SOS, ellos estn en peligro

2018-07-19 10:18:39 / web@radiorebelde.icrt.cu / Luca Sanz Araujo

SOS, ellos estn en peligro

Ahí están el orangután, el elefante africano, el cachalote, el oso polar, el canguro y nuestro almiquí (Solenodon cubanus), insectívoro endémico de la mayor de las Antillas, considerado una verdadera joya.

Me refiero a la emisión "Fauna en peligro de extinción" puesta a circular por la Administración Postal de la mayor de las Antillas a fines del pasado año, en la cual aparecen reflejadas especies de la fauna que se hallan amenazadas, especialmente, por factores antrópicos.

Resulta muy orientador para especialistas, pero sobre todo para un público general, la inclusión en cada pieza: seis sellos y una hoja bloque, de la categoría, en el caso particular del almiquí (EN), que significa que se halla en peligro.

SOS, ellos estn en peligro

Y ya que nos referimos a esta especie, debe saber que habitó en todo el archipiélago, aunque su densidad poblacional fue siempre muy baja, pasó inadvertido para los colonizadores hispanos, y en los residuarios aborígenes sus osamentas son realmente escasas.

De hábitos nocturnos, su dieta es muy variada: arañas, gusanos, insectos, mariposas, moluscos terrestres, anfibios, reptiles, huevos y polluelos de aves que anidan en el suelo. En una noche consume el 25% de su peso en alimentos; y habita en madrigueras construidas a manera de túneles que llegan a medir hasta 27 metros, en ellos tienen sus nidos recubiertos por hojas de bromelias.

Sus poblaciones han disminuido debido a la destrucción de su hábitat, los bosques naturales, así como por la depredación que sufre por los gatos y perros jíbaros.

En el Museo Nacional de Historia Natural, en La Habana Vieja, podemos apreciar dos ejemplares del almiquí. Ambos fueron colectados en el año 1877, en las lomas de Bayamo, por el naturalista alemán Johann Christoph Gundlach, quien laborara en Cuba durante dos décadas.

SOS, ellos estn en peligro

Taxidermiados por el propio Gundlach, fueron expuestos por vez primera en la hacienda El fundador, residencia de la familia de Carlos Booth, a orillas del río Canímar, en la occidental provincia de Matanzas.

Más tarde, el investigador alemán los mostraría en su hacienda El Refugio, donde almacenaba y exhibía sus colectas. Ya en 1892, Gundlach vendió toda su colección al gobierno colonial español.

Al crearse, tras el triunfo revolucionario de 1959, la Academia de Ciencias de Cuba, los dos ejemplares de almiquí fueron depositados en el citado museo y desde entonces formaron parte de sus primeras exhibiciones en el Capitolio de La Habana. Hoy tú puedes apreciarlos en el actual emplazamiento del museo, en la Calle Obispo, frente a la Plaza de Armas, en pleno corazón de La Habana Vieja.

SOS, ellos estn en peligro



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015