Supuestos “incidentes” en La Habana: historia sin sustento (+Audio)

2018-09-05 17:08:31 / web@radiorebelde.icrt.cu / Angélica Paredes López

Supuestos “incidentes” en La Habana: historia sin sustento


Le proponemos escuches y descargues el trabajo radiofónico de nuestra periodista Angélica Paredes López directamente desde nuestro Canal de iVoox.

Algunas versiones que circulan en los medios digitales de comunicación y en las redes sociales acerca de los supuestos “incidentes” ocasionados a diplomáticos norteamericanos en La Habana, parecen salidas de una película de ciencia-ficción. Son historias insólitas, sin sustento, sin argumento, sin pruebas.

Recordemos que esta película de pésimo guión, comenzó por la teoría de “ataques sónicos”, que no resistió el examen de la comunidad científica y de las investigaciones realizadas por ambos países.

Luego, acudieron a la hipótesis de un ataque viral que fue desmoronado por falta de sustento. Más tarde hablaron de una contusión cerebral, pero para esta versión tampoco existen evidencias. Y, hace apenas unos días, se agarraron de la teoría de que pudieran ser “ondas” emitidas por microondas. Esta nueva hipótesis, tan absurda como las anteriores, fue publicada el pasado primero de septiembre en el New York Times.

Supuestos “incidentes” en La Habana: historia sin sustento

Haciendo un resumen: en agosto de 2017 se hablaba de “ataques acústicos”; a finales del pasado año apareció la hipótesis de un virus; a inicios de 2018 se hizo referencia a conmociones cerebrales sin efectos físicos; y ahora “culpan” a las ondas de microondas, por cierto, un tipo de onda muy presente en la modernidad de estos tiempos.



En ese contexto de manipulación política que perjudica a ambos países, Cuba reitera que no ha existido ni ataque, ni acto deliberado, contra ninguno de los diplomáticos norteamericanos; y esa gran verdad, el Departamento de Estado la conoce.

Mientras contra Cuba se generan todo tipo de patrañas acerca de los supuestos “incidentes” contra diplomáticos del norteño país en La Habana; el Departamento de Estado se empeña en incriminar acusaciones sin basamento alguno. Pese a la carencia de evidencias, Estados Unidos busca pretextos para afectar las relaciones entre los dos países y retrotraer los avances alcanzados a partir de los anuncios del 17 de diciembre de 2014.

En la actualidad, la Embajada estadounidense en la capital cubana mantiene paralizados los servicios consulares para los cubanos, afectando los nexos entre las familias que viven en dos países vecinos.



Bajo el argumento de supuestos riesgos de seguridad, el Departamento de Estado redujo drásticamente el número de diplomáticos destinados en Cuba; y declaró a La Habana como un puesto no acompañado, lo que implica que los funcionarios deben permanecer en el país sin sus familiares y el tiempo de estancia se reduce a un año.

A raíz de esta situación enrarecida y manipulada, Estados Unidos exigió la salida de 17 diplomáticos de la Embajada cubana en Washington, lo que impactó considerablemente la capacidad de funcionamiento de la misión de Cuba en ese país.

En estas circunstancias, también se mantiene en vigor una alerta de viaje que recomienda a los estadounidenses ejercer precauciones extras en sus viajes a Cuba. Recordemos que debido al bloqueo, los ciudadanos norteamericanos no pueden hacer turismo en a mayor Isla del Caribe.

A esta historia, manipulada y sin sustento, se añade ahora que Estados Unidos considera a las ondas de microondas como las “principales sospechosas” de los síntomas reportados por miembros de su personal de la Embajada en La Habana. Pero lo cierto es que pasaron de “ataques acústicos”, a virus, a conmoción cerebral, y a ondas de microondas, sin que se presente una evidencia, una prueba concreta.

Supuestos “incidentes” en La Habana: historia sin sustento

Este comportamiento errático no nos sorprende. Lo que sí resulta paradójico es que el país que desarrolla las más sofisticadas tecnologías e invierte miles de millones de dólares para los más variados fines, en todo el mundo, no logre identificar el origen de los presuntos “incidentes”.

Desde su comienzo, esta situación fue tomada con suma seriedad por las autoridades cubanas. Por indicación del más alto nivel del Gobierno se inició una investigación exhaustiva con el mayor grado de prioridad.
 



Cuba siempre ha expresado la voluntad y la importancia de establecer una verdadera cooperación entre las autoridades de ambos países, con el fin de intercambiar con expertos e investigar profundamente los hechos.

Sin embrago, como era de esperar, los oportunistas de siempre, los que nunca asumieron que Cuba y Estados Unidos pudieran establecer un puente civilizado más allá de sus profundas diferencias, se agarraron de la situación y no han perdido la oportunidad para intentar presentar al país como responsable de los alegados incidentes contra diplomáticos estadounidenses y presionar al Gobierno de los Estados Unidos a adoptar medidas que impliquen un mayor retroceso en las relaciones bilaterales.

La pregunta es: ¿A quién beneficia una regresión de los vínculos entre Cuba y Estados Unidos?

Si usted tiene la respuesta, encontrará más fácil las claves para poder comprender esta insólita calumnia contra un país que exhibe una historia impecable en su más de cincuenta años de diplomacia revolucionaria.
 



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015