Tropezar con la misma piedra

2018-12-06 22:07:43 / web@radiorebelde.icrt.cu

Tropezar con la misma piedra

A veces nos resignamos a algunas conductas nuestras nada edificantes que podríamos quizás evitar, pero preferimos justificarlas de muchas maneras.

El famoso refrán de que los seres humanos somos los únicos animales que tropezamos dos veces con la misma piedra es un buen ejemplo de esa filosofía.

Cierto es que como toda la sabiduría popular, la frase sintetiza esa condición de las personas de ser susceptibles al error, incluso de forma reiterada.
 

Tropezar con la misma piedra

Pero atención. También debemos ser capaces de un aprendizaje que no nos acomode a la idea de equivocarnos una y otra vez, de forma incluso obstinada y hasta complaciente.

Lo alerto porque tampoco hay que presumir de lo que se hace mal. Y parecería que en determinados contextos laborales y hasta familiares, hay quienes se escudan en la idea de ese tropiezo reiterado con un obstáculo similar para reincidir una y otra vez, ya sea en maltratos, chapucerías, u otras acciones incorrectas.

Resulta poco inteligente eso de reiterar o repetir errores, por muy falible que puede ser la especie humana. Sobre todo cuando en lugar de sentir culpa casi parecería que se muestra cierto orgullo por tales reincidencias.

No dar una buena atención al público, no mostrar consideración y respeto a las otras personas, incurrir en ilegalidades e indisciplinas sociales, no ser capaces de actuar con civilidad en los espacios públicos, no son piedras con las cuales se deba tropezar una y otra vez con impunidad.

Porque en ocasiones eso es lo que se persigue con esa concepción displicente hacia los errores continuados. Demostrar que el hecho incorrecto es algo que está más allá de nuestra voluntad, una consecuencia inevitable y, por tanto, excusable.

También ocurre incluso con actitudes en las relaciones interpersonales que se atribuyen a patrones culturales o tradiciones, como si estas costumbres o modos de hacer no pudieran modificarse a partir de nuestra convicción y, sobre todo, del reconocimiento autocrítico de que estamos ante un problema que podemos y debemos resolver.

 

Tropezar con la misma piedra

Pienso en rasgos como el machismo, la violencia, los prejuicios y actitudes discriminatorias, que con frecuencia se quieren justificar o naturalizar como “lo normal”, lo que no es posible variar porque “siempre ha sido así”, o “resulta muy difícil de cambiar”. Son tropezones con verdaderas piedras, que en efecto se pueden repetir, pero con los cuales no nos podemos conformar.

Pues en última instancia aceptar que está bien, o que no tiene consecuencias negativas, o que no podemos dejar de tropezar dos o más veces con la misma piedra a lo largo de nuestras vidas, es cuando menos, una actitud muy poco inteligente.


(Haciendo Radio)



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015