SAF, un programa indispensable y perfectible (+ Audio)

2015.03.12 - 06:46:14 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ivn Morales Morales

Sistema de Atencin a la Familia o SAF

No pocos factores han propiciado un acelerado proceso de envejecimiento entre la población cubana en los últimos tiempos. Cada vez son más quienes peinan canas y menos los nacimientos. La balanza no encuentra el necesario equilibrio e insiste en inclinarse inexorablemente hacia el lado de los más “experimentados”.

Tan preocupante desproporción ha dado el impulso necesario para crear programas en favor de quienes ya regresan en el camino de la vida luego de dedicar su existencia a legarnos el presente. Uno en particular llama la atención por su elevada carga social, al dar cabida a los abuelos y abuelas de bajos recursos y garantizarles la alimentación diaria.

Se trata del Sistema de Atención a la Familia –o SAF, como se les conoce popularmente entre la ciudadanía-, espacios donde a precios módicos estas personas consumen desayuno, almuerzo y comida, tal vez no con la variedad o cantidad deseada, pero con una aceptable elaboración y en un ambiente bastante higiénico. Al menos así lo pude constatar en los sitios que visité.

Entre los beneficiados los criterios son favorables en su mayoría. Tal vez una menor reiteración en ciertos platos o aumentar el gramaje (cantidad) de cuanto se sirve son las peticiones más comunes.

Sin embargo, hay un aspecto que incide de forma negativa desde hace apenas unos meses atrás en tan necesario programa. Tiene que ver con la imposibilidad de que los comensales recojan sus alimentos de una sola vez, debido a determinadas afectaciones de salud surgidas entre los más añosos de la familia.

La medida, para evitar que se repitieran situaciones como esas, fue establecer –algo que ya estaba pautado desde el 2007, pero que nunca se aplicó a cabalidad- la obligatoriedad del cumplimiento de la Resolución 40 del Ministerio del Comercio Interior. La normativa estipula, entre sus aspectos, los horarios para brindar el servicio en las instalaciones.

Quienes requieren de los SAF son en su mayoría personas con discapacidad, y no pocos viven distantes. No obstante, por más que han dejado constancia en las innumerables encuestas sobre su inconformidad, las respuestas recibidas son variopintas y no satisfacen sus requerimientos. Al final, se han visto precisados a viajar tres veces al día. Eso en el mejor de los casos.

Sí, porque otra alternativa elegida por ellos y ellas ha sido no asistir a las comidas y repartir el almuerzo en dos porciones, el mismo que ya de por sí es poco para algunos. Eso quiere decir que se modifica el objetivo final de tan noble programa por hacer pagar a todos por igual. Si bien la regulación previene la reaparición de situaciones negativas como las vividas, rompe con lo hecho hasta aquí.

Una obligada pregunta surge a raíz de ello. ¿Qué sucede con los insumos que se dejan de utilizar? Sí, porque de la totalidad de personas censadas en los SAF son muy pocos los que asisten en cada uno de los tiempos establecidos. ¿No podría ser esa una hendija por donde se escapan los recursos asignados? ¿Cómo se controla dicho fenómeno?

En fin, creo plausible la labor que realiza el Estado para garantizar que nadie quede desprotegido. Mas, considero ineludible buscar otras alternativas menos radicales. Al final, se trata de garantizarles a estas personas una existencia más plena; insuflarle esperanza a quienes lo dieron todo en su tiempo.

No me cabe duda que los organismos encargados ya trabajan en la concreción de ideas que alivien tan triste situación y garanticen que nadie se quede sin comer por no tener la posibilidad de acercarse a los SAF en busca de lo que el país le garantiza. Cuanto antes se perciban los resultados, mejor será.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015