Economía cubana
  • Saturday, 24 de October de 2020
  • San Valentín, Rebelde y el inolvidable periplo (Final) + Fotos

    2015.02.25 - 06:57:09 / web@radiorebelde.icrt.cu / Iván Morales Morales


    Bayamo, Granma. Foto: Iván Morales

    La aurora y los primeros rayos del sol dieron la clarinada para despertar. Aún desperezándonos de la exquisita jornada anterior y el sueño de dos intensos días, estuvimos temprano en el punto de obligado encuentro… el restaurante. Era sábado 14 de febrero.

    Entre besos, abrazos y no pocas felicitaciones degustamos el copioso desayuno. San Valentín “saludaba” al colectivo Rebelde y estos, por su parte, se agradecían los unos a los otros por estar juntos en tan inigualable lugar. Esta vez el frío mañanero no hizo mella en los empeños de deleitarnos en la fecha.

    Partimos junto a los inigualables chóferes que nos acompañaron durante todo el trayecto. Esta vez Gruñón sí mostraba en su rostro lo que parecían ser parte de una sonrisa. Quizá porque –como reza la frase- barriga llena, corazón contento. A su contraparte, Emilio, le sobraban las ocurrencias.

    A la vera del camino que conduce al campismo La Sierrita los residentes del sitio, con una naturalidad y sencillez casi en extinción por otros lares, nos despedían con sonrisas y no pocos hasta luego. Los niños, con su inocencia a cuesta, gritaban y corrían por los patios de tierra de sus casas.

    Tributo –con ofrenda floral incluida- a José Martí en un complejo escultórico ubicado en la confluencia de varias calles de Bayamo. Foto: Iván morales

    Llegamos entonces hasta la parada inicial de esa jornada. En la bellísima Bayamo rendimos tributo –con ofrenda floral incluida- al más universal de los cubanos en un complejo escultórico ubicado en la confluencia de varias calles. Como Martí, nos llevamos a la urbe en el alma para siempre. No hay viajero que no lo haga.

    Hasta Gallardo, una intrincada comunidad que bien pudiera emular con el Macondo del siempre eterno Gabo, pero con unos habitantes que no dudan ni un segundo en dar sus casi escasas posesiones al visitante, nos fuimos. Un campesino en plena faena entre sus verdísimas plantaciones de tabaco saludó a la comitiva. “Hola, mi viejo, le dijimos el unísono”. “Aquí me ven, limpiando las matas. Sigan por ese trillo que allá está el lugar que buscan”.

    Y sí, allí estaba, impasible ante los embates del tiempo, el sitio desde donde partió ese mismo día, pero del lejano 1958, la planta 7RR de la emisora de la Revolución.

    Monumento al lugar donde estuvo escondida la planta de Radio Rebelde en Gallardo antes de su traslado a Altos de Conrado en la provincia de Granma. Foto: Mabel Peña Soutuyo

    Una bellísima tarja se encuentra en donde otrora radicaba la casa de la colaboradora mambisa y del ejército rebelde Encarnación Reyes, progenitora de varios de los participantes de tan necesaria gesta.

    Lúcido y fuerte como un roble a sus 82 años, Neiro Manso García. Foto: Iván Morales

    Lúcido y fuerte como un roble a sus 82 años, Neiro Manso García contó a la colega Alhija Villalón cómo conoció del resguardo y posterior traslado a hombros de la planta hacia su destino final, desde donde un 24 de febrero iniciaría sus transmisiones. Ni siquiera la pérdida de la audición ha hecho mella en este sencillo hombre que fue capaz de mostrarnos con total exactitud dónde estaba situada cada casa en aquellos difíciles años.

    A la sombra de una altísima palma real, este octogenario señor evocó la precariedad en que vivían y narró las vicisitudes de los pobladores y los abusos de los que fueron objeto por ser afectos a las luchas en las montañas. No faltaron en el diálogo las preguntas de los visitantes sobre los artilugios para moverse entre el tupido monte con tanto peso encima y sin ser detectados por la guardia rural.

    Salimos de Gallardo convencidos de que la localidad debe formar parte obligada del recorrido. Para todo trabajador de Rebelde resulta fundamental reencontrarse con su historia, con los pasos iniciales de la emisora creada por el Che y Fidel.

    Atrás quedaban las imágenes de un sitio donde la inestable electricidad y cualquier carencia material posible se diluyen ante la altísima carga de humanidad que poseen quienes allí viven. En el tránsito hacia la ciudad conversamos con una formadora de los muchos niños de ese lugar. Maestra de profesión, guía de los infantes en los niveles primarios.

