Rodríguez Hernández

Rubén Paz, un ejemplo de perseverancia y amor al béisbol. Foto: Reinier  Batista
Rubén Paz, un ejemplo de perseverancia y amor al béisbol. Foto: Reinier  Batista

Las Tunas, Cuba.- Mucho antes de verlo jugar, ya me llamaba la atención el veloz hombre proa de los Leñadores, Rubén Paz.

Aunque no comenzó como titular, el guardabosque de 21 años, ha sido un ejemplo más de lo que puede alcanzar un ser humano cuando la perseverancia está presente en su enfoque.

Hoy, tras 64 juegos de pelota, despunta como fuerte aspirante al galardón de novato del año, y aunque no es un seguidor de los números –‘nos confiesa’- tiene la posibilidad de implantar algunos records para novatos, sobre todo intentando quebrar la marca de promedio de bateo de Yasser Gómez, quien registró .358, hace 19 años, en la 37 Serie Nacional.

Paz, natural de Bayamo, intentó hacer el grado par de años en el equipo Granma, y alcanzó uno de ellos, pero quedó en la reserva durante los 87 partidos, sin recibir un chance para debutar.

En 2015, se trasladó a jugar en Las Tunas, y vio en la Serie Nacional Sub-23, su primera oportunidad.

Ahí aprovechó la confianza de tener un puesto para desarrollarse en el quehacer diario, y en 36 partidos promedió .297/.331/.795, con 6 vuelacercas –solo superado por el líder Jeans Rodríguez-, igual número de robos y 22 remolcadas.

Su actuación le dio méritos para integrar la preselección del elenco provincial, y más tarde el roster a la edición 55 de la pelota cubana.

Pero en un equipo con jardineros establecidos como Jorge Yhonson, Andrés Quiala y Yunieski Larduet, Paz no estaba en los planes iniciales del piloto Ermidelio Urrutia, para un papel de titular en la alineación.

Y como siempre, la actuación en el diamante es la que dicta quien se queda o se va, y la perseverancia del talentoso jardinero, superó la mala racha de Yunieski Larduet, y la peor temporada con el madero, de Jorge Yhonson.

Los primeros 21 partidos fueron suficientes –y demasiado tiempo- para que Urrutia asumiera que debía echar mano a su banca. Ahí estaban varios jugadores esperando su coyuntura.

Rubén era una de las piezas con más utilidad, por su capacidad para correr, defender en los jardines, y quizás ocupar el primer turno al bate –donde aún no aparecía un bateador con la paciencia y la consistencia de hacer el trabajo.

No obstante, su momento llegó en una dura sub-serie donde enfrentaban a Matanzas. Ese día Urrutia, lo utilizó como remplazo defensivo, y al día siguiente lo colocó en el line up para probarlo.

Esa era la oportunidad que necesitaba el “bayamés”, aun cuando se mediría a un cuerpo de lanzadores que no era de los más gentiles.

Su prueba de fuego comenzó el 25 de septiembre, en desafío que inició el zurdo –actual líder en ponches- Yoanis Yera.

Pero el buen contacto, ritmo de su swing, y la velocidad que lo convierte en un bateador-corredor infalible, hicieron de él una noche casi perfecta, con foja de 5-4, con dos dobles e igual número de anotadas.

Si tienes una noche así, es difícil que no inicies en el orden ofensivo al día siguiente. Y si tienes un rendimiento como el que desplegó de ahí en adelante, bateando de jit en 13 desafíos al hilo, es casi imposible que vuelvas a visitar la banca.

Ese mes de septiembre, terminó bateando para .417/.417/.1.084, aunque no tomó boletos, pues su típica manera de embasarse se redujo a hacerle swing a los primeros tres envíos, y no viendo muchos pitcheos.

En octubre mejoró de manera impresionante, con numeritos que fueron catalizándolo como uno de los más cumplidores primeros bates. Promedió .355/.432/.932, con 23 carreras producidas, y una defensiva intachable en 54 chances, en 172 inning jugando el jardín central y el izquierdo.

Esta ha constituido parte de su historia y debut en el béisbol nacional, que pienso ha sido muy satisfactoria, siendo un jugador que aún proyecta mucho más, y que no encuentra límites a la hora de mejorar, aprender y superar las deficiencias para seguir venciendo metas personales.

En mi visita al parque Julio Antonio Mella, era evidente sacar un espacio para conocer más sobre el talentoso jugador [Rubén Paz] que exhibe el número 38 en su espalda.

