Si se rompe, ¿se compone?

2018-06-14 13:01:40 / web@radiorebelde.icrt.cu

Si se rompe, ¿se compone?

Por mucho tiempo ha sido una exigencia reiterada que los arreglos o inversiones en espacios públicos se acompañen de la obligación por parte de la entidad involucrada de reponer o devolverle su estado original al lugar afectado por la reparación.

Con sus altas y sus bajas, sus chapucerías y sus bueno trabajos, al menos ya casi todas las entidades que suelen intervenir en las áreas citadinas tienen clara esa responsabilidad, aunque todavía deba incrementarse la exigencia de esas acciones recuperativas por parte de los gobiernos locales en todos sus niveles.

Pero no siempre quien rompe pertenece a una empresa de servicio estatal, ni quien compone lo hace de manera oportuna.

Hay emergencias, roturas que se presentan en barrios y comunidades, o que afectan las redes técnicas de viviendas particulares, cuya solución la toman por su propia mano los moradores o el vecindario.

Y en tales ocasiones, muchas veces si se rompe, no se compone, o solo se hace de una manera bastante primitiva que no logra devolverle a la calle, o a la acera, o a cualquier otro elemento del espacio común, su estado original.

Si se rompe, ¿se compone?

El tema es controvertido porque las empresas de servicios muchas veces no consiguen llegar a ese nivel de solución puntual que puede necesitar la urgencia impostergable de un hogar o una familia. Pero eso tampoco otorga el derecho a romper, sin luego arreglar.

Terminar un trabajo que arranca dentro de la casa, pero implica una solución que sale de sus límites puede resultar por otra parte costoso y no siempre asequible a las posibilidades o requerimientos técnicos de un particular. Es más, a veces aunque se intenta paliar el daño, el resultado deja mucho que desear en cuanto a calidad en la terminación.

Para articular respuestas locales a este tipo de disyuntiva los consejos populares y delegados de circunscripción tendrían que poseer quizás una capacidad presupuestaria, aunque fuera mínima, que les permitiera movilizar determinados recursos para ayudar a ese tipo de soluciones a nivel del vecindario, en lo cual podría ser de gran ayuda las formas de gestión no estatal que existen en la comunidad.

Pues lo que sí parece seguro es que las personas siempre buscarán resolver su problema ante una emergencia, aunque ello implique picar la acera o la calle para buscar una tubería o un drenaje pluvial, y ese tipo de arreglos no podrá esperar por las calendas griegas o las grandes inversiones que repongan todo en su lugar.

Lo que sí no debiera suceder es que vivamos con la zozobra del deterioro comunal, y con el susto eterno que podríamos resumir en una variante de aquel estribillo tan popular: si se rompe ¿se compone?

Si se rompe, ¿se compone?


(Haciendo Radio)



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015