    El paseo bayamés, con sus muchísimas opciones y una limpieza que sorprende. Foto: Mabel Peña Sotuyo

    El paseo bayamés, con sus muchísimas opciones y una limpieza que sorprende –cuando debiera ser norma en todos lados-, fue el siguiente destino. En una visita relámpago intercambiamos opiniones sobre pesca con Hemingway, discutimos de literatura y mundo con García Márquez y hasta la cantamos a Marilú junto a Formell. Todo gracias a la destreza de unos escultores en cera y al museo donde se guardan con celo tan renombradas figuras.

    No faltó en el brevísimo itinerario el encuentro con los colegas de la bella emisora provincial CMKX Radio Bayamo y de Radio Ciudad Monumento. El dios Cronos apremiaba y el retorno a La Sierrita se hacía inminente. Allá nos esperaba el gélido río donde unos pocos valientes se zambulleron en sus aguas, apertrechados de un líquido que hace maravillas entre sus consumidores.

    Quinteto Rebelde. Foto: Mabel Peña Soutuyo

    Las celebraciones en la noche de amor y de amistad se enriquecieron con las interpretaciones del Quinteto Rebelde, el mismo grupo musical ideado por Fidel y que tenía la función de tocar mientras la muerte se paseaba sobre sus cabezas transformada en bombas y balas. Cosa de locos, pudiéramos pensar. Pero nada más alejado de la verdad.

    Una breve conversación con uno de sus fundadores y actual director, Eugenio Medina Muñoz, propició descubrir que aquellas notas desmoralizaban al enemigo; el mismo que tiraba con todo y recibía como respuesta tonadas y muchas balas. El golpe era demoledor.

    Conformaron la noche la entrega de reconocimientos a los trabajadores del campismo por todas las atenciones para con nosotros, humor del bueno y canciones de José Luis Perales y otros en voz de un vecino del lugar. Al final, tal vez por las reincidentes frías temperaturas, solo unos pocos resistieron hasta bien entrada la siguiente jornada. Hubo de todo entre cinturas, proposiciones y ciertos “malos pasos” provocados.

    Culminaba así la exquisita estancia en la oriental provincia de Granma. Con las primeras luces del domingo 15 de febrero salimos para la capital de todos los cubanos. Fueron días inolvidables que insuflaron aliento a todo un colectivo, y propiciaron la confluencia de colegas de profesión. Valió la pena este reencuentro con la historia de Rebelde que quedará grabado por siempre en la memoria de quienes participamos. Hasta pronto, Bartolomé Masó. Hola, La Habana.

    Un campesino en plena faena entre sus verdísimas plantaciones de tabaco saludó a la comitiva. Foto: Iván Morales
    Un campesino en plena faena entre sus verdísimas plantaciones de tabaco saludó a la comitiva. Foto: Iván Morales

    Entrada del Museo de Cera en Bayamo. Foto: Iván Morales
    Entrada del Museo de Cera en Bayamo. Foto: Iván Morales

    En una visita relámpago intercambiamos opiniones sobre pesca con Hemingway. Foto: Iván Morales
    En una visita relámpago intercambiamos opiniones sobre pesca con Hemingway. Foto: Iván Morales

    Discutimos de literatura y mundo con García Márquez. Foto: Iván Morales
    Discutimos de literatura y mundo con García Márquez. Foto: Iván Morales

    Hasta le cantamos a Marilú junto a Formell. Foto: Iván Morales
    Hasta le cantamos a Marilú junto a Formell. Foto: Iván Morales


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

       Liz      Cuba

    25.02.2015 - 5:49 pm

    Le dan a uno ganas de hacer el viaje, solamente de leer tus vivencias. Encontrarnos con la historia siempre es una forma saludable de recordar nuestras conquistas, en todos los ámbitos.


       Adelaida Oñates      Cuba

    25.02.2015 - 4:37 pm

    Lindos trabajos, y no solo lindos sino interesantes. Describes y descubres a los que no han visitado esos lugares detalles de nuestra tierra. Crecen sentimientos al leer tu trabajo y te felicito.


       Adelaida      Cuba

    25.02.2015 - 4:10 pm

    Ivan ,has tocado con maestria de periodista una cita con la historia, ojalá muchas personas visitaran esos lugares que dicen mucho de Cuba y de los cubanos. Gracias por este trabajo tan interesante. Adela


    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020