Antes del primer choque contra Granma, el pasado miércoles 13 de enero, pactamos una conversación después del juego, pues no lo quise molestar mientras tomaba su práctica de bateo, para un importante enfrentamiento donde iba a ser el tercer bate.

Desde el principio me agradó su manera sencilla de expresarse, y su humildad, la forma en que ama el juego de béisbol y defender su camiseta.

Yirsandy Rodríguez: ¿Cómo asumiste el reto de ir a otra provincia a luchar por un puesto en la Serie Nacional?

Rubén Paz: “Siempre salgo al terreno a darlo todo, lo mejor de mí”. “Así que vine a medirme en Las Tunas, para buscarme un puesto dentro del equipo. Comencé por el Nacional Sub-23, donde fui segundo en jonrones con 6, y promedié –casi .300- para .297.

“Mi consigna ha sido salir a pelear inning a inning, y lanzamiento por lanzamiento”. “El chance lo aproveché al máximo, y estoy satisfecho hasta ahora con lo que he podido hacer en el orden personal y para el bien del elenco”.

-¿Cuéntame cómo alcanzaste con tanta paciencia en tu enfoque que no eras el jugador regular, para así prepararte en busca de la titularidad?

-“Me concentré en todo, pero más en hacer las cosas pequeñas, “tú sabes”, esas que hacen la diferencia”. “Aprovechar cada entrenamiento, pulir cada deficiencia, y prepararme tanto al bate como en la defensa”. “Creo que esa clave ha sido lo que me ha conllevado a tener este resultado ahora”.

Te he visto tocar bien la bola, pero sobre todo, efectuar una gran carrera de home a primera, incluso ante grandes defensores como Yulieski Gurriel.
Sin embargo, has tenido 6 intentos de robo esta temporada, y no has podido alcanzar la almohadilla siguiente.

¿Algún detalle pendiente para hacerte un buen robador, teniendo en cuenta que gozas de una gran velocidad de piernas?

-“Pienso que al dar el salto a este nivel de béisbol, como novato es difícil robar bases, aun teniendo buena velocidad”. “He detectado que tengo que mejorar el brinco a la hora de salir para segunda o tercera base”. “Tomarle el tiempo a los lanzadores, ha sido lo más complicado que no he alcanzado concretar”. “Pero sí, me gusta robar bases y pienso superar esos errores”.

¿En cuál jardín te gusta desempeñarte más en el béisbol?

-“Prefiero jugar en el jardín central”. “Ahí es donde me desplazo mejor y más fácil me hallo a la hora de fildear”. “Es donde más he jugado desde pequeño”. “He podido desempeñarme en los tres, pero prefiero el del centro”.

¿Qué ajuste táctico has hecho ahora que estás como tercer madero en la alineación?

-“Sí, siempre se van haciendo ajustes, porque no son iguales los turnos ofensivos”. “El profesor Ermidelio Urrutia, habló conmigo para suplir a Danel Castro, nuestro tercer bate, que está fuera por una lesión”. “Y, pienso que he trabajado lo mejor posible para el buen del conjunto”.

¿Alguna presión extra al cambiar de ser el hombre proa a estar en el tercer turno?

-“Por supuesto, siempre hay presión, y mucha”. “Suplir a Danel Castro, no es cosa fácil”. “Mis compañeros siempre quieren que todo salga lo mejor posible”. “Yo aporto mi granito de arena, y pienso que la clave –como te comenté antes- ha sido mantener el enfoque y la concentración en cada situación de juego”.

“Como primer bate el trabajo era diferente”. “Me pedían embasarme, meterme más en conteo”. “Ahora voy a encontrar un poco más de corredores, y espero remolcar algunas carreras más”.

¿Cuáles son las aspiraciones que tienes en el béisbol?

-“Primero que todo dar lo mejor por mi elenco”. “Y, lo que para nadie es un secreto, buscar el galardón de novato del año”.

“En un futuro cercano, integrar la selección nacional en algún evento internacional.

Al terminar la jornada de hoy, Paz cerró con 68 jits en 192 turnos, –amenazante rompe record- promediando para .354.

Él tiene todo para alcanzar el record, teniendo en cuenta lo que proyecta y lo que hemos visto hasta ahora. Aunque la marca impuesta por Yasser Gómez, no es nada fácil de superar.

Lo mejor sería no presionarlo con números. Su velocidad, y el contacto que posee con el swing, podrían darle chance a sumar una buena actuación en los 21 juegos restantes.

Desde 1998 –hace 18 años-, cuando Norlis Concepción consiguió el galardón al mejor debutante, ningún otro bateador de Las Tunas, ha podido obtener ese honor en una temporada.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015